Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Virtualización: Acuerdo Microsoft- Red Hat

[18/02/2009] El acuerdo de virtualización anunciado el pasado lunes 16 de febrero entre Microsoft y Red Hat muestra la creciente necesidad de que los comercializadores garanticen a los clientes la factibilidad de acceder al soporte de plataformas cruzadas para aplicaciones que se ejecutan en entornos virtualizados.

Bajo los términos del acuerdo, que se mencionan tanto en el blog de Peter Galli, gerente senior del área de Open Source Community de Microsoft; como en el blog de Mike Neil, gerente general del área de Virtualización de Microsoft; ambas compañías validarán y ofrecerán soporte al cliente para cada uno de los otros sistemas operativos en sus tecnologías de virtualización.
Concretamente, Microsoft ofrecerá soporte para los usuarios invitados de Red Hat Enterprise Linux 5.2 y 5.3 en todas las ediciones de Windows Server 2008 Hyper-V y Microsoft Hyper-V Server 2008. Por su parte, Red Hat prestará soporte a los invitados en Windows Server 2003 SP2, Windows 2000 Server SP 4 y Windows Server 2008, sobre la tecnología de virtualización de Red Hat Enterprise.
Las compañías también ofrecerán apoyo técnico cooperativo para los clientes que ejecutan Windows Server en Red Hat Enterprise Virtualization y en Red Hat Enterprise Linux sobre Windows Server 2008 Hyper-V. Las futuras versiones de estos productos también se validarán dentro del marco del acuerdo de ambas empresas.
Stephen O'Grady, analista de RedMonk, firma de investigación de código abierto, dijo que el acuerdo pone en relieve cómo incluso los competidores deben cruzar sus líneas divisorias para apoyar a la virtualización, la cual se está convirtiendo en parte integral de los data centers que, a menudo, incluyen servidores basados tanto en Windows como en Linux.
La virtualización ayuda a las empresas a reducir costos en sus entornos de TI al permitir más de un sistema operativo en un servidor físico, mediante la ejecución del software en los contenedores virtualizados. Dicha tecnología permite al cliente ejecutar aplicaciones sobre Linux y Windows en el mismo hardware.
O'Grady señaló que el soporte a las aplicaciones de la compañía aún depende del sistema operativo en el que se está ejecutando la aplicación. "Si hablamos de las aplicaciones comerciales, su soporte depende de una plataforma de aplicaciones. Y ellos brindarán soporte a la aplicación en Windows, en RHEL (Red Hat Enterprise Linux), pero eso es lo más lejos que llegan".
Dado que el software puede estar ejecutándose en un sistema operativo virtualizado -RHEL, por ejemplo - que se ejecuta físicamente en un servidor con otro sistema operativo como Windows, es relevante para los clientes saber que tanto Red Hat y Microsoft les brindarán soporte en un escenario como ese, enfatizó O'Grady.
"Si estoy ejecutando una virtualización de RHEL en Windows, debo asegurarme de contar con el soporte comercial en cada paso del camino", señaló. "La virtualización extiende los límites de la ayuda y exhorta a que los comercializadores trabajen juntos de manera efectiva."
No existe ningún amor pasional prohibido entre Microsoft y Red Hat, quienes han sobrevivido públicamente a sus asperezas durante años como fieros competidores con puntos de vista fundamentalmente diferentes en torno a cómo el software debería ser desarrollado y distribuido. Dicha situación puede explicar por qué ambas empresas optaron por revelar el acuerdo mutuo -el más importante y público hasta la fecha.
Un hecho curioso dentro del acuerdo es que la operación no incluye el intercambio de la propiedad intelectual o "cláusulas financieras entre las empresas, a excepción del "estándar industrial de certificación/validación de tasas de pruebas " (industry-standard certification/validation testing fees), de acuerdo con el comunicado de prensa de Red Hat.

No hay duda de que Red Hat quería asegurarse de aclarar que su acuerdo con Microsoft no es el mismo que el de Microsoft con el distribuidor de Linux, Novell de hace dos años; el cual contemplaba el intercambio de la propiedad intelectual y dinero en efectivo. Por el momento los ejecutivos de Red Hat dijeron que no estaban interesados en firmar un trato de esa naturaleza. Además de garantizar la interoperabilidad entre Novell SUSE Linux y Windows, el acuerdo Novell también indemnizó a los usuarios de Linux de Novell contra cualquier demanda de infracción de patentes para cualquier patente de Microsoft que SUSE Linux podría incluir.
El tema de la propiedad intelectual es particularmente espinoso entre Microsoft y Red Hat, agravado no solo por el acuerdo Microsoft - Novell, sino también por las declaraciones realizadas por Steve Ballmer, CEO de Microsoft en mayo del 2007, donde manifestó que Linux viola más de 235 patentes que Microsoft posee.
Red Hat manifestó en respuesta que sus clientes están protegidos ante cualquier demanda de patente gracias a su Programa de Garantía de Código Abierto (Open Source Assurance Program); muchos activistas de Linux dijeron que los reclamos de Microsoft eran un intento de difundir miedo, incertidumbre y duda (FUD por sus siglas en inglés) en los clientes que adquieran software de código abierto con el fin de desarrollar su propio software propietario.
O'Grady sugiere que probablemente fue Red Hat el que presionó contra el término del acuerdo sobre compartir la propiedad intelectual, de tal forma que conservara su postura en contra del acuerdo Novell — Microsoft sobre los reclamos de infracción de patentes.  "El presente es un acuerdo muy diferente que el que Novell firmó", señaló. "Es mucho menos polémico.
Elizabeth Montalbano, IDG News Services