Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Lo que aún NO se ha pensado de la Media Social

Por: Fernando Grados, Analista Senior de Dominio Consultores

[09/02/2011] Tengo actualmente dos cuentas en Facebook, una para la gestión profesional y otra para los amigos de mucha cercanía. Esto lo hice porque aún Linkedin no me convence totalmente. Es lento pero ha mejorado,  todavía su interfase no es suficientemente intuitiva. También tengo una cuenta en Twitter que la uso principalmente para temas profesionales y está atada a la cuenta de mi empresa. Esa cuenta la uso aún con timidez y sin determinación. Todas estas soluciones son medias sociales que nos permiten comunicarnos en diferentes formas, y compartir emociones e ideas potenciando además nuestra ubicación en el mundo.

Particularmente el concepto de Facebook me ha cautivado, ya que el hecho de compartir ha logrado construir una media solida en vías de perfeccionamiento que puede ser usada para fines personales y   profesionales, en la cual se puede guardar una serie de conocimientos sociales y culturales sin fronteras.
Siendo soluciones completamente nuevas, la sociedad aún las está masticando y digiriendo, para luego asimilarlas. Sin embargo tengo la seguridad que los nativos digitales, rápidos adoptadores de la tecnología,  precipitarán el ingreso de nuevas funcionalidades aún no explotadas, como el reconocimiento facial y otras aún no pensadas ni creadas.
En lo personal no me considero ni un nativo, ni un migrante digital, ya que no siendo un técnico en informática desde mis tempranos años comprendí el potencial que tenía el manejo de la información usando una computadora. Quizá soy una especie rara y pasajera en esta evolución hacia el uso de la tecnología, pero la ventaja es que con la experiencia de los años -algo más de veintisiete de heavy user de computadoras personales- casi cinco comercializándolas y doce años como analista del mercado de las tecnologías de la información, creo tener algo de solvencia para aportar algo y lo haré en relación al Facebook, sobre el cual tengo el aprecio particular ya descrito.
Aquí mi primer aporte, ¿Por qué en Facebook no puedo tener una cuenta con dos perfiles, uno personal para los amigos, con los que puedo compartir mi vida privada, emociones y pensamientos;  y otro profesional para los conocidos con quienes se pueden compartir opiniones, conocimientos y experiencias vinculadas al trabajo?
El segundo; para los que hemos experimentado con el Facebook y hemos querido buscar un post de varios meses atrás, es imposible ubicarlo. La única alternativa es pasar por el penoso proceso secuencial de ir hacia atrás en las noticias, día por día. Creo que la gente de Facebook podría trabajar en esa funcionalidad y permitir que el manejo de la información sea más eficiente. A diferencia de un microblogging como Twitter, donde la información es perecedera, en Facebook la información por su contenido tiende a ser trascendental, y en el transcurso del tiempo esto se volverá más importante.
Finalmente, el último punto del que deseo ocuparme en esta nota está muy vinculado  con lo mencionado de la información trascendental que se almacena en ese sitio. Me proyecto unos 50 años adelante,  desaparecido de esta tierra (…No hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo aguante…) y pienso que la mayor parte de mis amigos y conocidos, salvo los longevos ya habrán partido también de este mundo. Algunos de ellos que fueron migrantes digitales y que temerariamente optaron por dejar de ser analfabetos digitales, como yo, tendrán su sitio en Facebook. ¿Cuál será entonces el futuro de estos sitios?, ¿Quedarán almacenados para siempre para que las futuras generaciones conozcan el pensamiento y las emociones de sus antecesores? ¿Nos borrarán del mundo digital? ¿Seguiremos recibiendo post de nuestros herederos?
Si la idea fuese la de mantener esta rica información presente, entonces hoy el avance de la tecnología nos debería hacer pensar, que ya no solo es necesario sembrar un árbol, tener un hijo y escribir un libro, sino que tan trascendente como eso, para un ser humano, debe ser tener tu sitio en Facebook.
CIO, Perú