Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo abordar las redes sociales en las empresas

[15/02/2011] Las compañías necesitan plantearse siete preguntas críticas antes de desarrollar medidas en medios sociales. Así lo aconsejan desde Gartner.

Las redes sociales ofrecen tentadoras oportunidades para interactuar con empleados, socios de negocio, clientes y todos los participantes anónimos en la red social, explica Carol Rozwell http://blogs.gartner.com/carol_rozwell, analista de Gartner.
Pero esos que participan en las redes sociales también necesitan ciertas indicaciones de los dueños de la empresa sobre las normas, responsabilidades y comportamientos que se espera de los empleados en las redes sociales y esos temas suelen estar contemplados normalmente en la política sobre redes sociales de la compañía.
Las siete preguntas críticas de Gartner que deben preguntarse a sí mismos los diseñadores de las políticas empresariales en las redes sociales son las siguientes.
¿Cuál es la estrategia de su empresa en lo que a redes sociales se refiere?
Gartner considera crítico que los responsables de los medios sociales en las empresas determinen el propósito de sus iniciativas antes de que las desarrolles y que articulen cuál es la misión de la organización, su estrategia, valores y qué quieren llevar a cabo con estas iniciativas.
¿Quién escribirá y revisará la política?
Algunas empresas asignan este tipo de tarea a los CIO, otros deciden que es trabajo del consejo de administración, mientras que algunas deciden que debe ser un comité designado a tal efecto el que bosqueje la política social de la empresa. Es útil conseguir un acuerdo sobre quién es responsable al respecto, para que se implique en el trabajo y que, de ser posible, esté formado por un conjunto de personas de la compañía de diferentes departamentos.
¿Cómo controlarla?
Conseguir un amplio feedback de la política de la compañía sirve para dos propósitos. Primero, asegura que múltiples y dispares intereses como legales, seguridad, privacidad y marca corporativa hayan sido abordados correctamente y que la política esté equilibrada.
¿Cómo informaremos a nuestros empleados sobre sus responsabilidades?
Algunas empresas confunden la creación de políticas con la comunicación de las mismas. Una política debería ser bien escrita y ser comprensiva, pero no parece que esa política por sí misma sea todo lo que se necesita para instruir a los empleados sobre sus responsabilidades en medio sociales. Un plan de comunicaciones bien diseñado, respaldado por un programa de formación, ayuda a que la política se convierta en una realidad.
¿Quién será el responsable de monitorizar las actividades de los empleados en los medios sociales?
Una vez que se ha establecido la estrategia, las normas deben consolidarse y ser explicadas, pero ¿quién se asegurará de que las siguen los empleados? Una formación bien diseñada ayudará en todo esto. Los responsables y el líder de la organización en lo que se refiere a medios sociales deberán prestar atención a todo esto y asegurarse de que se cumplen las normas establecidas.
¿Cómo formaremos a los jefes para que entrenen a sus empleados en el uso de redes sociales?
Algunos responsables no tendrán problemas a la hora de ofrecer soporte a sus empleados cuando navegan por las redes sociales. Otros podrían tener más problemas a la hora de ayudar a sus empleados a determinar el mejor enfoque a los blogs, microblogs y redes sociales. Por ello, es necesario que haya un plan para determinar cómo las empresas darán a los responsables las capacidades necesarias para hacer frente a empleados y abogados.
¿Cómo vamos a utilizar los errores para perfeccionar nuestra política y formación?
Las organizaciones que se acercan a las redes sociales utilizando un enfoque organizado y planificado, consistente con la misión de la empresa, estrategia y valores, serán capaces de revisar cómo estas iniciativas coinciden con sus objetivos y usan ese conocimiento para mejorar las actividades en curso o para planificar futuros proyectos del mejor modo posible.
Antony Savvas, Computerworld UK