Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

El valor de las redes sociales

[23/02/2011] Es indudable que las redes sociales han llegado para quedarse. Sin embargo, muchos se han visto abrumados por una herramienta que pocos conocen y que menos saben aprovechar. La empresa puede llegar a ser víctima de esta tendencia si no hace algo tan sencillo como contratar a personas idóneas para la tarea de manejar esta nueva herramienta.

Son éstas algunas de las conclusiones a las que pudimos llegar, luego de asistir a la presentación que sobre el tema realizó Mario Ramos, CEO y director ejecutivo de Exeperú.com, empresa especializada en el tema, que se reunió con algunos periodistas especializados para conversar al respecto.
En principio
Generalmente, las exposiciones comienzan con la definición del tema, sin embargo, esta podría ser una tarea difícil de realizar si se toma en cuenta la naturaleza novísima de las redes sociales. Quizás aún no ha transcurrido el tiempo necesario para llegar a una definición pero sí a algunos conceptos que se tiene de ellas.
Ramos señala que las redes sociales son una nueva manera de comunicarse, donde uno lleva la vida de manera física a lo digital. Y ¿por qué lo haríamos? Simplemente porque ello nos ofrece beneficios.
A nivel personal, las redes sociales nos permiten reencontrarnos con nuestros amigos, ampliar nuestro círculo social y compartir ideas y experiencias. A nivel corporativo las redes sociales permiten aumentar el branding de la marca, dar a conocer productos y servicios a una red segmentada de usuarios, crear un punto de encuentro para los clientes potenciales, identificar al cliente, e informar en tiempo real de promociones y ofertas.
La marca es un activo especialmente sensible en el uso de las redes sociales. De hecho, un buen uso de ellas nos permitirá incrementar el valor de la marca. Esto implica generar confianza y credibilidad, crear aplicaciones para interactuar con los clientes, construir una vía estratégica para potenciar el tráfico de calidad hacia el sitio web, ayudar a la decisión de compra de un producto o servicio, influir positivamente en el posicionamiento SEO (search engine optimization) puesto que se generan enlaces y conversaciones en tiempo real. Y todo esto ¡gratis!
Sin embargo, debe de tomar en consideración cinco datos clave que Ramos dio sobre las redes sociales.
El primero de ellos es que si bien las redes sociales potencian la imagen de la marca, es el sitio corporativo el que se encarga de esto a un 100%. Se debe de tomar en consideración, también, que las redes sociales solo permiten la interacción en el idioma nativo del usuario, mientras que un sitio corporativo puede encontrarse diseñado para ser entendido por visitantes de varios idiomas.
En el ámbito tecnológico, las redes sociales tienen un limitado desarrollo web, algo que no ocurre en el sitio web propio. Junto con esta característica, hay que agregar que las redes sociales -piense en Facebook o Hi5- tienen limitaciones en cuanto al desarrollo que se puede realizar en ellas, límites que no tenemos en nuestros propios sitios web.
Finalmente, algo muy importante: aún no se puede realizar actividades de comercio electrónico a través de la presencia de una empresa en una red social. Quizás en el futuro, pero por lo pronto esa no es una opción.
Ramos dio algunas recomendaciones a considerar en cuanto a la presencia de la empresa en la red social.
En primer lugar, la firma debe definir los objetivos corporativos que buscará en la red social. Segundo, la empresa debe desarrollar estrategias de marca, posicionamiento, venta, fidelización, y RSE en la red social. Tercero, la empresa debe estructurar los campos según el core de su negocio expuesto en la red social. Cuarto, la empresa debe supervisar y medir el desarrollo de la marca. Y quinto, la empresa debe trabajar con expertos in house o contratar una agencia especializada.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú