Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Cómo empezar con cloud computing?

[28/02/2011] Expertos en la nube y los primeros en adoptar el cloud computing ofrecen hasta cinco puntos de ingreso a la nube.

1. Sea inteligente: Antes de hacer un movimiento en la nube, edúquese en los principios y las definiciones de cloud computing, aconseja Johan Goossens, director del comando aliado del Área de Transformación de Tecnología y Factores Humanos de la OTAN, en Norfolk, Virginia
"Empezamos en el verano del 2010 con los esfuerzos educativos. Nos hicimos expertos en la terminología, sentándonos con los proveedores socios", señala.
2. Conozca sus aplicaciones: "Antes de que empezáramos con la nube, nos aseguramos de que teníamos una buena comprensión de nuestro inventario de aplicaciones", señala Pedro Villalba, director de tecnología de EmblemHealth, un proveedor de seguro médico en Nueva York.
Identificamos qué aplicaciones están impulsando el negocio, y luego determinamos cuáles necesitan ambientes independientes. Encontramos una gran cantidad de aplicaciones, que debido a la forma en que habían sido construidas, no se prestan a ser utilizados en una estrategia de nube a menos que sean sometidas a una completa reingeniería", añade.
Una vez que habíamos envuelto el inventario de aplicaciones, Villalba señala que tenía una comprensión clara sobre qué aplicaciones podrían trabajar mejor en un ambiente virtualizado cloud.
3. Prepare un caso de negocio de muestra: "Cloud no es magia. No es una bala de plata o una panacea. Es una implementación de la tecnología con ciertas ventajas y características", indica Mark White, director de prácticas de tecnología de Deloitte Consulting. "Como en cualquier aplicación, sobre todo cuando se está probando las actividades, se recomienda que los CIO hagan un caso de negocio como una primera experiencia".
La buena noticia es que la nube pública se presta para "poner un dedo en el agua, hacer un primer departamento, implementar una geografía o tener un uso, como una primera carga de trabajo para ir a la nube", añade White.
Tenga en cuenta factores como las características de los costos, el retorno de inversión esperado y los niveles de obstáculos, el SLA y las expectativas de rendimiento, las características del servicio -lo que esta haciendo para mí y cómo-, y mídalo después de los hechos.
David Linthicum, CTO de Blue Mountain Labs, una empresa de consultoría cloud, y blogger de cloud computing en InfoWorld, una publicación hermana de Network World, está de acuerdo. "La mayoría de mis clientes tienen prototipos en marcha y eso es lo que yo recomiendo que hagan", señala.
"Si alguien viene y me dice, Queremos ver a la infraestructura como un servicio para resolver nuestras necesidades de almacenamiento, yo digo, Bueno, eso es genial, pero primero vamos a entender lo que es desde una perspectiva académica y, a continuación vamos a ver el caso de negocio", agrega.
"Esa es la mejor manera de entender las capacidades de la nube y cómo funciona en el contexto de su sistema", añade Linthicum. "Podría gastar tal vez un par de cientos de miles de dólares en tiempo y esfuerzo en hacer esto, pero conseguirá algo que puede llegar a ahorrarle millones de dólares si escoge la solución correcta".
4. Mantenga las expectativas bajo control: Si va a crear una nube privada, deseará que sea tan fácil de usar como Elastic Compute Cloud de Amazon (EC2). "Vaya por delante y empodere a los usuarios con autoservicio y la habilidad de implementar una aplicación en 15 minutos, pero haga estas cosas mientras establece las expectativas adecuadas", señala James Staten, vicepresidente y analista principal de Forrester Research.
Por ejemplo, TI deben plantear claramente cuatro salvedades para los desarrolladores de aplicaciones: Algunas cargas de trabajo se limitarán a correr en la nube privada, el SLA para la nube es más similar a lo que un usuario obtiene de Amazon que del centro de datos corporativo -es decir, no deben esperar llamar a las dos de la mañana si una aplicación de nube privada cae, sino que deben ceñirse a una fecha de vencimiento de la carga de trabajo, y deben saber que ejecutar esa carga en la nube privada le costará a su departamento, y se especifica cuánto.
"Una vez que todo está claro, entonces en una gran cantidad de empresas se convierte en cuestión de, "lo puede implementar en 15 minutos una vez que su solicitud es aprobada", pero eso no quiere decir por TI. Esa aprobación puede provenir de un arquitecto de la empresa, el gerente de desarrollo de aplicaciones o similares", agrega.
Si su nube privada se ve y se siente demasiado como EC2, los desarrolladores podrán jugar allí y de una manera grande, previene Staten. "Esto podría exacerbar la dispersión de la máquina virtual -si no crea un modelo de costos apropiados, por ejemplo, sería como darles EC2 sin factura, y en ese caso no tendrán ninguna razón para dejarlo. Tendrá máquinas virtuales entrando, pero nunca yéndose.
5. Escoja un camino rápido a la nube privada: En otras palabras, compre un producto cloud en una caja, señala Staten. "Esto tiene mucho sentido debido a la urgencia y la prioridad alrededor de la nube en este momento".
Los productos cloud en caja vienen en dos variantes, explica. Puede obtener software cloud en una caja, y luego proporcionar el hardware y la infraestructura por debajo. Eso le costará a TI entre 10 mil a US$ 50 mil dólares, dependiendo del tamaño de la nube. "Recomendamos que TI comience con una nube tan pequeña como sea posible para que pueda mojar sus pies y aprender en una pequeña moneda", señala Staten.
Empezar con una nube completa en una caja física costará a TI alrededor de 150 mil dólares, afirma Staten. "Con una nube completa en una caja, debe ser capaz de soportar, de todos modos, la mayor parte de lo que los desarrolladores quieren poner en una nube.
Beth Schultz, Network World