Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Blue Coat lanza protección web para la pequeña empresa

[11/03/2011] Muchas veces olvidamos que las pequeñas empresas tienen en ocasiones los mismos problemas que las grandes. Esto es particularmente cierto en el caso de la seguridad que estas organizaciones deben mantener en su interacción con Internet. El malware y todas las amenazas que se pueden encontrar en el hiperespacio simplemente no hacen distingos entre una empresa de dos mil usuarios o una de 100. Ataca por igual a las dos.

Sabiendo esto, Blue Coat, empresa proveedora de soluciones de seguridad web y optimización WAN, ha lanzado recientemente en el mercado peruano un appliance llamado ProxyOne, que en resumen ofrece los mismos niveles de seguridad web que las soluciones para la gran empresa, pero a un precio más cómodo.
Rediseño
ProxyOne es un dispositivo repensado a partir de otro appliance de la firma: el ProxySG. Con menos usuarios que atender (entre 100 y mil) y con menos features -como en el caso de las funcionalidades de autenticación- el ProxyOne ofrece seguridad web con ciertas características que lo hacen atractivo para el mercado peruano y latinoamericano en general.
El lanzamiento en el Perú estuvo a cargo de Luis Vinueza, gerente comercial para Latinoamérica Norte de Blue Coat y de Jonathan Benson, director de Tecnología del producto ProxyOne, quien estuvo de paso por el país.
ProxyOne es un producto enfocado al mercado de pequeñas y medianas empresas, en el que Blue Coat no tenía un producto para ofrecer, pues sus productos son de gama media alta. En América Latina hay una gran cantidad de empresas entre 100 y mil usuarios, que se considera pequeñas y medianas, y que tienen muchas de las mismas necesidades que los usuarios de las grandes empresas, señaló Vinueza.
De acuerdo a las cifras presentadas por Blue Coat, aproximadamente 70% de las Pymes utilizan herramientas de redes sociales en sus negocios, pero al mismo tiempo hasta un 30% de estas firmas se infecta de malware a través de estas mismas redes sociales. Y, a pesar de ello, tan solo el 42% de estas organizaciones cuenta con algún tipo de filtrado web.
Había entonces una gran necesidad que Blue Coat percibió y que busca atender con su nuevo producto.
Filtrado
El ProxyOne posee para ello una tecnología de filtrado web denominada Blue Coat Web Filter que se encuentra conectada con un servicio en nube denominado WebPulse, el cual cuenta en la actualidad con más de 70 millones de usuarios y un conjunto de expertos en seguridad que actualizan constantemente las defensas de la tecnología. Además, al tratarse de una tecnología basada en web, permite a las organizaciones brindar el mismo nivel de protección a los usuarios de la oficina y aquellos que se conectan remotamente.
El filtrado se realiza a través de la evaluación de los sitios web y su organización en un grupo de categorías establecidas. ProxyOne tiene establecido un grupo de categorías que se encuentran siempre bloqueadas (fuentes de spyware o malware, o phishing) y otras que pueden ser bloqueadas o no fácilmente -haciendo clic en el check al lado de su nombre- por parte del administrador del sistema. En la presentación se mostraron 57 categorías, pero los representantes de la firma señalaron que las empresas pueden también confeccionar sus propias listas de sitios bloqueados.
Caching
Gracias al escaneo inline de malware y virus en web, los dispositivos ProxyOne puede bloquear el malware antes de que se introduzca en la empresa. Además, para acelerar este proceso cuenta con una herramienta de caching.
Esta herramienta de caching también permite a la empresa protegerse de súbitos incrementos en la demanda de ancho de banda que pueden afectar el rendimiento de los sistemas cuando se solicita un video, esto se denomina bloqueo de video. Esta protección funciona de dos maneras. La primera se produce cuando una gran cantidad de usuarios de una organización solicita acceso a un video en la web. Esto normalmente consumiría mucho ancho de banda de la organización pues el sistema buscaría atender a cada una de las peticiones de los usuarios. A través del caching el sistema solicita el video a la nube, lo mantiene en el proxy y luego atiende las otras solicitudes del video desde la memoria del dispositivo, no volviéndolo a pedir a la web. Esto evita un uso innecesario del ancho de banda.
Algo similar ocurre cuando se requiere el acceso a un streaming de video. El sistema realiza una sola solicitud y es el proxy el que se encarga de repartir el streaming dentro de los usuarios de la organización, sin consumir mayor ancho de banda.
Por otro lado, los aplicativos del proxy proporcionan un informe detallado de la actividad web de los usuarios. Este reporte incluye a los usuarios potencialmente infectados, el cumplimiento de las normas de uso establecidas y la identificación de las amenazas que tratan de ingresar a la red.
Pensado en América Latina
Dado que muchas empresas de la región pueden ser consideradas como Pymes desde la perspectiva de Blue Coat (es decir, entre 100 y mil usuarios) el proxy tiene entre sus características el ser de muy fácil instalación. De hecho, Benson señaló que el appliance se puede instalar en cinco minutos siguiendo seis sencillos pasos. Además, cuenta con una preconfiguración de políticas y de uso seguro de redes sociales.
El precio de este appliance es de cuatro mil dólares para 100 usuarios, e incluye su software y su actualización, el ProxyClient, y soporte 24x7. Además, también se tiene que realizar el pago de un fee único de 4.999 dólares.
Dado que el producto es hardware y software en una sola oferta, aquellas firmas que ya cuentan con un proxy pueden acogerse a un programa de reemplazo que ofrece la firma para estos casos.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú