Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La movilidad de cada día

 

[15/03/2011] La movilidad no comenzó con los iPads o los smartphones. Estos dispositivos simplemente le han dado un rostro más de consumidor a una actividad que se practica ya por décadas pero que parece renacer, con nuevos bríos, con los brillantes colores de los nuevos dispositivos móviles.
Y decimos renacer (así, entre comillas) porque tampoco podemos dejar de reconocer que la miríada de dispositivos móviles que han aparecido le están dando un nuevo y más amplio abanico de posibilidades a la movilidad. Si antes ésta se entendía solo como la de aquellos poco atractivos aparatos empresariales que podían soportar altas temperaturas o el peso de un camión (los ruggerizados handhelds) ahora también hablamos de movilidad cuando se desliza la posibilidad de acceder al escritorio virtualizado desde la comodidad del smartphone, y cuando -¿por qué no?- ya no necesitamos acudir a la PC para llevar nuestras finanzas personales.
El mundo de la movilidad fusiona a la empresa y al consumidor sobre algunos dispositivos y los separa en otros. Después de todo, un ejecutivo además de ser un trabajador, también es un consumidor, y puede que sus dos facetas las desee desarrollar desde un mismo aparato.
Pero vayamos por partes.
Windows se separa
Hace muchos años, los aparatos conocidos como handhelds poseían sistemas operativos distintos (SO), lo que hacía enormemente difícil desarrollar aplicaciones para estos dispositivos si uno no era parte de la empresa que los fabricaba. Eso acabó cuando los handhelds decidieron llevar un mismo sistema operativo; y como era de esperar, uno de los más usados fue el de Microsoft.
Microsoft Mobile o Microsoft CE se convirtieron entonces en los estándares de una serie de dispositivos y con ello el trabajo de los desarrolladores se facilitó enormemente. Con una plataforma bien definida, los desarrolladores pueden generar aplicaciones sabiendo que van a correr bien en los aparatos a los que van dirigidas. Sin embargo, si ha seguido el curso de los acontecimientos en el mundo de los sistemas operativos móviles, sabe que desde el año pasado Microsoft lanzó el Windows Phone 7, un sistema que ofrece mejoras con respecto a su antecesor, el Windows Mobile 6.x, pero que también marca el inicio de la separación de los sistemas móviles.
Si antes uno podía encontrar un Windows Mobile en un handheld y también en un Smartphone, ello ya no sucederá. El camino de las aplicaciones tomará dos vías distintas pues Microsoft ha decidido que de ahora en adelante el WP7 será el estándar para los teléfonos de consumidor mientras que el Windows Mobile, que pasará a manos de la sección Windows Embedded y se le conocerá así también, será el SO que vaya en los terminales handheld.
Quizás esta sea una de las primeras consecuencias de la aparición del WP7 y parece ir a contramarcha de otras tendencias en las que más bien se busca operar sobre los sistemas para consumidor (iPhone o Android) aplicaciones de uso empresarial.
Recordemos que sobre WP7 no se tenía previsto -al momento de su lanzamiento- ofrecer aplicaciones de carácter empresarial. Eso se dijo a finales del año pasado, sin embargo, en realidad no es que el WP7 se aleje de las empresas, solo se está separando de los dispositivos tipo handheld.
De hecho, ya existen aplicaciones empresariales sobre Windows Phone 7.
La plataforma está integrando ya soluciones corporativas; por ejemplo, el acceso al SharePoint. Yo puedo acceder desde mi dispositivo móvil nativamente a mi documentación, a esos documentos que yo pueda tener en la nube, y con esto ya de por sí, tengo un entorno corporativo. Además, vamos a desarrollar aplicaciones móviles que nos permita conectarnos y manejar la información. Eso también es posible hoy, ya hay lineamientos, ya hay arquitectura, sostiene Ronald Armas, gerente de Programas de Adopción de Tecnología de Microsoft.
De hecho, no solo Microsoft ve el campo de los smartphones y de los sistemas operativos nuevos como un área de crecimiento, sino que también otras empresas tienen la mira en la movilidad y en todo lo que ella representa. Obviamente, esto implica el uso no solo de smartphones sino de los handhelds y de interesantes dispositivos intermedios.
 
Soluciones de empresa
Una visión más cercana a lo movilidad clásica, por llamarla de alguna manera, es la que ofrece Motorola, o mejor dicho la recientemente creada Motorola Solutions.
Esta firma cuenta con una unidad de negocio llamada Enterprise Mobility Solutions (EMS), la cual tiene bajo su responsabilidad la creación de sinergias y estrategias para el mundo empresarial. La empresa cuenta también con un amplio portafolio de soluciones de hardware y software donde podemos mencionar la MC (Mobile Computing), RFID (Radio Frequency Identification), Escáner de Códigos de Barra 1D / 2D, Redes Inalámbricas, entre otros.
Motorola Solutions cuenta con una variedad de dispositivos móviles que se caracterizan por ser equipos robustos y durables. Son terminales que han sido concebidas para ser usadas en condiciones extremas, de temperatura, humedad, caídas, agua, entre otros, y que están diseñadas especialmente para el mercado corporativo/empresarial en especial para los procesos de logística, sostiene Félix Angulo, gerente de canales para Perú y Bolivia de Motorola Solutions.
Estos son los conocidos handhelds que podemos encontrar en el trabajo rudo de las empresas y que, de acuerdo a Motorola, tienen mayor demanda en el país en áreas como el control de almacén, el control de activos fijos, y el control vehicular.
Sin embargo, los handhelds no son las únicas opciones de la firma. Hace ya algún tiempo se vio la necesidad de desarrollar un equipo que se encontrara a medio camino entre un smartphone y un handheld, tomando las ventajas de cada uno de ellos. El objetivo: facilitarle el trabajo a las personas.
El amplio abanico de posibilidades tecnológicas puede convertirse en un desafío cuando se llega al extremo de convertir al trabajador en un malabarista de múltiples dispositivos: teléfono, handheld, notebooks, netbooks, radios, etcétera. El desafío puede incluso transformarse en una odisea cuando se suma el componente de la interoperabilidad. Y claro, también cuando hay que movilizarse con varios de estos equipos a la vez. Por fortuna, ya existen en el mercado dispositivos profesionales, como el reciente lanzamiento de Motorola, el ES400, que reúnen las funciones de múltiples equipos, sostiene Angulo.
Software
Pero todos estos equipos tienen algo adentro: el software que los hace funcionar. Y si en un inicio señalamos que los sistemas operativos han pasado por cambios significativos, también podemos señalar que con la movilidad se ha desarrollado todo un mercado de aplicaciones.
Las más antiguas y usadas en las empresas no son las que podemos encontrar en los marketplace de los nuevos sistemas operativos, sino las que las empresas demandan a los proveedores para operar eficientemente sus dispositivos.
Es cierto que muchos de los dispositivos se ofrecen con aplicaciones creadas por las propias empresas que los producen, o con emulaciones para que trabajen con las aplicaciones más conocidas del mercado. De hecho, esto no es nada raro, sucede y sucede bastante seguido.
Cuando hablamos de soluciones móviles tenemos que entender que movilidad es trabajar en la calle, un almacén, un supermercado, un camión para vender gases industriales. Dado esto, tenemos una serie de soluciones world class ya implementadas. Por ejemplo, SAP entre sus módulos tiene módulos el de almacén, entonces estos equipos lo que hacen es una emulación de ellos, no necesitan tener residente ningún aplicativo, sostiene José Enrique Velarde, gerente comercial de DMS Perú.
Pero ¿qué hacer cuando se tiene una necesidad específica que no cubre el software que viene incorporado?
Ahí entran en juego los desarrolladores locales. Velarde, por ejemplo, señala que DMS además de proveer de equipos, cuenta con un conjunto de más de 20 desarrolladores para atender los pedidos de sus clientes.
Cuando hablamos de world class se tiene productos como SAP u Oracle que tienen diferentes módulos, pero que también tienen específicos para almacenes (no un ERP, sino software de almacenes). Pero todo esto tiene un costo. Aquí hay empresas que tienen SAP pero que quieren soluciones más a la medida de sus dimensiones reales. Entonces tengo un software de almacén que debe costarle a un cliente tres mil dólares pero que en su versión world class solo la licencia puede costar 60 mil dólares, más la implementación. Entonces, creo que todavía por ahí hay que pensar, sostiene Velarde.
Soluciones en la palma de la mano
El que las personas tengan soluciones en la palma de la mano también ha llevado a las firmas a desarrollar formas de llevar el escritorio a donde se encuentre el trabajador, y una de esas firmas es Citrix, mediante la conocida propuesta de virtualización del escritorio.
Citrix posee un software denominado Citrix Receiver que es gratuito y disponible para múltiples plataformas como Apple, BlackBerry, Windows y Android. Esta solución permite que cualquier dispositivo (teléfono celular, tablet, netbook, handheld o PC) con conexión a Internet, se transforme en una poderosa computadora con todos los servicios tecnológicos que el usuario precisa utilizar en cualquier momento o lugar. Además, permite que convivan en un mismo aparato un escritorio corporativo completo con aplicaciones y seguridad, junto al acceso a redes sociales, música e información personal.
Los nuevos dispositivos móviles permiten a las personas independizarse de su lugar físico de trabajo, y darles mucha más flexibilidad en sus tareas diarias. La virtualización es vital para los usuarios -quienes pueden trabajar desde cualquier lugar en base a la información contenida en un Datacenter - y ocupa un rol fundamental en la forma en que las empresas diseñan su estrategia de negocios debido a los altos beneficios que tiene su utilización, tales como continuidad del negocio, ahorro de energía, y posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo y dispositivo (un desktop, notebook, tablet o smartphone), sostiene Celeste Garros, regional sales manager de Citrix para SOLA.
El teléfono
Incluso volviendo a lo simple podemos encontrarnos con muchas posibilidades. Quizás no lo ha percibido pero muchas personas recargan su celular tan solo ingresando a una bodega y solicitando el tendero que lo haga. Éste toma su teléfono y realiza la transacción, así de fácil.
Esta solución móvil es proporcionada por la empresa Movilway que tiene en la actualidad más de dos mil puntos de este tipo. Pero como señala Luis Paz, director comercial de Movilway, este es tan solo el primer paso en su estrategia de movilidad.
Para nosotros en particular, el usar el fono como medio de pago es un capítulo de nuestra estrategia de negocios. Nuestra visión es desarrollar redes de pago para el segmento no bancarizado de América Latina. Una primera etapa es aquella en la que nos concentramos en desarrollar la red de comercio, o sea los tenderos y pequeños comerciantes. Una segunda etapa es aliarnos con empresas de distribución masiva, como Pepsi y Frito Lay, para darles servicios de recaudación electrónica, sostiene el ejecutivo, agregando que su tercera etapa es el uso del celular como forma de pago.
En esta ecuación también ingresan a tallar las operadoras, y es por ello que ellas también se están constituyendo en importantes jugadores dentro del campo de las soluciones móviles.
Si nosotros separamos las soluciones móviles en dos partes tendremos, primero las soluciones que requieren de la intervención de una persona para operar el dispositivo sobre el cual se hace la solución; y un segundo grupo que son las soluciones que permiten que algunos dispositivos -de alguna manera automática y remota- se comuniquen con un centro de control o con otro dispositivo. En cada una de esas tenemos desarrolladas ya algunas aplicaciones particulares que estamos entregando a nuestros clientes, señala Aldo Giusti, gerente de Desarrollo de Negocio de la Dirección de Outsourcing y Soluciones del Segmento Empresas de Telefónica del Perú.
De los dos grupos de soluciones mencionadas, el primer grupo ofrece soluciones como Movicredit que permite a una persona el evaluar y tramitar solicitudes de crédito que podrían ser usadas en una entidad financiera. También poseen otra que se llama Movicel que permite a la fuerza de ventas -de manera remota- tomar pedidos, hacer ingreso de solicitudes, todo relacionado con el área de ventas para la gente que está trabajando en el campo.
Una tercera solución es el Movi-CRM que permite a un usuario cualquiera de una empresa ingresar de una manera remota desde su dispositivo celular al CRM que tiene instalado la empresa.
Otra solución que venimos ofreciendo nosotros la llamamos el Moviflow que básicamente es el tener aprobaciones y asignaciones de solicitudes de compra, que pueden ser hechas en manera remota y que además vienen a estar integradas con el ERP que cada una de las empresas pueda tener, indicó Giusti.
Como es de suponer, Claro también tiene soluciones de este tipo. Como lo señala Rodrigo Arosemena, director comercial de Claro, entre las principales soluciones que se utilizan en el mercado peruano destacan las dirigidas al área de logística.
Esas son las principales, pero también las soluciones bancarias para evaluación crediticia, empresas que requieren soluciones de ubicación de flotas, de hecho, hay mucho de estas soluciones que generan alarmas, ubican el vehículo, e incluso pueden apagar la unidad; pueden también revisar si falta gasolina o aceite, lo que fuera. Hay una diversidad, el límite es infinito, no hay límite para esto, sostiene el ejecutivo.
Para la persona
La movilidad también es para nosotros, los consumidores. No solo las empresas tienen necesidades, también nosotros.
Y es en este rubro donde los marketplaces de los nuevos sistemas operativos móviles, como Android, iOS y Windows Phone 7, destacan. De hecho, destacan tanto que ya algunos desarrolladores locales se han animado a vivir desarrollando para y vendiendo sus productos.
Diego Barclay ingresó a este mundo hace dos años y medio cuando aún se trabajaba con el Windows Mobile. Desarrolló aplicaciones que tuvieron buena acogida y que le convencieron de vivir de esta manera.
En la actualidad, con la aparición de WP7 pasa por un momento de transición, pero ya ha podido colocar exitosamente un par de aplicaciones para esta nueva plataforma.
Una de sus aplicaciones es el Mobudget, para finanzas personales, y que se sitúa en el primer lugar en el ranking de su categoría; y la otra es Handiscan, una aplicación que convierte a texto lo escaneado por la cámara del teléfono. Nada mal si se toma en cuenta que son nueve mil las aplicaciones presentes en el marketplace de WP7.
Eso demuestra que el mundo de las soluciones de movilidad es muy amplio y con espacio para muchos.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú