Llegamos a ustedes gracias a:



Casos de éxito

La dupla virtualización+Ethernet a 10 Gigabit

En la corte de los reyes de la cachemira

[02/12/2008] Nunca es un buen síntoma que una empresa que quieres presentar como estudio de caso cancele una entrevista debido a una repentina crisis de TI: por lo que respecta a Loro Piana USA -rama de negocios en Estados Unidos del especialista italiano en lana y cachemira fina Loro Piana, S.p.A-., el imprevisto no tenía nada que ver con virtualización, Ethernet a 10-gigabit o el proyecto de red de área almacenamiento, es decir los temas que CIO.com quería discutir en esta ocasión.

En la sede de la compañía, ubicada en Stafford Springs, Connecticut, un interruptor eléctrico en mal estado impidió que un UPS alimentara adecuadamente un generador de emergencia, generando averías en uno de los dos servidores físicos de la compañía y en la mayoría de sus cerca de cuarenta servidores virtuales.
"De pronto, sentimos menos ruido de lo habitual, recuerda Aaron Martin, gerente de TI de Loro Piana USA, quien desde su oficina percibió el cambio que acababa de producirse en la sala de servidores e inmediatamente fue a ver qué pasaba. "Una sala de servidores donde no hay ruido siempre es una mala señal. Cuando eso pasa es porque algo muy malo ha ocurrido
"Sorprendentemente", como lo describe Martin, el otro servidor físico -un servidor de producción normal que corre el software de virtualización ESX de VMware, incluyendo sus capacidades de recuperación de desastres-, había reiniciado todas las aplicaciones y VMs que estaban corriendo en la máquina afectada.
En menos de quince minutos, todas las aplicaciones habían recuperado su actividad normal sin una mínima porción de data perdida que lamentar, pero este efecto positivo se vio opacado porque el único array de discos que almacena toda la información de la compañía se encontraba en la UPS defectuosa, de manera que ninguno de los sistemas de archivos estaba disponible, explica Martin.
Debido a la sobrecarga, el tiempo de respuesta fue lento, y los depósitos de data de los cinco servidores Exchange que habían estado corriendo en el servidor colgado se corrompieron durante la falla. Aun después de reiniciar el servidor problemático, los interruptores y el arreglo de almacenamiento primario, que habían estado conectados al UPS bloqueado, los servidores Exchange no respondían.
Ese es uno de los principales riesgos de consolidar todo en un reducido número de servidores, opina Chris Wolf, analista de The Burton Group. "Tengo mis reparos respecto a cualquier compañía cuyo cluster se reduzca a solo dos nodos," advierte. "Si uno de ellos se cae, todas las VMs estarán en un solo servidor y habrá que sudar la gota gorda hasta que el otro nodo sea reemplazado o reparado.
En realidad, Loro Piana tiene otros servidores VMware en sus oficinas de Nueva york, y Martin planea conectar ambos locales a fin de que los servidores de producción de la compañía puedan alternarse para recuperación desastres o conmutación de errores. Pero antes que nada tiene que completar una transición de proveedores de telecomunicaciones -de Verizon a Paetec- que ha hecho posible conectar en red sus veinte tiendas y las oficinas de New York and Connecticut, con un beneficio presupuestal tan importante que Martin incluso pudo permitirse actualizar sus conexiones de 1.5 Mbit/sec Multiprotocol Label Switching (MPLS)  a 20Mbit/sec.
Sin esa velocidad adicional, y sin el segundo arreglo de data de la oficina de Nueva York, no sería factible que ambas sedes efectuaran mutuamente sus backups respectivos en tiempo real. La transición debe culminarse a inicios de diciembre, y el enlace de conmutación en doble sentido para el control de errores debería entrar en funcionamiento poco tiempo después, anuncia Martin.
De todas maneras, insiste Wolf, incluso para las pequeñas compañías con recursos limitados es más seguro comprar un servidor adicional que puedan usar como plataforma provisional o como servidor de desarrollo y pruebas, además de atribuirle la recuperación de desastres. Usar un servidor de producción puede afectar el rendimiento de los servidores que ya sufren bastante presión para cumplir el servicio de backups.
"Lo importante no es solo hacer que los servidores vuelvan a funcionar, sino también garantizar que se alcanzará los niveles ideales de servicio," indica Wolf.
Un nuevo arreglo de almacenamiento y tarjetas Ethernet a 10 Gigabit  
El equipo de Martin tardó un día y medio para recuperar los depósitos de data Exchange y poner los servidores nuevamente en línea, pero las demás aplicaciones de la compañía, así como las redes y la data, estaban disponibles para los cerca de 350 empleados de Loro Piana en la sede central de Connecticut, la oficina de Nueva York y sus veinte tiendas de todo el país.
Martin opina que la crisis sirvió para tener mayor conciencia de la necesidad de una red de servidores virtuales estable, replicada y con capacidades de recuperación de desastres-algo a lo que ya apuntaban hace algún tiempo pero que ahora finalmente se traduce en un proyecto serio con un arreglo de almacenamiento, en lugar del software de virtualización en sí mismo.
Martin quería construir un arreglo de data veloz que pudiera administrar tanto el acceso a los datos -cumpliendo el rol de una red de área de almacenamiento (SAN)- como el acceso a los archivos, al estilo de un dispositivo de almacenamiento conectado a la red (NAS).
Para ello, escogió un array de Nimbus Data Systems de 30 mil dólares porque incluía una conexión Ethernet a 10 gigabit y costaba menos que unidades similares de EMC, Network Appliance y otras compañías de almacenamiento, muchas de las cuales no ofrecen Ethernet a 10Gbit/Sec, ni siquiera por un precio más alto.
Utilizan el array como un almacén central de data para toda la compañía, aunque en la oficina de Nueva York también se ha instalado un equipos Nimbus lower end. El array principal se comunica con dos servidores basados en AMD que, a su vez, soportan las entre treinta y cuarenta máquinas virtuales VMware ESX que corren todas las aplicaciones de la compañía, salvo por una aplicación específica de venta al público que permanece en una AS/400.
Martin adquirió servidores con dos procesadores dual-core, pero que pudieran actualizarse a cuatro chips quad-core para soportar, eventualmente, el hosting de hasta 75 desktops virtuales, además de las VMs ya existentes.
Si bien el proyecto de virtualización de los escritorios, que usará software Citrix e hypervisores Xen, implicará una difícil prueba para los servidores (y, en consecuencia, podría hacer necesarias actualizaciones de procesadores o memoria), sus requerimientos podrán ser cubiertos con toda comodidad por las capacidades del array Nimbus, y la conexión Ethernet a 10Gbit/sec a través de la cual se conecta con el mundo.
Martin considera que reforzar el ancho de banda para almacenamiento y la capacidad del servidor puede ser una buena forma de ahorrar dinero a largo plazo, no solo porque de esa manera se extiende la vida útil del hardware, sino también porque se crea espacio para desktops virtuales y otras aplicaciones que reducen costos per se.
En cierto sentido, el proyecto de virtualización desktop de la compañía es una manera de evitarse una renovación de hardware, que se hará inminente conforme las laptops y las desktops vayan envejeciendo, así como de consolidar los costos de data y de TI. Poder activar una desktop virtual desde una imagen dorada que no cambia ni puede infectarse por los hábitos de navegación del usuario final, no solo representa un enorme ahorro de tiempo en la solución de problemas cotidianos sino que, además, le otorga a la compañía un mejor control de su data y de los riesgos, subraya Martin.
Los analistas también consideran que la Ethernet a 10Gbit/sec es dos veces más veloz y hasta treinta por ciento más barata que Fibre Channel a 4Gbit/sec que, por si fuera poco, requiere tarjetas especiales de interfase y cableado de fibra. Al combinar almacenamiento de archivos y bloques se obtiene un recorte de gastos aún más significativo, y se consolida la administración en una sola pieza de hardware.
"Todos comentaban que el 10GigE se convertiría en la alternativa más interesante y no queríamos vernos obligados a desmantelar todo más adelante para migrar a ese estándar, explica Martin. "Teniendo las imágenes, los archivos y toda la data corporativa en el array Nimbus, en el centro mismo de un proyecto (de infraestructura desktop virtual), lo último que me faltaba era que todo el tráfico circulara por conexiones de un giga. La tasa de transferencia se está convirtiendo en el elemento vital de toda mi información, y eso no es poca cosa."
La tasa de transferencia no es poca cosa, y comprar Ethernet a 10Gbit/sec como previsión para el futuro evidencia un pensamiento sólido para planificar la arquitectura y la capacidad, opina Wolf, de Burton Group. Si bien los precios de Ethernet a 10Gbit/sec deben bajar sustancialmente en los próximos seis o doce meses, las organizaciones que necesiten comprar más de dos o tres tarjetas para servidores de alta capacidad harían mejor en esperar un poco más, aconseja Wolf.
La mayoría de tarjetas Neterion 10Gbit/sec de Ethernet oscila entre mil y dos mil dólares (dependiendo de sus atributos), o sea bastante más que las tarjetas Ethernet a 1Gbit/sec, aunque muy por debajo que las Fiber Channel.
Martin proyecta incrementar aún más la tasa de transferencia de data actualizando los discos de 12,500Gbyte del array desde 7,200 RPM a versiones que corren a 15,000 RPM y, de ser posible, drives de estado sólido que almacenan data en chips RAM en lugar de hacerlo en discos.
"Una vez que combinemos drivesde estado sólido con el 10GigE, el cielo será el límite", asegura Martin. "En realidad, el único límite es, una vez más, la velocidad. La parte central de este proceso fue encontrar el array de almacenamiento que pudiera manejar todo lo que necesitábamos en una sola caja que, a su vez, fuera soportada por VMware. ?Dios mío, esto es fantástico?, fue todo lo que pensé una vez que logré conectar esas tarjetas Neterion directamente en las cajas ESX. El usuario final sintió el efecto inmediatamente
 Kevin Fogarty, CIO USA