Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Asumir una carrera de TI en el 2009

Una tarea nada fácil

[05/12/2008] La economía se tambalea en todos lados. Incluso los proveedores que trabajan con outsourcing están nerviosos. De hecho, bajo situaciones de stress, los miembros de equipos de TI saben que su trabajo se volverá más complicado porque tendrán que hacer más con menos, y todo esto sin dejarse afectar por la incertidumbre sobre su porvenir laboral.
Es por eso que necesita un plan para su carrera tecnológica. Lo peor que puede hacer es rendirse o dejarse llevar por el pánico. Aunque los trabajos de tecnología soportan una presión cada vez más intensa, la realidad es que el mercado de puestos tecnológicos se muestra mucho más saludable que los demás. Esto no significa que queda inmunizado contra despidos, congelación de sueldos o crecientes cargas de trabajo, pero sí quiere decir que tiene más opciones que la mayoría del resto de trabajadores, siempre y cuando esté dispuesto a mostrarse flexible.
Primero, las malas noticias para los puestos de tecnología
Hay una gran cantidad de información que justifica los temores de muchos trabajadores de tecnología respecto a la estabilidad de sus puestos y sus posibilidades de llegar a fin de mes. Por ejemplo, más de cincuenta mil trabajadores del rubro tecnológico perdieron sus trabajos antes de que la crisis financiera se hiciera oficial, y muchos más están en la cuerda floja.
Esta tendencia se traduce en una incesante angustia para los sobrevivientes. Según el estudio de sueldos del 2008 realizado por nuestra publicación hermana Computerworld, los bonos para trabajadores de TI apenas mejoraron en 0.2% respecto a los del 2007. En una época en que los incrementos salariales de entre 3 y 4% no llegan a compensar una tasa de inflación que supera el 5%, el súbito encogimiento de los bonos endurece aún más la situación de los profesionales de TI.
Mientras tanto, los niveles de estrés se disparan. El mencionado estudio de Computerworld muestra que solo un 14% de los entrevistados no se sintió más estresado que hace un año. La reducción de presupuestos es ciertamente una de las razones de esta sensación. Las empresas se han fijado el objetivo de no gastar en los próximos meses y de incrementar solo 1 o 2% en los siguientes 12 meses. Eso representan un gran cambio con respecto al año pasado, cuando hablábamos de 7 y 8%", explica Steve Minton, vicepresidente de mercados mundiales de TI para IDC.
La clave es tener las destrezas tecnológicas adecuadas
Todo indica que Estados Unidos y Europa serán especialmente golpeados por la crisis, aunque sus repercusiones se sentirán en todo el planeta. Sin embargo, cada trabajador debe considerar la posibilidad de mudarse a China, Canadá u otros mercados fuertes donde la demanda de conocimientos sobre TI -y las oportunidades para enriquecerlos- sigue siendo fuerte. Una decisión de este tipo no solo podría ofrecerle oportunidades tecnológicas, sino que también podría volverlo más atractivo para otras compañías que manejan equipos globales (de las que cada vez hay más).
Para seguir siendo competitivos, los trabajadores de TI necesitan una combinación de las treinta habilidades básicas esenciales, incluyendo -según un reciente sondeo- sólidos valores éticos y morales, así como aptitudes para desenvolverse en áreas a prueba de recesión donde la demanda sigue siendo elevada, tales como seguridad, VoIP y wireless. Por supuesto, prohibido olvidarse de esas áreas no tan sensibles que, sin embargo, son vitales para el funcionamiento de las empresas; así, por ejemplo, manejar Cobol puede resultar un insospechado seguro laboral. Asimismo, es aconsejable explotar ciertos temas o especialidades que no hayan recibido mucha atención últimamente -como open source, .Net, y Java_ y que, en consecuencia, se han visto un poco descuidadas.
Los certificados y diplomas también pueden ayudar, especialmente los de management. Pero, ojo: no todos tienen el mismo valor. Algunos simplemente se asumen como inherentes al tipo de trabajo a desempeñar e incluso pueden ser necesarios para que nos consideren como potenciales candidatos; y otros son simplemente decorativos. Tal suele ser el caso de los certificados técnicos: salvo por temas de seguridad y networking, no representan nada interesante. En cambio, los pergaminos que pueden mejorar nuestro perfil involucran temas de management y capacitación para negocios específicos, habilidades que los gerentes de negocio comprenden con mayor facilidad que las técnicas.
Galen Gruman, InfoWorld USA