Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Offshore y Outsourcing en el 2009

¿Qué le depara el futuro a la industria de servicios de TI?

[18/12/2008] En términos generales, el 2008 fue un año relativamente estable para la industria de servicios de TI. Los contratos se hicieron más cortos y perdieron volumen, pero aumentaron en cantidad. Tanto a los proveedores indios como a los del segundo nivel (second tier) les fue bien, así como a Accenture e IBM Global Services. En el otro extremo, en cambio, tenemos a EDS, cuya debilidad llevó a su adquisición por parte de Hewlett Packard.

Los proveedores de outsourcing en TI salieron ilesos de la tormenta económica que arreció durante buena parte del año. "Los efectos de la desaceleración recién se manifestaron en los balances de los proveedores hacia el último trimestre, precisa Eugene Kublanov, CEO de NeoIT, una consultora con sede en San Ramon, California. Sin embargo, hacia fines de año, los CIO estuvieron demasiado concentrados en la destrucción económica que se cernía a su alrededor como para lograr cerrar algún acuerdo de outsourcing. "Cuando los mercados se desmoronaban, los CIO se vieron confrontados al prospectos de su futuro laboral. Obviamente, en esas circunstancias, la toma de decisiones en estrategias de reducción de costos y eficiencia pasó a segundo plano", explica Kublanov.
Todo eso debería cambiar en el 2009. Y esas podrían ser malas noticias para los proveedores de servicios TI y sus clientes de TI más importantes.
Regreso al futuro: más -pero no mejor- outsourcing
"Cada vez que hay una desaceleración, la gente recurre más al outsourcing, y no al revés", pronostica la analista de Gartner, Linda Cohen. "Las organizaciones tratan de eliminar costos por donde sea. Los CFO (gerentes financieros) presionan a los CIO para que coloquen todo lo que puedan en manos de terceros".
"Ahora más que nunca, las difíciles condiciones económicas llevarán a varias compañías a evaluar qué es lo que realmente vale la pena conservar en casa y qué debe ser asumido por otros, coincide Kublanov de NeoIT. "Además, las exigencias de reducir aún más los costos tendrán que formularse en un entorno donde muchas empresa ya han echado mano del arbitraje de mano de obra para obtener mejores condiciones".
En este contexto, los CIO corren el riesgo de firmar acuerdos precipitados a cambio de un retorno a corto plazo. De ocurrir lo que Cohen llama "una amnesia conveniente, los líderes de TI podrían olvidar todas las lecciones aprendidas luego de haberse lanzado a la piscina vacía de ciertos acuerdos de outsourcing mal negociados, con la ilusión de obtener beneficios improbables. "En este momento, todos tienen una pistola apuntando a sus cabezas, advierte. "Pero en los acuerdos de outsourcing, el vudú financiero no funciona. Hay que aceptar la realidad de que si le pasas una papa caliente a tu proveedor, tarde o temprano este te va a hacer llegar la factura por haberte liberado de esa molestia. Puedes pagar ahora o pagar luego, pero de qué vas a pagar, vas a pagar. "
Un trato mal gestionado puede terminar por perjudicar la calidad del servicio e incrementar costos a lo largo del proceso. Los compradores inteligentes reclamarán extensiones de menor término, pero en tiempos de incertidumbre económica, como estos, es difícil guiarse solo por el pensamiento racional. "La gente hace malos tratos por razones cortoplacistas, dice Cohen. "Lo hemos visto antes y seguramente lo volveremos a ver.
Para los proveedores: peligro en los márgenes
En el 2009, los proveedores de servicios prácticamente agradecerán de rodillas la posibilidad de cerrar cualquier negocio. Están tratando de conjurar el fantasma de las ganancias de trimestre a trimestre, indica. Los responsables del outsourcing podrían hacer algo por mejorar los ingresos, aunque en realidad esa tarea no les corresponde. Será como volver al 2001: "Nada hace sospechar de ese tipo de ingresos hasta que, años más tarde, el proveedor empieza a notar problemas por el lado de los beneficios, recuerda Cohen. Ahí es cuando el cliente comienza a padecer porque le cambian su equipo A por un equipo D, los precios se distorsionan, es un desbarajuste."
Los proveedores que dispongan de efectivo serán los reyes, y en este sentido los proveedores indios jugarán con ventaja. Pueden tratar de comprar compañías de segundo nivel (second-tier) en Estados Unidos, Europa y Asia, casi como saldos de ocasión solo para asegurarse una cabeza de playa en Estados Unidos. Incluso es probable que compren activos de cliente, algo que no se les hubiera ocurrido hacer en el pasado. "Harán lo que sea por obtener efectivo," adelanta Cohen. Pero, tal como ocurre con otros contratos, "un acuerdo que parece demasiado bueno para ser verdad, quizá efectivamente es demasiado bueno para ser verdad."
Sin duda, conforme se agudice la depreciación del dólar, los proveedores offshore enfrentarán presión extra en sus márgenes.
Innovación del Outsourcing: ¿Transformación? ¿Qué Transformación?
¿Recuerdan esa letanía de que un proveedor de servicios de TI podía ser nuestro socio en la innovación? Pues bien, pamplinas.
"Los esfuerzos open-end dejarán de ser el foco de atención, asegura Stan Lepeak, director de investigación de la consultora de EquaTerra. "Los compradores no se mostrarán muy ávidos de transformación en el 2009".
"La innovación o la implementación de grandes soluciones se adormecerá dramáticamente", coincide Cohen, "a menos que demuestres que el esfuerzo a realizar se traducirá ampliamente en términos de mejoramiento de costos, y aun así cualquier transformación se tendrá que justificar con un retorno de inversión (ROI, por sus siglas en inglés) sumamente rápido"
Una luz al final del túnel: La sostenibilidad del verde 
Aunque la innovación en outsourcing se verá relegada durante el 2009, no ocurrirá lo mismo con la tendencia verde en los contratos de outsourcing en TI. Y esto se debe a que la sostenibilidad puede significar ahorro. "Los intereses puramente ambientales cederán paso al deseo explícito de reducir costos", explica Lepeak de EquaTerra. "La propuesta verde que tenga un impacto positivo en el estado de cuenta será la que dé frutos". La única pregunta es ¿quién disfrutará de esos beneficios en sus estados financieros?
"Los compradores ejercerán presión sobre los proveedores de servicios para que reduzcan el costo de sus operaciones usando técnicas ecológicas y trasladando ese ahorro al comprador", afirma Cohen. "Si los proveedores de servicios se están poniendo verdes es porque esperan sacar algún provecho. Pero los compradores exigirán que esas iniciativas se reflejen en una mejora de costos para ellos, en lugar de producir solo mayores beneficios y rendimiento para el proveedor.
Stephanie Overby, CIO USA