Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cinco consejos para un curriculum de impacto

Y poder distinguirse de los demás

[22/12/2008] Actualmente, los curriculums de profesionales de TI se acumulan con una rapidez vertiginosa. Por eso, hoy es más importante que nunca tener un CV sólido que destaque nítidamente entre la multitud. Desafortunadamente, los techies -que es como se conoce a los especialistas en TI- son más conocidos por sus CV densos y tan inaccesibles como un infranqueable manual de código.

En el mercado laboral de antaño, esta característica no representaba mayores problemas: una hoja de vida mal hecha era solo una primera impresión. Sin embargo, en el encarnizado mundo profesional de hoy, un CV bien escrito puede ser la garantía para pagar las cuentas de fin de mes.
Los cinco puntos principales para un buen CV de TI:
1. Olvide los detalles. "El principal problemas con la mayoría de CV del rubro tecnológico es que son demasiado largos", lamenta Martha Heller, directora administrativa y reclutadora de la firma ZRG, cuyo puesto le exige escudriñar diariamente docenas de curriculums. A menudo recibe CV de seis páginas cuando no deberían pasar de dos (hasta tres si, por ejemplo, hay que resumir una década de trabajos diferentes). Como su nombre indica en inglés, resumé —derivado del francés- quiere decir resumen"!
¿Cómo explicar esta tendencia de los techies a presentar volúmenes y volúmenes de CV? La razón es que un buen profesional de tecnología conoce el valor del detalle y de la documentación precisa. Después de todo, explica Heller, "la idea es: si no documentas tu trabajo, cómo probar que realmente lo hiciste?'" De hecho, esta forma de pensar se traduce en el resultado final del CV.
También hay cierto temor de que un potencial empleador valore especialmente, digamos, la tecnología de minicomputadoras DEC PDP-11, que usted descartó de su CV porque había trabajado con ella hace como veinte años. Guiados por este miedo infundado, los indecisos techies engordan sus CV con cada detalle técnico con el que se tropezaron desde la aurora de la computación.
Trate de simplificar, aconseja Heller: "Al ritmo que cambia la tecnología, no hay la menor posibilidad de que una pieza o tema que usted no haya vuelto a ver desde 1985 le sea de alguna utilidad para obtener un trabajo actualmente" asegura, "así que, sencillamente, sáquela de su CV."
2. Elimine el Objetivo. "No ponga un objetivo en su CV", advierte Carole Schlocker, directora de iSpace, una firma de personal técnico. ¿Cómo se lo puedo explicar amablemente? A nadie le importa lo que usted desea. Las empresas quieren saber qué es lo que usted puede hacer por ellas.
Ejemplo típico de encabezado de curriculum: "Objetivo: usar mis conocimientos técnicos en un entorno empresarial para crecer con la organización y ayudarla a ser competitiva y productiva". El objetivo comienza mencionando el deseo del candidato y cae en el indeseable estereotipo del techie que se cree un divo y solo piensa en sí mismo.
En lugar de un objetivo, trate de presentar un resumen con la mayor cantidad posible de puntos. Si le queda muy largo, es porque ya dejó de ser un resumen y se convirtió en una exposición. A continuación le mostramos un ejemplo de resumen con dos ítems:
    * Más de diez años trabajando con aplicaciones Oracle, adaptándolas para organizaciones globales.
    * Dominio específico de los siguientes módulos y versiones Oracle: Oracle Procurement y Spend Analytics, Oracle Hyperion Financial Management
En estos resúmenes, evite palabras genéricas y frases como "administración de proyectos", "soporte de ventas", "liderazgo", "trabajar en equipo", "capaz de resolver problemas", o "excelentes habilidades comunicativas". Debido a su brevedad, un resumen no representa el contexto adecuado para estas ideas, por lo que generalmente no solo pierden su sentido sino que ocupan un valioso espacio.

3. Dele versatilidad a su CV. El recorrido de la mayoría de CV tecnológicos se podría comparar a un remolino que los lleva a pasar tanto por programas tipo keyword search (que solo busca ciertas palabras clave) como a ser leídos por gerentes de áreas no técnicas, reclutadores externos, gerentes de informática o directores high-tech con un perfil específico en mente. Por ello, el desafío consiste en presentar un CV que resulte atractivo para cualquiera de estos lectores, teniendo en cuenta que -generalmente- el primer lector es una aplicación de búsqueda de CV y no una persona de carne y hueso. 
Para pasar el primer filtro, lo más conveniente es informarse sobre los puestos que suelen tener mayor demanda durante un periodo de recesión y las descripciones de los mismos. La idea es encontrar la terminología, las siglas y las frases clave que el software puede buscar. Esta tarea puede resultar trabajosa y no garantiza nada, pero una manera de acelerar el proceso es elaborar diferentes versiones de su CV utilizando siempre palabras clave -o keywords- distintas.
Sin embargo, hay que tener cuidado porque las keywords también pueden ser engañosas. Por ejemplo, si en su CV aparecen los términos MS Access, Microsoft Access y Access, obviamente todos tienen el mismo significado, ¿pero cuál es el que reconoce el buscador? "Lo más seguro es usar dos de las tres posibilidades, aconseja Schlocker.
El proceso de decisión de palabras clave, explica Schlocker, suele desarrollarse de la siguiente manera: "La mayoría de los reclutadores acaban de salir del instituto o la universidad. Son chicos jóvenes que conocen muy bien los programas de búsqueda. Toman el perfil deseado para un puesto, ingresan algunas keywords y comienzan la búsqueda. Y así es como nuestro CV pasará a la siguiente etapa. O tal vez no.
También es recomendable usar palabras clave y siglas (junto con las expresiones completas) tanto en la lista de aptitudes técnicas como en el cuerpo del CV. De esta manera, no solo se optimiza la búsqueda, sino que el ojo humano -en su momento- podrá conectar la tecnología con el puesto.
4. Destaque los títulos adecuados. Pese a la ayuda del software de selección de candidaturas, los gerentes de personal siguen ahogándose en un mar de CV y tienen que clasificarlos lo más rápidamente posible en las conocidas rumas de y No. Los diplomas pueden ser una manera muy efectiva de pasar esta etapa. Justificadamente o no, los reclutadores no técnicos suelen guiarse por ese tipo de información para evaluar las aptitudes técnicas.
De otro lado, un curriculum muy recargado por diplomas y certificados puede llevar a una eliminación por exceso. "Si el candidato da la impresión de ser un fanático de los pergaminos académicos, y además resulta que va de empleo en empelo, todo ese bagaje termina convirtiéndose en un lastre", asegura Heller. De ahí la importancia de escoger sabiamente las certificaciones de capacitación técnica.
Si bien el valor de un cartón suele ser inferior a la experiencia de campo, tener los títulos adecuados puede ahorrarnos varios escalones en el ascenso hacia el puesto deseado. Según una encuesta realizada el año pasado por Foote Partners entre más de 22 mil profesionales de TI para evaluar, justamente, la percepción de este tipo de documentos; dos son los tipos de certificaciones más apreciados actualmente: arquitectura y seguridad. Las certificaciones de Microsoft y Cisco también son muy reconocidas.
5. Busque el equilibrio entre tecnología y negocios. Describir nuestro puesto anterior en apenas dos párrafos es más un arte que una ciencia. Es decir, no hay reglas fijas ni infalibles. Sin embargo, sí podemos mencionar algunas pautas:
Para los debutantes, la descripción de su último empleo debe comenzar con una introducción general, semejante a uno de los ítems de un sumario. Por ejemplo: Experto en servicios técnicos financieros especializado en redes de gran escala con excelente promedio de desempeño.
El cuerpo del CV puede incluir detalles técnicos que reflejen principalmente el impacto de la tecnología en el negocio de la empresa. Tanto el gerente de Recursos Humanos como el de Informática buscan empleados que comprendan el papel que juega la tecnología en los negocios, sobre todo en épocas de incertidumbre financiera. Los empleos previos más recientes deben presentarse con mayor detalle, mientras que los antiguos solo requieren el nombre de la compañía y el título o nombre de la posición.
En este aspecto, los techies suelen cometer dos errores mayúsculos. El primero consiste en describir con una minuciosidad desesperante las funciones básicas de un puesto específico como, por ejemplo, administrador de red. El jefe de RRHH quizá no entienda de qué le estamos hablando mientras que el  gerente de Informática ya lo sabe de memoria. No hay que desperdiciar espacio, nos recuerda Schlocker.
El segundo error consiste en describir proyectos técnicos, objetivos y relaciones laborales fuera de contexto. En este caso, las cifras pueden ayudarnos a crear el contexto. Por ejemplo, como administrador de sistemas, ¿cuánta gente tuvo usted a su cargo? Asimismo, si construyó una red, indique la cantidad de personas a las que brindaba soporte.
En cambio, si bien puede sonar importante mencionar que usted reportaba directamente el gerente de informática, el reclutador podría decepcionarse si líneas después descubre que se trataba de una compañía de cinco personas. "No puedo hacerme una idea sobre usted y sus capacidades técnicas mientras no maneje información sobre su entorno, subraya Heller.
Algo más
-Asegúrese de haber cubierto lo básico: cualquier falencia en este sentido puede causar una mala impresión. Y en este medio nadie puede permitirse un error semejante.
-Recuerde colocar su nombre y el número de páginas en su CV: por ejemplo, "Juan Pérez, página 1 de 3, pues un curriculum suele pasar por varias manos y puede traspapelarse con otros.
-Si cuenta con una formación académica o con títulos impresionantes, colóquelos en la primera página.
-Los CV de tecnología tienden a ser densos, como líneas de código en la pantalla de una computadora, así que nunca está de más dejar algo de espacio en blanco para facilitar la lectura.
-Presente su CV como un documento de Microsoft Word. "Es el estándar de la industria", advierte Schlocker.
-Evite la primera persona -"Yo" o "me"- en el CV.
-Si va a incluir su e-mail, use direcciones de Gmail o Yahoo en lo que respecta a las cuentas gratuitas. Las direcciones de AOL pueden revelar su edad y, lamentablemente, la discriminación por edad existe. Si tiene un e-mail de un dominio personal, trate de que sea lo más profesional posible. "Una vez vi un e-mail con [nombre]@semental.com", recuerda Schlocker. "No se imaginan todo lo que he tenido que leer …, eso demuestra una falta total de criterio."
Buena suerte!
Tom Kaneshige, InfoWorld