Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Mayor rendimiento, mayor productividad

Herramientas de optimización WAN

[01/01/2009] El imparable crecimiento del tráfico de datos corporativos se produce justo en un momento en que cada vez más las organizaciones siguen el proceso paralelo y solo aparentemente paradójico de distribuir su actividad entre sucursales, delegaciones y oficinas remotas mientras imponen la centralización de las aplicaciones y la gestión de las TI. Una tendencia que pone a prueba el rendimiento de la WAN y la productividad de los empleados, y para la que dotarse de más ancho de banda no siempre es la respuesta adecuada. Las herramientas de optimización WAN es en muchos casos la mejor solución.

Aunque solo el 8% de las empresas tiene sus aplicaciones distribuidas, según Nemertes Research, las sedes centrales se están vaciando progresivamente mientras crece el número de empleados distribuidos...
Ante este escenario, construir una infraestructura WAN que conecte eficientemente las sucursales con las sedes centrales es vital para la productividad de los empleados y el éxito del negocio en general. Una necesidad que solo hace crecer ante el incremento de las demandas de ancho de banda y de aplicaciones sensibles a los retardos, como la telefonía IP. En consecuencia, las WAN caminan hacia la saturación.
Pero no siempre el sobredimensionamiento de la red con más ancho de banda es la respuesta adecuada. Las herramientas de optimización WAN pueden mejorar significativamente el rendimiento y los tiempos de respuesta de la red y las aplicaciones mediante diversas técnicas que permiten eliminar las transmisiones redundantes, comprimir y priorizar los datos y reducir el volumen de los protocolos de comunicación. Y como señala IDC, al mejorar el rendimiento de la WAN, este tipo de soluciones contribuyen además a reducir los costos operacionales, así como los de hardware, software y ancho de banda, ayudando a las empresas a mejorar la productividad del usuario. En general, si el objetivo es acceder a grandes archivos o dar acceso a un número elevado de usuarios distribuidos, las herramientas de optimización pueden satisfacer las necesidades de cualquier empresa, desde las de ingeniería a instituciones financieras o agencias de publicidad.
Algunas firmas consultoras cifran en entre un 40 y un 80% el número de enlaces WAN que pueden llegar a eliminarse gracias a las técnicas de compresión y caching. Además, la optimización WAN utiliza otro tipo de técnicas para mejorar el rendimiento, como la reducción de latencia, la aceleración de aplicaciones y la optimización de rutas. Pero los ahorros no solo se consiguen en costos de capital, ya que también hay que considerar los costos operacionales. Aunque añadir productos de optimización entre distintas sedes no suele suponer una reducción inmediata de los costos operacionales de la WAN, sí se consigue mantenerlos planos durante un periodo medio de entre tres y cinco años. Así, en vez de tener que duplicar los costos de acceso y ancho de banda, es posible mantener durante ese tiempo la capacidad existente sin necesidad de aumentar los costos de ancho de banda.
Si a esto se añaden los ahorros de tiempo y la flexibilidad aportados por la optimización frente a la alternativa de reemplazar la WAN, el retorno de la inversión será rápido y atractivo. Nemertes estima en 12 meses el periodo de recuperación de la inversión. En definitiva, la optimización WAN proporciona beneficios constatables que ningún CIO puede pasar por alto.
Mejora global del rendimiento
Todas estas ventajas explican la popularidad que están ganando estas herramientas. En el último benchmark sobre Advanced Communications Services realizado por Nemertes, más de la mitad (65%) de los participantes aseguraban utilizar ya herramientas de optimización y un 13% afirmaba estar en pleno proceso de evaluación. La investigación reflejó además la estrecha relación existente entre el uso de herramientas de optimización WAN y el más bajo consumo de ancho de banda. El 100% de las empresas que reportaron haber experimentado crecimientos planos o decrecimientos en el uso del ancho de banda las utilizaban. Según estas empresas, el uso de estas herramientas les permite retrasar el contrato de líneas de alta velocidad, a pesar de los incrementos de la demanda de anchos de banda de la organización.
Estos resultados hacen prever a Nemertes un buen futuro para estas tecnologías. La consultora espera que la adopción de herramientas de optimización siga incrementándose rápidamente, como lo ha hecho en los últimos cuatro años, periodo durante el cual el número de empresas que las utilizan ha crecido un impresionante 64%. Igualmente, aumenta el número de implementaciones en las empresas que ya han adoptado técnicas de optimización. Una vez implementadas con éxito entre dos localizaciones simplemente para mejorar el ancho de banda, su uso tiende a generalizarse tanto entre un mayor número de sedes como para optimizar también las rutas y el rendimiento de las aplicaciones. Muchas compañías están utilizándolas para potenciar el rendimiento de las aplicaciones web mediante la optimización de las granjas de servidores o mediante tecnologías de caching con productos de firmas como Akamai, Cisco, Citrix, Crescendo Networks y F5.
Aunque no sean conscientes de su utilización, los resultados de la optimización WAN son visibles para los propios empleados, ya que consiguen mejorar tanto su productividad como su experiencia global de usuario:
?Más rápida accesibilidad a los archivos. Debido al caching, es posible acceder más rápidamente a los archivos que son utilizados repetidamente, puesto que solo es necesario recuperar los datos nuevos, en vez de tener que recargar todo el documento.
?Mayor velocidad entre las múltiples sedes de la organización. La optimización WAN maximiza la velocidad de la red entre localizaciones remotas, acelerando la transferencia de archivos y de ciertas aplicaciones como el correo electrónico.
?Rendimiento mejorado de las aplicaciones en general. Incluso aquellas aplicaciones para la que no se había proyectado en un principio la adopción de herramientas de optimización WAN consiguen mejorar su rendimiento en la red, ya que se puede dedicar a ellas ancho de banda que previamente consumían otros procesos. Los expertos aseguran que las aplicaciones de VoIP y de streaming media consiguen comportamientos más fiables.
?Recuperación de datos más rápida y fiable. En caso de fallas y caídas, la capacidad de la optimización para incrementar los tiempos de respuesta de la red permite a los usuarios volver a tener acceso a las aplicaciones críticas más rápidamente, ganando así productividad.
Mejores prácticas
A la hora de implementar soluciones de optimización WAN conviene buscar la ayuda y el soporte de los suministradores; pero, en cualquier caso, es imprescindible seguir las mejores prácticas que faciliten la selección y la puesta en marcha de las mejores herramientas. La primera será determinar qué tipos de archivos y datos constituyen la mayor parte del tráfico de la organización, teniendo en cuenta que los basados en User Datagram Protocol -como la VoIP, Trivial File Transfer Protocol (TFTP) e Internet Protocol Television (IPTV)- no tienden a beneficiarse de la optimización WAN; por lo contrario, TCP y Common Internet File System -como el email y la transferencia de archivos- son los que más partido sacan de estas herramientas. Dada la diversidad de objetivos que estas soluciones pueden satisfacer, hay que asegurarse de que los potenciales proveedores comprenden cuáles son los propósitos concretos perseguidos por la empresa.
Asimismo, será preciso probar el nivel de la utilización y la capacidad real de la red, determinando, por ejemplo, cuánto tarda una oficina remota en descargar un archivo desde la sede central o el tiempo que lleva hacer el backup entre los centros de datos. Comprender los patrones de tráfico es un paso obligado para evaluar posteriormente las mejoras derivadas de la optimización. Una vez comprobadas estas medidas, se estará en las mejores condiciones para decidir si es ineludible o no incrementar el ancho de banda y reducir la latencia para mejorar el rendimiento.
También merecerá la pena considerar si la optimización puede complementar otras iniciativas TI de la empresa, como las de consolidación de servidores en centros de datos. En estos casos, la optimización puede ayudar a reducir el consumo de ancho de banda y a mejorar los tiempos de repuesta, proporcionando a los usuarios remotos rendimientos similares a los de una LAN.
Finalmente, la mejor manera de implementar la solución de optimización WAN es en fases, a fin de mitigar los riesgos. Así, una vez finalizada cada una de ellas será posible realizar pruebas y poner en marcha medidas de seguridad que abarquen todo el proceso implementado. Un enfoque de este tipo ayuda además a identificar con exactitud las aplicaciones que se beneficiarán de la optimización, incluidas aquellas para las que no estaba pensado el proyecto en un primer momento.
Como servicio gestionado
Pero no siempre las empresas han de adentrarse por sí mismas en la optimización WAN. Una opción válida en muchos casos es la adopción de este tipo de soluciones como servicio gestionado por un proveedor externo. Hoy no es difícil encontrar en el mercado proveedores de servicios gestionados que completan sus ofertas con soluciones de optimización WAN. Estos servicios proporcionan las mismas funciones y prestaciones que se consiguen con la compra de dispositivos de optimización WAN de firmas como Citrix Systems, Riverbed Technology, Expand Networks o Silver Peak Systems, pero con la ventaja de descargar a la empresa de la instalación, configuración y mantenimiento de las herramientas, que pasan a ser responsabilidad del proveedor.
Por otra parte, se evita además tener que dedicar personal a estas tareas. Además, los proveedores están en mejores condiciones y poseen más medios para actualizar el equipamiento más rápidamente que las empresas. Una ventaja especialmente comprobable en las pequeñas organizaciones, que no cuentan con personal especializado. En general, gracias a los servicios gestionados de optimización WAN, este tipo de empresas pueden disfrutar de niveles de rendimiento difícilmente alcanzables por sí mismas, evitando los costos de entrada y los asociados a la gestión a largo plazo, además de la de personal, lo que contribuye a conseguir ahorros financieros considerables.
Como puntos fuertes de esta alternativa, Gartner destaca su escalabilidad, ya que permite ajustarse rápidamente a las necesidades de la empresa, así como la flexibilidad que otorga a los responsables TI al permitirles resolver los problemas relacionados con el rendimiento de la red, sin necesidad de dotar a las sucursales y oficinas remotas de dispositivos dedicados. Esto evita además justificar nuevas inversiones en la compra de nuevos productos, pues añadir funciones de optimización a un servicio ya existente solo supone un gasto adicional a una decisión ya tomada previamente.
En cuanto a los precios de estas ofertas, varían considerablemente entre proveedores, pero por lo general van en función del tipo de aplicaciones y el número de usuarios, así como de la velocidad y la calidad de la línea física, y el número de emplazamientos remotos que están siendo optimizados.
Pero no siempre la adopción de la optimización WAN como un servicio externalizado será la mejor elección. Según Gartner, es una buena solución para organizaciones donde los accesos a las aplicaciones generalmente son impredecibles, pues la naturaleza de estas transacciones -muchas pequeñas sesiones de datos- las hace fácilmente optimizables. Sin embargo, una empresa con una red con grandes anchos de banda preparada para, por ejemplo, distribuir audio y video, no se beneficiará demasiado de un servicio gestionado de optimización WAN.
En cualquier caso, la optimización gestionada es mucho más efectiva cuando los datos no están encriptados. Por ello, las compañías de sectores como el legal, el financiero o el de sanidad serán las más reacias a contratar una oferta de este tipo, ya que preferirán tratar internamente su información encriptada a fin de evitar potenciales brechas de seguridad. Como sucede con cualquier servicio gestionado, las empresas han de sopesar sus ventajas, por un lado, con sus inconvenientes y costos, por otro.
Tendencias de mercado
En un mercado tan candente como el de la optimización, donde comienzan a perfilarse varios enfoques emergentes, conviene que el cliente tenga claro hacia dónde se dirigen los desarrollos, qué enfoque específico sigue cada suministrador y cuáles son los criterios más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una solución. Por lo que al rumbo de los desarrollos respecta, en términos generales, puede decirse que la combinación de funciones de gestión, el aumento de capacidades hacia los gigabits, llevar la aceleración hacia la parte del cliente y el soporte de encriptación, constituyen hoy algunas de las líneas estratégicas seguidas por la mayoría de fabricantes. Como resultado, los dispositivos de optimización tienden a enriquecerse integrando en ellos un creciente número de funcionalidades.
?Hacia los gigas. Poco a poco comienzan a aparecer soluciones con capacidades WAN de Gigabit. El pasado mayo, Silver Peak lanzaba NX-9000, anunciado como el mayor acelerador WAN hasta entonces, con funciones de optimización, deduplicación, compresión y encriptación a velocidades de hasta 4Gbps de tráfico LAN bidireccional y 1Gbps de tráfico WAN también bidireccional. A diferencia de otras soluciones de optimización, el producto no se dirige a enlazar sucursales sino a aplicaciones como replicación de centros de datos y backup en la WAN, entre otras.
?Soporte de entornos virtualizados. Las ventajas potenciales de la virtualización pueden quedar en nada si un mal rendimiento acaba perjudicando la productividad cuando las aplicaciones han de atravesar la WAN. Entre las medidas que los responsables TI pueden poner en marcha para minimizar estos riesgos, se encuentran las nuevas capacidades introducidas por la industria para adaptar las herramientas de optimización a los nuevos entornos virtualizados. El meses pasados, por ejemplo, Expand Networks anunció el desarrollo de una versión de su acelerador de aplicaciones Compass orientado, en un primer momento, al soporte de VMware, aunque la compañía tiene previsto añadir nuevas plataformas de virtualización.
?Soporte de encriptación. Hasta hace poco, la optimización WAN no estaba recomendada para aquellas empresas que trabajan con tráficos encriptados, lo que limitaba la presencia de esta tecnología en sectores como el financiero, donde más del 60% del tráfico va cifrado. Sin embargo, ya hay productos de firmas como Riverbed, Juniper Networks y Blue Coat Systems, Citrix Silver Peak, F5 y Expand Networks que permiten mejorar las transmisiones de datos encriptados con SSL, el protocolo comúnmente usado para crear redes privadas virtuales (VPN). Estos dispositivos finalizan la sesión encriptada, la descodifican, la optimizan y vuelven a encriptarla.
?Soporte de la movilidad. Las ventajas de la optimización WAN no son tan evidentes cuando se trata de dar soporte a pequeñas oficinas y trabajadores móviles. La solución consiste en desplegar software de optimización en los dispositivos cliente, sean móviles o no, para mejorar la experiencia de usuario. Tal es el objetivo de firmas como Citrix, Expand Networks y Blue Coat. Los administradores, además, pueden definir políticas de optimización para necesidades específicas de los usuarios. Esta opción también es adecuada para aquellos administradores que tienen que gestionar muchas y pequeñas oficinas remotas con muy poco personal y que no pueden justificar la inversión de varios miles de dólares que supone la compra de las herramientas de optimización.
?Convergencia con la aceleración de aplicaciones. Por lo general, las técnicas para mejorar el rendimiento se agrupan en dos grandes tipos: la optimización del ancho de banda WAN, y los aceleradores de aplicaciones y balanceadores de cargas de servidor. Pero últimamente, ambas categorías están convergiendo. Cada tipo de productos enfocan el rendimiento de una manera propia. En principio, los dispositivos de gestión del tráfico y de balanceo de cargas se despliegan en el centro de datos para mejorar el rendimiento de las aplicaciones web que los usuarios acceden vía Internet. Los dispositivos de optimización WAN, por su parte, se despliegan simétricamente en los dos extremos de los enlaces WAN para mejorar el rendimiento de las aplicaciones de negocio.
Sin embargo, en la actualidad, las barreras entre ambos enfoques están cayendo, ya que los usuarios también acceden sus aplicaciones de negocio cada vez más por redes públicas como Internet. En paralelo, los dispositivos WAN ya incluyen características como compresión y optimización SSL. Se impone pues la integración de los dos enfoques de aceleración en plataformas comunes para poder optimizar el comportamiento de las aplicaciones desde el centro de datos a los escritorios.
?Integración con la gestión del rendimiento. La mayor parte de los fabricantes de optimización WAN están añadiendo funciones de gestión del rendimiento para mejorar aún más el comportamiento de las aplicaciones. De este modo, es posible utilizar los datos recopilados por las herramientas de aceleración para solucionar los problemas e identificar las áreas en las que se necesita un mayor rendimiento. Un ejemplo de esta tendencia es Citrix, que adquirió el fabricante de aceleración de aplicaciones NetScaler y el desarrollador de aplicaciones de gestión de rendimiento en el puesto cliente Reflectent Software. Combinados, estos productos pueden ofrecer mejoras en el rendimiento y mediciones en tiempo real. Entre los ejemplos de fabricantes que están trabajando para unir la gestión y la optimización también está Radware, tras la adquisición de Covelight Systems, y F5, que trabaja para integrar su dispositivo ControlPoint Management con la tecnología de gestión de Microsoft.
?Cinco veces, diez veces, veinte veces más de rendimiento. Los beneficios de la optimización WAN son incuestionables, pero para conseguirlos no solo resultará imprescindible elegir el equipo adecuado para desplegarla y gestionarla, sino también comprender qué tecnología y configuración se ajustarán mejor a cada red empresarial.
Dispositivos todo en uno
La implementación de dispositivos de optimización WAN autónomos tiene sus inconvenientes. Al fin y al cabo, su presencia en la infraestructura TI de la empresa supone un equipo más que instalar y gestionar, además de ocupar espacio en el armario de cableado. Por ello, cada vez hay más usuarios que prefieren una vía más simplificada mediante la adopción de soluciones todo en uno. Este tipo de equipos combinan la optimización con otras muchas funciones, como routing, switching, Wi-Fi, telefonía IP, seguridad (IDS/IPS, VPN, firewall), servicios de archivos de área amplia (WAFS) y compartición de archivos e impresión. No obstante, de acuerdo con las conclusiones de un reciente estudio de Nemertes, se está abriendo paso una tercera vía en favor de la especialización de funciones.
Muchos responsables TI prefieren instalar, por un lado, dispositivos de sucursal que consoliden funciones de suministro de paquetes, como switching, routing, Wi-Fi, telefonía IP, seguridad y algún tipo de optimización del ancho de banda; y por otro, dispositivos que aglutinen funciones de mayor nivel de suministro de aplicaciones, como WAFS, compartición de archivos e impresión, DHCP, DNS y aceleración de aplicaciones. La razón es que ningún fabricante puede ofrecer todas estas funciones juntas con un grado máximo de efectividad en cada una de ellas.
Replicación de datos
La pérdida de datos en los sitios remotos es un riesgo muy elevado para muchas empresas. Para mitigar este problema, no basta con incrementar el ancho de banda. Según una investigación realizada por Forrester Consulting para F5 Networks en el 2007, las tecnologías de aceleración WAN logran mejorar la tasa de transferencia y mitigar la latencia de las redes existentes. El estudio -realizado mediante un sondeo a responsables TI de más de 500 compañías de Norteamérica y Europa- concluía que el ancho de banda representa un 26% de los costos totales de la replicación de datos o backup remoto. Además, muchos de los entrevistados citaron que el hecho de tener un ancho de banda insuficiente tiene un fuerte impacto en su capacidad de ampliar a otras aplicaciones la replicación de datos o el backup remoto.
NetworkWorld