Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Red Hat se convierte en proveedor de servicios cloud computing

[15/04/2011] Red Hat lleva tiempo implicado en el mundo del cloud computing, pero hasta ahora se ha centrado en ayudar a las empresas y proveedores de servicios a construir y gestionar sus propias clouds con el software de la compañía. Pero las cosas están cambiando en la compañía desde que Red Hat compró el pasado noviembre Makara, firma que ofrece hosting bajo el modelo PaaS sobre los servicios Amazon EC2 y Rackspace

En el Red Hat Summit el año pasado, la compañía aseguró repetidas veces ser el único suministrador, junto con Microsoft, en proporcionar todas las piezas de software necesarias para crear redes de clouds y mover cargas de trabajo entre ellas, incluyendo virtualización del servidor, sistemas operativos, herramientas de gestión y orquestación, middleware y entornos de desarrollo de aplicaciones. Lo único de lo que carecía, a diferencia de Microsoft, que ya proporciona Windows Azure, es un servicio cloud público con el que ahora podrá comercializar gracias a Makara.
El equipo procedente de Makara, liderado por su ex CEO, Isaac Roth, está desarrollando la próxima generación de ofertas PaaS de Red Hat, a la que se podrán actualizar los clientes actuales del servicio de hosting de la firma adquirida. En la práctica, el servicio de cloud público de Makara es el primero de este tipo ofrecido por Red Hat.
El servicio cloud computing PaaS de Makara soportan Java Enterprise Edition y cuenta con características de gestión del ciclo de vida. Y aunque fue lanzado solo unos meses antes de la compra de Makara por Red Hat, ya cuenta con algunos miles de usuarios, como la NASA, que lo utiliza para aplicaciones de modelado del clima.
El equipo de Makara en Red Hat está integrando piezas de Jboss y Red Hat Enterprise Linux en el servicio, así como funcionalidades del proyecto Deltacloud, que permite a los desarrolladores usar el mismo código para iniciar instancias en cualquier cloud interna o en Amazon EC2 y Rackspace, evitando así las incompatibilidades y cambios de API.
Jon Brodkin, Network World (US)