Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La nube para el sector público

[19/04/2011] Vía videoconferencia -y usando el nuevo sistema Lync de Microsoft- varios periodistas de diversos países de la región latinoamericana se unieron para escuchar lo que Microsoft tenía que decir acerca de su oferta en la Nube.

Ya no sólo se trata de proporcionar servicios. El mundo ha evolucionado, y con él la necesidad de ofrecer experiencias también. Nos encontramos, pues, en una Era de la Experiencia. ¿Qué significa esto para la Nube? Que la nube con su poder de cómputo puede cambiar las experiencias, sostuvo Jorge Cabeza, director para Sector Pública de multicountry Americas de Microsoft.
Como señala un documento de Microsoft, las agencias del gobierno cuentan con información sensible y cargas de trabajo importantes, por lo que seguramente no desean que todos sus datos se encuentren en una nube pública. Ante ello, las nubes privadas ofrecen la escalabilidad (la capacidad de crecer) y los recursos compartidos de la cloud computing, pero en sus propios términos y en sus instalaciones.
Luego de dar algunos ejemplos de lo que los gobiernos pueden hacer con la Nube -como en el caso de los impuestos o la información médica de la población-, Cabeza señaló que a pesar de ello también es necesario considerar algunos retos propios del sector público.
Uno de ellos es común a toda institución: la privacidad. Las instituciones del gobierno tienen los mismos requerimientos de privacidad que los que todas las organizaciones.
Otro de ellos es la soberanía. Dependiendo del país, es importante para las instituciones públicas el saber si los datos que se han subido a la nube, han realmente abandonado el territorio del país a cuyo gobierno están brindando el servicio.
Finalmente, el tercer reto es otro reto común: la seguridad. Las organizaciones gubernamentales poseen los mismos requerimientos de seguridad que una empresa privada. Así que no se puede descuidar este punto.
Son retos que se deben de tomar en cuenta; pero a cambio, al utilizar la nube le brinda a los gobiernos la posibilidad de acceder a un gran cambio: el Estado tiene acceso, a través de un navegador, a la innovación permanente.
En forma remota todas las instituciones públicas pueden contar con las más recientes herramientas, sin que se requieran realizar las tradicionales implementaciones o upgrades. Simplemente estarán ahí la siguiente vez que prendan la máquina y accedan a sus servicios vía un navegador web.
Esto impone otro reto a las organizaciones gubernamentales: tomar la decisión de renovar constantemente su legislación para acomodarse a los cambios tecnológicos.
¿Qué es primero, la legislación o la tecnología?, se preguntó cabeza, durante su presentación.
Obviamente la respuesta la tiene que proporcionar cada gobierno dependiendo de lo que considere conveniente. Pero no se debe de perder de vista que la Nube puede ofrecer mejoras por el simple hecho de ofrecer acceso a un mayor poder de cómputo. Eso es ofrecer innovación al país y es una herramienta para lograr un mayor desarrollo, incluso dentro de los rankings globales como los del World Economic Forum, por ejemplo, que citó Cabeza.
Pero por su puesto hay muchos más temas por lo que los gobiernos podrían encontrarse interesados en la Nube. Y Cabeza señaló algunos de ellos.
Por ejemplo, los gobiernos pueden encontrarse interesados en la Nube debido a que ésta les proporcionar las más recientes versiones de las actualizaciones de los programas con los que opera. La nube también le ofrece a los gobiernos menores gastos de capital y menores gastos operativos, gracias a su sistema de suscripciones.
La nube ofrece también a los gobiernos una mayor eficiencia energética, mayor flexibilidad y agilidad en el uso de los recursos, la capacidad de crecer de acuerdo a las necesidades, servicios innovadores, y, sobre todo, un mayor grado de transparencia.
CIO, Perú