Llegamos a ustedes gracias a:



Casos de éxito

Virtualización en la Escuela de Leyes

Como consecuencia del colapso de su red

[06/01/2009] Hace cuatro años, cuando la red de la New England School of Law de Boston sufrió un colapso generalizado que duró más de una semana, el departamento de TI supo que se avecinaba un replanteamiento en toda forma.

Desde las dos abigarradas salas de servidores, el pequeño equipo de TI de la Escuela hacía todo lo posible para tratar de mantener una red inalámbrica para  mil 100 estudiantes, correo electrónico, teléfonos VoIP, aplicaciones de contabilidad, servidores web, servidores FTP, un sistema ERP y, especialmente, aplicaciones necesarias para gestionar las funciones de seguridad del edificio. Pero había demasiados flancos débiles, y cuando el router principal de la Escuela y el servidor web se cayeron al mismo tiempo, los resultados fueron desastrosos.
 
"Aunque no se nos colgaron muchas piezas, las que se colgaron no solo eran costosas sino que resultaban indispensables para que el resto de elementos de la red pudiera funcionar, recuerda Nathan Reisdorff, director de TI de la escuela (que está cambiando su nombre a New England Law/Boston).
El decano de la institución, enfrentado a  mil 100 estudiantes furiosos en palabras de Reisdorff, no perdió tiempo en proponer una revisión de la red de la Escuela. Además de presentar puntos débiles aislados, la red de New England Law ya estaba bastante apretada en sus dos salas de servidores, con los consiguientes problemas de ventilación que esto suele acarrear.
Las claves para replantear la red, hacerla más confiable y mejorar la eficiencia de costos fueron herramientas de virtualización VMotion, servidores HP blade, red de área de almacenamiento y productos de virtualización del almacenamiento. Durante los últimos 18 meses, tanto Reisdorff como el CIO Charles Killam construyeron una red redundante con capacidades de recuperación de fallas y backup, al mismo tiempo que evacuaron cerca de veinte servidores heredados, reduciendo así el consumo de energía y la demanda de ventilación en casi 30%.  Pero antes de dar con la estrategia correcta, la Escuela pasó por ciertos problemas de ajuste y corrección.
Reisdorff explica que, junto a sus colegas, trató de implementar el mejor enfoque disponible a través de una red de área de almacenamiento (SAN o storage-area network) de EMC y servidores Dell, pero no terminaron de implementarla debido a problemas con el equipo y a la falta de experiencia en el diseño de una red de alta disponibilidad. Los servidores se caían, había problemas para enganchar los servidores al  dispositivo Clariion CX300 de EMC, y cuando la New England Law se quejó con los proveedores, estos se limitaron a echarse la culpa mutuamente, recuerda Reisdorff. Por si fuera poco, casi desde el inicio del proyecto surgió una serie de costos imprevistos.
La New England Law empezó a buscar un proveedor que pudiera darle soporte durante todo el proceso de rediseño de su red y que, a su vez, le suministrara buena parta del equipo requerido para ese fin. Luego de evaluar compañías como IBM, Sun, Dell y Hitachi, finalmente HP fue la elegida. Además de los servidores HP BladeSystem, la New England Law compró un HP StorageWorks Enterprise Virtual Array (EVA) y una biblioteca de cintasHP para backup.
La virtualización del almacenamiento facilita enormemente las aplicaciones y el despliegue de almacenamiento a los servidores, sobre todo cuando cuentas solo con un staff reducido que consta apenas de dos administradores de red y dos empleados de help desk, precisa Reisdorff.
Asimismo, gracias a la virtualización, los pools de almacenamiento pueden reducirse o agrandarse, señala. "Uno de los mayores problemas que se nos presentaba con el SAN tradicional era que cuando queríamos reducirlo, realmente teníamos que destruirlo y construirlo de nuevo
Ahora, en la New England Law, dos SAN —instaladas en diferentes edificios- se copian mutuamente, colaborando así a garantizar una alta disponibilidad. Otro de los atributos que Reisdorff suele destacar es el balance automático y las pantallas de administración amigables.
VMware es el otro proveedor clave para Reisdorff. La New England Law opera con unos cuarenta servidores, en su mayoría HP ProLiant machines. Dos blade enclosures contienen servidores blade que operan el VMware Infrastructure 3 Hypervisor, con aplicaciones virtualizadas como Microsoft Exchange, aplicaciones de impresión, y servidor y un sitio FTP.
Algunas aplicaciones, como el video streaming y el sistema de correo de voz para el correo electrónico, continúan en servidores físicos debido a los altos requerimientos de CPU. Pero con VMware, Reisdorff y su equipo pueden correr entre 8 y 15 máquinas virtuales en una caja física.
Mediante la migración en vivo de VMotion es posible proveer alta disponibilidad con solo pasar los VM de una caja física a otra, sin necesidad de apagar el sistema. Los atributos de almacenamiento avanzado también ayudan a asegurar un alto promedio de tiempo operativo.
"El EVA tiene todo el RAID incorporado, es decir que si detecta un drive fallado pasará la información a diferentes drives de manera que podamos reemplazarlo sin necesidad de desconectar el equipo", precisa Reisdorff. "Todos los blades vienen con estas máquinas virtuales flotando en ellos. Si un blade falla, trasladará esa máquina virtual a otro blade sin apagarse. O, por ejemplo, si uno de los servidores está utilizando muchos recursos extra, la infraestructura le dará más memoria, más CPU y tareas de expansión hacia otros blades para que pueda seguir procesando sin recargarse ni colapsar".
De todas maneras, por si una catástrofe afectara ambas salas de servidores, la New England Law está considerando la posibilidad de comprarle servicios de recuperación de desastres a un proveedor de centro de datos externo, pero todavía no ha concretado estos planes.
El presupuesto de TI de la New England Law es de unos 1,8 millones de dólares, y el proyecto de virtualización, SAN y servidor blade costó alrededor de 250 mil dólares durante el primer año, y 110 mil dólares al año siguiente. Sin embargo, a largo plazo, Reisdorff espera que el proyecto no solo reduzca los costos de TI, sino que además ofrezca mejores servicios a profesores y estudiantes. La escuela planea mudar su data center en el 2011 y esa mudanza será más fácil y menos costosa gracias a los servidores virtuales y la migración en vivo, adelanta.
"La mayoría de Escuelas grandes y medianas ya se están pasando a la virtualización, sostiene Reisdorff. "Tienes que invertir dinero, pero luego terminas ahorrando"
Jon Brodkin, Network World