Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

OpenFlow permite crear networking definido por software

[20/04/2011] Con la formación en marzo de la Open Networking Foundation, OpenFlow se sitúa en la mejor posición para convertirse en uno de los principales protocolos de routing de las nuevas redes en entornos de centros de datos y cloud computing. Su mayor ventaja consiste en permitir definir el networking por software.

El protocolo de routing OpenFlow ofrece la posibilidad de controlar de una forma sencilla el modo en que operan las redes. Para ello permite crear networking definido por software, lo que significa que los usuarios pueden definir flujos y determinar qué rutas seguirán tales flujos a través de la red, con independencia del hardware subyacente. El mes pasado grandes compañías de la industria formaron la Open Networking Foundation para contribuir a la adopción del nuevo protocolo.
OpenFlow es un proyecto de código abierto resultado de seis años de colaboración en investigación entre la Universidad de Stanford y la Universidad de California. Su principal ventaja consiste en permitir a los usuarios crear políticas para encontrar rutas con ancho de banda disponible, baja latencia o congestión y menos saltos entre switches y routers de diferentes fabricantes. Dicho de otro modo, permite crear networking programable independiente de fabricantes.
Aunque OpenFlow es útil, no es tan revolucionario como pudiera parecer a primera vista, afirma Scott Shenker, miembro de ONF y profesor de la Universidad de California. "Su enfoque de networking no permite hacer nada que no se pudiera hacer antes con la red, pero proporciona una interfase programable que permite programar lo que se desea que ocurra en la red, como el modo de encaminar los paquetes, balancear cargas y controlar el acceso.
Para Zeus Kerravala, analista de Yankee Group, OpenFlow permite crear y correr networking multicliente (multi-tenant). Es más que una VLAN, es una verdadera red virtual. Además, según Kerravala, la naturaleza de código abierto de OpenFlow posibilita a los usuarios experimentar con el protocolo y crear e implementar rápidamente nuevas características y funciones, y adaptar la red a requisitos específicos. Por ejemplo, los usuarios podrían utilizar OpenFlow para programar switches para desactivar enlaces y puertos no utilizados a fin de reducir el consumo energético.
OpenFlow cuenta con un gran apoyo en ONF. Las compañías fundadores de la fundación incluyen a Deutsche Telekom, Facebook, Google, Microsoft, Verizon y Yahoo. Además participan firmas como Cisco, Brocade, Juniper Networks, HP, Broadcom, Ciena, Riverbed Technology, Force10, Citrix, Dell, Ericsson, IBM, Marvell, NEC, Netgear, NTT y VMware.
Apoyo de la industria
Una de las firmas de networking más comprometidas con OpenFlow es Brocade, que lo ofrecerá en sus switches a finales de año, según Ken Cheng, vicepresidente de productos para proveedores de servicios de la compañía. Brocade está explorando la tecnología como medio de gestionar el escalado de grandes dimensiones en un centro de datos con cientos y miles de racks de equipos. Asimismo, está evaluando OpenFlow como un método para gestionar flujos en la WAN y mejorar el control de la virtualización en los centros de datos.
Otras compañías se muestran más prudentes sobre su adopción, como Force10, que prefiere esperar a que OpenFlow madure antes de integrarlo en sus switches. Y tampoco faltan los totalmente escépticos. Es el caso de Enterasys. En opinión de Markus Nispel, responsable de tecnología de la compañía, OpenFlow puede suponer el reinvento de la rueda. "Estuvimos experimentando con una arquitectura similar ya en los primeros 90, intentando centralizar las decisiones de establecimiento de flujos con un sistema llamado SecureFast VNS Virtual Network Server. Debido a los problemas de escalabilidad esto acabó convirtiéndose en un producto llamado SecureFast, que proporcionaba mallas de Nivel 2 activas.
No obstante, Enterasys está investigando un enfoque de networking híbrido en que los establecimientos de flujo selectivos se realizan externamente para rastreo de aplicaciones. Este enfoque está indicado para servicios cloud computing, que requieren más inteligencia y visibilidad en los flujos con propósitos de seguridad, políticas de aplicación y entrega avanzada de servicios. Por ello, Nispel considera OpenFlow más como un protocolo para centros de datos especializados o proveedores de servicios que para empresas.
A finales del año pasado, NEC mostró su implementación de OpenFlow en la novena GENI Engineering Conference (GEC9), celebrada en la ciudad de Washington. Asimismo, la startup Big Switch Networks, especializada en switches OpenFlow, recibió fondos por valor de casi 14 millones de dólares.
Jim Duffy, Network World (US)