Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Generación Y vs Generación X: ¿Cuál le causa más dolores de cabeza a TI?

[22/04/2011] Ya ha oído antes el estereotipo de la Generación Y: Aquellos trabajadores perezosos, que exudan derechos y que han sido criados con las tecnologías sociales que traen a su lugar de trabajo, les guste o no a los departamentos de TI.

Una nueva investigación de Forrester arroja luz sobre esta última cuestión, encontrando que los trabajadores Y en realidad no son muy diferentes de la generación X, o en algunos casos, incluso son "Baby Boomers", en lo que respecta a sus puntos de vista sobre la tecnología. Las empresas deben considerar y confiar más en este grupo de empleados cuando esté implementando políticas y tecnologías, aconseja Forrester.
Tomemos, por ejemplo, esta estadística: Entre la primera ola de la Generación Y que se graduaron en el 2001 o 2002, el 52% se ha mantenido en su puesto actual por un promedio entre tres y 10 años, según el informe. 27% de ellos son directivos o ejecutivos en las empresas.
Esto significa que la generación Y es, y es cada vez más, un grupo experimentado de trabajadores -que entienden cómo operan sus empresas y cómo prosperar en el negocio. También son propensos a ser influyentes en el desarrollo e implementación de políticas de tecnología, según el informe.
"Los profesionales de contenido y colaboración que crean estrategias y tecnología para sus empleados deben establecer políticas basadas en hechos, no en los estereotipos", escribe el autor del informe y analista de Forrester, TJ Keitt. "Por lo tanto, es importante medir las actitudes reales de la generación Y hacia el departamento de TI y sus políticas, para entender lo que están haciendo con la tecnología.
Éstos son los hallazgos de Forrester sobre las actitudes de la generación Y sobre TI -algunas de las cuales pueden ser sorprendentes-, y sugerencias para trabajar de forma efectiva con esa generación.
- La generación Y cree que su tecnología es mejor que la tecnología de los otros. El informe señala que hay una desconexión entre la generación Y, y el resto del lugar de trabajo cuando se trata de qué tecnologías son mejores.
Según el informe, 31% de la generación Y dice que cree que su tecnología en el hogar es mejor que la tecnología que tienen en el trabajo. 23% de la generación X está de acuerdo, pero la gran diferencia se puede comprobar en los Boomers: solo el 17% cree que su tecnología es mejor que la tecnología del trabajo.
-A pesar de ello, la generación Y no es tan proclive a llevar la tecnología al trabajo, como lo hace generación X. Mientras que los departamentos de TI a menudo se preocupan por los peligros que los Ys llevan mediante el uso de tecnologías ajenas al trabajo, la realidad es que no son los únicos culpables, señala el informe.
Mientras que los de la generación Y encabezan la lista de quienes admiten haber instalado software en el equipo que utilizan para el trabajo (44%), la generación X los sigue de cerca con 42%. Después siguen los Boomers con 36%, según el estudio. Además, más del 40% de cada grupo de generaciones admite el acceso a los servicios en línea como Google Docs por motivos de trabajo.
- Mientras que a la generación Y le gusta la mejor tecnología, todavía están satisfechos con la tecnología que utilizan para los negocios. La mayoría de los Ys está satisfecha con las tecnologías que utilizan para realizar su trabajo (55%) y las tecnologías que usan sus departamentos (52%), lo que está en consonancia con los Boomers.
También es interesante señalar que el informe encontró que la generación Y está más satisfecha que sus homólogos de la generación X en cada una de estas medidas. Keitt de Forrester afirma que esto probablemente se deba a que la generación Y no estaba en la fuerza laboral cuando surgieron las primeras quejas acerca de la tecnología para los negocios.
"Los de la generación X fueron los primeros en reclamarle a TI sobre las tecnologías que estaba adquiriendo. Estaban a la vanguardia del consumidor de las TI", afirma Keitt. "Esto sentó las bases para los cambios en la forma en que los departamentos de TI pensaron la provisión de tecnología, y abrió las puertas para que diferentes tipos de software y hardware sean utilizados en el negocio. Y en cierto modo, la generación X sigue liderando este cargo - no el recién graduado de 22 años de edad exigiendo soporte técnico para su iPad, sino su jefe de 40 años.
- La generación Y abraza el departamento de TI. Contrariamente a lo que muchas empresas podrían pensar, la generación Y no lo ve como un obstáculo. Solo el 8% de la generación Y cree que su departamento de TI no tiene ni idea" y 2% lo ve como "que entorpece de manera significativa" el trabajo. De hecho, casi dos tercios ven a TI como los que le consiguen lo que necesitan, o al menos intentan hacerlo.
Debido a que más y más Ys están entrando en posiciones de nivel ejecutivo y de gerencia, quieren -y son capaces de - ayudar a tomar decisiones sobre tecnología. Según el informe, el 69% de los Ys quiere entrar en las tecnologías que más utilizan en su trabajo. Eso les da a los profesionales de contenido y colaboración la oportunidad de trabajar con ellos en la toma de decisiones y políticas sobre tecnología.
Por ejemplo, Forrester recomienda encuestar no solo a los de la generación Y, sino a todos los trabajadores, sobre qué herramientas necesitan para hacer su trabajo, así como pedirles que evalúen las tecnologías que la compañía está considerando. Esto asegura que las herramientas que se introduzcan satisfagan las necesidades de los empleados, lo que normalmente estimula la adopción, señala Keitt.
Otra sugerencia para trabajar con -y no contra los trabajadores- es explorar un programa de traiga su propia tecnología -con restricciones- para permitir que los empleados encuentren las herramientas que mejor trabajan para ellos.
Debido a que los empleados tienen demostrada su voluntad de traer tecnología al trabajo -como en el caso de los teléfonos inteligentes y tablets-, Forrester dice que los profesionales de contenido y colaboración pueden aprovechar esta tendencia mediante la extensión de ciertas tecnologías a un mayor número de empleados. La clave para esto, sin embargo, es el establecimiento de políticas para asegurar que los dispositivos que traen los empleados, tengan soporte técnico y sean seguros.
Kristin Burnham, CIO