Llegamos a ustedes gracias a:



Evento

La nube es ya una realidad

[03/05/2011] El primer foro de CIO Perú del año fue -disculpen la inmodestia- un éxito. Como en ocasiones anteriores pudimos congregar a la flor y nata de los CIO locales para propiciar una mañana de discusión abierta sobre el tema de actualidad: la cloud computing.

Durante la mañana del miércoles 27, en las instalaciones del Miraflores Park Hotel, más de 100 participantes de diversas compañías locales se reunieron para escuchar lo que proveedores y clientes tenían que decir de sus experiencias con la nube, ya luego de un año del primer foro en el que tratamos el tema.
Con el ánimo de recrear esa mañana, es que ahora les ofrecemos un extracto en texto de lo que ahí se dijo, complementado con los videos y las presentaciones de los expositores. Como en otras ocasiones, les ofrecemos la cobertura más completa de nuestro exitoso evento.
Iván García: Un modelo que vale oro
La primera exposición del día fue la que realizó Yvan García, ex ejecutivo senior de minera Chinalco, quien tuvo a su cargo la primera cloud computing minera que se desplegó durante los pasados dos a tres años y que integró China, Chile, Estados Unidos y Perú. Actualmente, consultor internacional en Tek Consulting, García presentó un modelo de caso de éxito de una minera de oro.
La empresa es Mineros, una firma que ha estado por más de 30 años en el mercado colombiano, y que en la actualidad producen 128 mil onzas de oro. En esta empresa se ha desarrollado un proyecto denominado La Mega, que consisten en alcanzar para el año 2020 una producción de 500 mil onzas de oro, lo que vendría a representar más de 2.500 millones de dólares.
En este proyecto se espera que se alcance las 250 mil onzas en cuatro operaciones de la firma en Antioquía (departamento de Colombia), 150 mil onzas adicionales en nuevas operaciones en Colombia, y otras 100 mil onzas provenientes de operaciones fuera de Colombia, en Perú, Bolivia y Brasil.
Obviamente, es necesario un modelo tecnológico que soporte este crecimiento; y es por ello que la firma desea crear la primera cloud privada de minería de oro. Se decidió entonces establecer cuáles eran los retos que TI tendría que afrontar.
Preguntamos primero dónde nos encontramos. Revisamos el modelo de la mina de oro, los procesos claves, las necesidades de los clientes internos, y el ecosistema, sostuvo García.
Un segundo paso consistió en determinar qué es lo que se necesitaba. Para ello se identificó los quick wins, activos internos, procesos y oportunidades de mejora, alternativas a priorizar, alto nivel de arquitectura, y todo basado en cloud.
El tercer paso consistió en determinar a dónde se quería ir. Para ello se estableció un to-be de la empresa Mineros, que básicamente busca la unificación de todos los sitios de la empresa al más alto nivel de capacidad y disponibilidad de TI.
Una vez que se determinaron estos retos se pasó al proyecto en sí, el cual se dividió en tres fases que se desarrollarían a lo largo de 10 semanas.
En la primera de ellas se realizó una evaluación completa de la estrategia de negocios, sus prioridades y el ambiente actual de TI; esto se realizó en dos semanas.
Posteriormente, se desarrolló una segunda fase de Estrategia y formulación de arquitectura, es decir, de determinación de la visión y funciones de TI, el valor de negocio, la organización, las aplicaciones, la infraestructura de TI, las opciones de sourcing, y el negocio y las métricas de TI; todo en cinco semanas.
Finalmente, la fase 3 consistió en el Plan de Migración, en donde se desarrolló el planeamiento de la implementación, es decir, de los cambios y de los nuevos modelos a ser mejorados; todo en tres semanas.
También se realizó un análisis de la estrategia actual de la empresa con respecto al rol que se puede identificar en TI -en base a los parámetros manejados por Gartner-, y se determinó que la empresa es una firma de Tipo C. Este tipo de empresas son las llamadas seguidoras, en contraposición a las firmas Tipo A (Pioneras) o Tipo B (mainstream). Es decir, se encontró a un director de tecnología muy cauteloso en cuanto a los gastos en TI, restringido a nivel de presupuesto y basado en control de costos. Una empresa como bastantes de la región de América Latina.
En cuanto a su nivel de madurez de TI (en una puntuación que va del 1 al 4, evaluada en 11 parámetros) la empresa se encontraba con un promedio de 0,96.
En base a estos datos se estableció una situación -deseable- futura de la empresa para 2020. Y así se señaló que la empresa debería llegar en el futuro a ser una firma de tipo mainstream, en donde se tendría una visión balanceada de las herramientas y el objetivo de TI, con un CIO completamente soportado y apoyando al presidente ejecutivo.
Esto implicaba, dentro de la escala de Gartner, pasar dentro de dos años a un promedio de 1,7 y dentro de cinco años a un promedio de 2,6; cuando ya la nube se encuentra madura.
Ese fue el modelo futuro planteado para Mineros.
En base a ese escenario deseado, se planteó un modelo de nube privada basada en centros de datos, con un ambiente de colaboración completo y donde todos se encuentren integrados y todas las herramientas de tecnología puedan tener una sola función de servicio.
Para lograr esto, la primera estrategia a seguir fue lograr el posicionamiento de la función de TI. Posteriormente, la segunda estrategia fue designar el tipo de carga de trabajo que se iba a desarrollar dentro del modelo de nube.
La tercera estrategia consistió en la selección del modelo, y en este caso se eligió un modelo netamente privado pero preparado para hacer un mix con lo público. Luego, se identificaron los primeros gaps para la adopción del modelo; y se desarrolló un caso de negocios. Finalmente, se desarrolló una hoja de ruta con las iniciativas.
Lo que se logró fue un modelo basado en data center que contiene todas las áreas remotas de Mineros. Cinco oficinas y operaciones se encuentran conectadas con el centro de datos, además de contar con lo necesario para que otras empresas futuras puedan unirse a la compañía. Esto incluye las redes de telefonía.
En cuanto a la seguridad, García, a partir de su experiencia, considera que la seguridad debe ser tercerizada dentro de un modelo basado en centro de datos. Es por ello que Mineros ha utilizado este modelo.
¿Qué servicios van a compartir esta nube? Todos los servicios financieros-contables, logística, SAP, y otros servicios adicionales como SaaS (software de explotación geológica, mantenimiento de los camiones, e identificación geográfica).
El monitoreo va a ser all in one, es decir, una sola herramienta para monitorear toda la nube. Aquí se encontraría la red LAN, servidores en centro de datos, la nube pública, balanceadores de carga, tráfico de clientes; todo esto para poder lograr una visión completa de todo lo que sucede en la nube, de tal manera que se tenga un control del consumo de CPU, de almacenamiento, tráfico, y alertas y notificaciones.
El plan de migración de todo este proyecto tenía un horizonte de tres meses de preparación del proyecto y de 19 meses de ejecución del mismo.
Al final, García compartió algunas conclusiones a las que llegó a partir de su experiencia en el proyecto. Como señaló en su exposición, con el uso de la nube se logró la reducción de costos, la mejora en la flexibilidad y escalabilidad de la infraestructura, la mejora en la velocidad del negocio y un outsourcing de alto desempeño.
Mirko Repetti: Conceptos clave
Luego de la Conferencia Magistral fue el turno de un viejo conocido del ambiente TI, Mirko Repetti, gerente de Data Center, Seguridad y Outsourcing Global de Global Crossing Perú, quien tuvo una muy interesante exposición (Ventajas y Desafíos del Nuevo Modelo de Provisión de Servicios) en donde aclaró definiciones y absolvió dudas sobre los conceptos que se tienen con respecto a la Nube.
Desde la perspectiva del ejecutivo, debemos comprender que la cloud no es solamente la adopción de una nueva tecnología, sino de un nuevo modelo de comercialización y provisión de servicios de TI que cumple con ciertas condiciones.
La primera de ellas es que los servicios tienen que estar montados sobre una infraestructura compartida. Además, todo a lo que se deba acceder y sea información tiene que ser accesado bajo demanda, es decir, se accede a la información en el momento en el que se necesita y no en el momento en el que esté disponible.
Otras condiciones del servicio es que se paga por consumo, es ampliamente escalable, y se puede acceder a él desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo.
¿Cómo se llegó a este modelo? Fue un proceso evolutivo. Se comenzó con modelos hechos a la medida pero se llegó a un momento en el que se tenía que estandarizar todo. Fue entonces que la mayoría de las empresas comenzaron a tomar procesos, colocar servidores y atender cada aplicación con un servidor.
Pero luego se dieron cuenta que cada servidor se encontraba ocupado solo al 30% casi todo el tiempo y que solo en algunos momentos tenía una ocupación del 80% o 90% de sus recursos. Se quiso hacer entonces una consolidación que era básicamente un trabajo interno, es decir, dos servidores que se consolidaban en uno solo, tratando de determinar donde se encontraban las cimas y los valles, y tratando de unirlos dentro de un mismo servidor para poder tener un uso más eficiente de los recursos.
Recién el siguiente paso fue trabajar con procesos de cloud internos e inclusive externos. Una empresa puede decidir manejar una parte dentro de una cloud interna y tercerizar lo demás, no hay incompatibilidad entre estos dos modelos.
Otro de los conceptos que reseño Repetti fue el de los distintos niveles de nube que se pueden usar.
El primero de ellos es el IaaS (Infrastructura as a Service) que básicamente consiste en usar recursos de un centro de datos más grande que el propio, por distintos motivos. El segundo nivel es el PaaS (Platform as a Service) que consisten en dejar parte de la administración de los recursos a un tercero.
Y donde Repetti se detuvo más fue en el conocidísimo SaaS (Software as a Service). Aquí el ejecutivo señaló que existe un reto.
El reto para las empresas que venden software es tener un modelo de licenciamiento que permita el SaaS; es decir, que si tengo un ERP pueda hacer uso de él, pagando por él, en el momento en el que lo necesito. Ese modelo conlleva a un cambio de mentalidad no solo de quienes venden el software, sino en quienes adquieren el servicio, sostuvo el ejecutivo.
En la actualidad hay muchas aplicaciones en el web, sobre todo las de CRM, pero ahora el reto es lograr que los ERP funcione totalmente sobre demanda.
¿Cómo escoger un buen proveedor? Microsoft realizó el año pasado un estudio de criterios para poder seleccionar a un proveedor de cloud computing. El primero es la facilidad en la negociación y la flexibilidad, a muchos proveedores de servicio les gustan los contratos poco flexibles (yo te brindo esto y si no te gusta vete a otro lado) cuando en realidad un contrato tiene que ser aceptable para ambas partes.
El proveedor debe tener una buena performance de la red, ya que el uso de la Nube implica un impacto en las comunicaciones. El proveedor también debe ofrecer prestaciones de disaster recovery, esto es importante porque en un centro de datos privado si se cae un servidor probablemente se cae un servicio, en la Nube si se cae un servidor (o un grupo de servidores) probablemente se caen muchos servicios si no tienen redundancia.
El proveedor también debe ofrecer un soporte técnico adecuado, respuesta adecuada en tiempo y en forma a los problemas que se puedan presentar; y obviamente la seguridad de que los datos estén bien seguros.
Algunos aspectos adicionales que quiero colocar: tiene que ser un proceso de fácil integración con los sistemas existentes; es decir, debo ver qué impacto tiene en todas las demás aplicaciones que mis usuarios utilizan; debe ser sustentable en el tiempo; y debe permitir la auditoria de las soluciones, además de cumplir con normativas y certificaciones que aseguren un sistema manejable, agregó Repetti.
Gustavo Pifarre: Evitar la zona gris
La tercera presentación estuvo a cargo de Gustavo Pifarre, IT advisory consultant de HP, quien expuso  el tema Estrategia y Soluciones Cloud.
Pifarre indicó que su objetivo era determinar cuáles son las decisiones estratégicas que debería estar tomando el CIO en vista del nuevo paradigma que es la cloud computing.
Hay diversas maneras de adoptar la nube y distintas consideraciones a tomar en cuenta. Pero creo que todos los analistas coinciden en que ningún CIO puede dejar de tener un plan estratégico alrededor de cloud computing, y que este plan no solo debe ser interno -para TI- sino que también debe ser desarrollado y acordado junto con el negocio, sostuvo el ejecutivo.
Pifarre añadió que, en ocasiones, las características que se esperan de la nube suelen ser demasiado ambiciosas. Decir que un servicio posee escalabilidad infinita es completamente exagerado, pero estas afirmaciones se producen ya que muchas veces en estas características lo que realidad se maneja son las percepciones sobre el servicio.
La idea es brindar a los usuarios la percepción de que tienen todas esas características. Es esta percepción de disponibilidad inmediata e infinita la que promete este nuevo concepto de servicios cloud, agregó el ejecutivo.
En este contexto ¿por qué es importante que la estrategia esté definida junto con el negocio? La respuesta de Pifarre es que en las empresas se ha vivido lo que se conoce como informática gris o en las sombras, una práctica que se produce cuando las soluciones de TI que las unidades del negocio utilizan, son contratadas por estas unidades independientemente del área de TI. Esta práctica depende mucho de la industria y de la empresa, de las unidades de negocios, y también de la agilidad de TI para responder a las necesidades de negocio. Pero en casi en todas las empresas ha ocurrido.
Para el ejecutivo, en la actualidad la oferta de cloud se está transformando en la principal amenaza para que crezca esa informática gris, ya que los proveedores de soluciones de cloud van a ir directamente a ofrecer sus soluciones al negocio.
Para afrontar este reto, TI debe establecer cuáles son las necesidades de las unidades de negocio y evitar que ellas contraten independientemente servicios de cloud. Y, obviamente, hay justificaciones de todo tipo para tomar estas medidas, la fundamental es no perder el control de la informática de la empresa.
Pero además, hay consideraciones prácticas: ¿Quién está más capacitado dentro de la empresa para establecer un SLA? ¿Quién puede monitorear el servicio? la respuesta es sin duda el área de TI; y es por ello que existen justificaciones de peso para establecer un acuerdo con las áreas de negocio de que si es necesario que la organización contrate servicios de cloud, el que debe establecer la relación con el proveedor es el área de TI.
Es más, para Pifarre en la actualidad existe un desafío del área de TI que consiste en poder brindar un portafolio de servicios al negocio independiente de cómo se hace realidad ese servicio. Es decir, desde el punto de vista del negocio debería ser totalmente transparente que el servicio de correo electrónico se lo está dando su área de TI, sin importar que el servicio se sustente en un servidor interno o en un servicio de nube. El negocio no debería enterarse de cómo se están brindando esos servicios.
Entonces el desafío que se está planteando en el área de TI es que cambia el rol del CIO. Ya no solo es el responsable del manejo de los activos del centro de datos, sino que ahora es un administrador de un portafolio híbrido de servicios, algunos de los cuales tiene él internamente, mientras que otros los tiene alojados en un proveedor externo y otros los tiene en la Nube, indica Pifarre.
El rol del CIO es entonces transformar la infraestructura y aplicaciones para que respondan a esas características que el negocio requiere en forma de Nube: disponibilidad, capacidad, aprovisionamiento automático, desaprovisionamiento automático, y pago por uso (identificar cuáles son los costos asociados por el uso que hace cada una de las unidades de negocio de los recursos de TI), para saber cuáles son las unidades de negocios en las que se tiene que invertir más.
Luego de la presentación de Pifarre se hizo presente Omar Crespo, gerente de soluciones de negocio de Microsoft, para exponer algunos puntos a tomar en cuenta cuando se decide ir a la Nube.
Crespo sostuvo que el tema de cloud es un concepto en evolución y dentro de ese desarrollo evolutivo se debe comprender que adoptar la Nube es un proceso de cambio y transformación que no es sencillo, y que no se trata simplemente de llevar el correo o alguna herramienta de colaboración a la nube.
Para adoptar la nube se debe contar con una estrategia que tiene que ir acompañada por cambios en TI y en el negocio, para que de esta manera este desarrollo se pueda llevar de manera eficiente y con un mínimo impacto [negativo] sobre TI y el negocio.
Tenemos demasiados mensajes de cloud, el proceso aún se encuentra en camino, estamos en adopción. Las ofertas van a ser múltiples y por otro lado la adopción de la nube aun no es masiva sino que es progresiva, y está dada por varios inhibidores como la forma en que se implementa, en que se maneja la seguridad, la privacidad, y el mundo público de la información, sostuvo el ejecutivo.
Crespo, basándose en datos de Gartner a noviembre del 2010, sostuvo que uno de los temas principales para la adopción y explotación de la nube es saber qué tan listas se encuentran las aplicaciones de la firma para la nube. Y lo que dice Gartner es que para el 2015, solo el 2% de las aplicaciones van a poder explotar el modelo de cloud.
Otro ejemplo de la velocidad del proceso es que en el 2008 Gartner previo que el 20% del correo empresarial debería estar en la nube para fines del 2010, y ahora estima que solo el 10% estará en la nube para finales del 2012.
¿Qué propuso Crespo? Que no se vea solo qué funcionalidades da el modelo de nube y cuánto cuesta; hay muchos temas que se tienen que considerar porque son muy importantes, como los SLA. EL otro tema fundamental desde la perspectiva de Crespo es saber con qué proveedor se va a comprometer la firma.
Y además, la experiencia le ha señalado a Crespo que en muchas ocasiones las empresas ven a la nube como un escape a algunas ineficiencias que se presentan en la operación, de pronto la nube se ve como la opción salvadora. Sin embargo, la cloud no debe considerarse desde esa perspectiva, sino en relación al impacto que tiene sobre el negocio.
Con la presentación de Crespo concluyó la primera parte del foro. Luego del break se presentaron otros tres expositores más.
Ricardo Palmaka: Sí, la nube ya es una realidad
Luego del receso fue el turno de Ricardo Palmaka, gerente de Innovación – Cloud Services Latam de Telefónica, quien presentó Aplicación de Servicios Cloud a las Empresas: una Visión Evolutiva. El ejecutivo se animó a responder la pregunta que daba título a nuestro foro: Cloud Computing, ¿es ya una realidad?
A nuestro juicio sí, ya es una realidad. Se puede discutir en qué fase estamos pero a juicio de Telefónica ya es una realidad. Los nombres cambian, antes se hablaba de utility computing y de web services, pero ahora se habla mucho de cloud computing, puede que haya otros nombres pero creo que los conceptos se mantienen, sostuvo el expositor.
La seguridad de su respuesta se sustenta en el hecho de que en Telefónica uno de los seis ejes estratégicos a nivel mundial es precisamente la cloud computing.
¿Qué es cloud computing? Es un modelo de provisión de servicios que permite que el acceso a las aplicaciones y recursos sean elásticos, y con ello nos referimos no solo al crecimiento, sino también a la reducción en el consumo. Y esto implica recursos de computación, pero también de almacenamiento y comunicaciones, agregó el ejecutivo.
Como era de esperar, Palmaka adujo que no todo es simplemente software y servidores, sino también otros recursos como el almacenamiento y -dado el sector del que proviene- las comunicaciones; obviamente, todo desde un modelo de autoservicio que implica un menor involucramiento de TI.
Y ¿cómo se ha llegado hasta aquí? Para Palmaka todo comenzó cuando en el 2003 un artículo de Nicholas Carr, llamado IT doesnt matter (un juego de palabras entre TI no importa y Ello no importa) remeció a la industria y a los profesionales del sector. Por cierto, muchas de las cosas que ahí se dijeron no resistieron el paso del tiempo, pero otras sí; y entre estas cosas que sí se han mantenido como profecías que se han cumplido, ha sido el de la provisión de servicios a la manera de utilities (servicios públicos). Pero obviamente hay algunas diferencias con respecto a lo que se planteaba en el 2003.
Quizás la más importante era que en ese año se planteaba que los servicios y recursos se adaptarían a las empresas. La experiencia, como la planteada por la existencia de servicios como los de Salesforce.com, señala que no son necesarias herramientas y recursos distintos para cada empresa. Sin embargo, ello no impide que las distintas formas en que se usen dichas herramientas hagan la diferencia en el mercado.
Palmaka también sostuvo en su presentación que otra de las características actuales de la Nube es que es un camino sin vuelta atrás. La razón: el aprovisionamiento tiene que ser rápido, no se puede esperar 60 días para que lleguen recursos de almacenamiento o de otro tipo. Las áreas de negocios no pueden esperar a esos plazos.
La cloud es un camino sin retorno, no es algo que se pueda frenar pues las áreas de negocios necesitan de recursos a una mayor velocidad de la que los de TI podemos tener, sostiene el ejecutivo
Y ¿qué es lo que exigen los negocios? Respuestas rápidas a nuevas iniciativas; adaptabilidad de los costos a las variaciones en los negocios; soporte continuo a los negocios y su crecimiento, manteniendo los costos bajo control; incremento de la eficiencia de los empleados; y mitigación del riesgo de las nuevas iniciativas y del propio negocio.
En general, se puede apreciar que las grandes empresas tienen una actitud conservadora y pragmática con respecto a los XaaS. La adopción depende del grado de madurez de las tecnologías y de la confianza en los servicios, en cuanto a latencia, seguridad, disponibilidad y soporte.
Axel Pozo: El caso de éxito
Luego de la presentación de Palmaka se presentó Axel Pozo, gerente de Tecnología de Pacífico Seguros, quien expuso el tema Optimizando la Comunicación y Colaboración en Pacífico Seguros con Google Apps. Sin embargo, antes de que iniciara su presentación tomó brevemente la palabra Pablo Massis, country manager de Orión Perú, para realizar una breve introducción a la cloud computing, y para presentar a su socio estratégico, Manuel Eduardo Capurro, gerente de Enterprise de Google Perú, quien expuso el tema Innovación a la velocidad de Internet, 100% Web, antes de la presentación del caso de éxito de Pacífico Seguros.
Capurro señaló básicamente las tendencias que actualmente están impactando en el negocio.
Una de ellas es la velocidad. En la actualidad nos encontramos en un mundo cada vez más acelerado, y ello ocasiona que las empresas tengan que adaptarse reduciendo los tiempos de sus procesos. Un ejemplo excepcional de este tipo de cambios lo constituye Local Motors. Esta firma ha logrado llevar un automóvil desde su etapa de diseño hasta su fabricación en solo 18 meses, cuando el estándar de la industria es de cinco años.
La movilidad es otra de las tendencias. En este campo Capurro señaló que en este año se van a vender más teléfonos inteligentes que PC a nivel mundial, y que eso afecta a varias industrias. Por ejemplo, el retail va a recibir a consumidores que tienen más información que los vendedores, saben exactamente la información de sus competidores y pueden hacer la compra por Internet a través de sus teléfonos inteligentes. Eso coloca una demanda para que las empresas de retail se encuentren a la par de sus consumidores.
Otro tema importante es la colaboración. La Future Foundation es una organización en Estados Unidos que ha estudiado el tema de innovación y colaboración, y lo que ha encontrado es que hay una correlación de 81% entre la colaboración y la innovación, es decir, van de la mano. Entonces si las empresas desean potenciar a sus usuarios deben darles todas las herramientas para que puedan colaborar.
Capurro también sostuvo que el impacto de las redes sociales es evidente y que, de acuerdo a Gartner, en el 2012 el 50% de las empresas usarán herramientas de microblogging.
Como adelanto de lo que iba a exponer Axel Pozo, Capurro hizo una breve presentación de las herramientas con las que cuenta Google para ofrecer a las empresas en la actualidad.
Luego, se presentó el caso de éxito de Pacífico Seguros.
Axel Pozo sostuvo que su empresa contaba con soluciones on premise para sus necesidades de comunicación y ofimática. Básicamente, trabajaban con Microsoft Exchange Server y Lotus Notes, respectivamente.
En el 2009 decidieron retomar un proyecto para renovar la plataforma de comunicaciones de Pacífico y se encontraron ante dos opciones: Microsoft Online Services y Google Apps.
Luego de realizar una evaluación inicial llegaron a la conclusión de que la solución de Google era la que mejor se adaptaba a sus necesidades, y de hecho, cuando se pasa a una evaluación detallada se llega a la conclusión de que la solución de Google era la más favorable. En esta etapa se utilizaron 60 criterios de evaluación más una prueba piloto.
Como señala Pozo, el proceso fue relativamente largo pero riguroso y les aseguró una implementación y despliegue exitosos. La decisión de buscar una nueva solución se tomó en setiembre del 2009, el piloto inicial y la evaluación se desarrollaron en diciembre de ese mismo año, mientras que la decisión final se tomó en junio del 2010. El inicio de la implementación se realizó en setiembre del 2010 y el despliegue final en enero del presente año.
Entre los principales factores de éxito, Pozo menciona la adecuada evaluación, piloto, implementación, despliegue y gestión del cambio. También es importante el nivel de recursos dedicados al proyecto, el apoyo y compromiso de los usuarios, el pre despliegue, el soporte adicional para el despliegue, y tener al partner y el expertise adecuados, en este caso Soluciones Orión y Google.
¿Cuáles son los siguientes pasos? Pozo mencionó que ahora le toca realizar una evaluación de las necesidades reales de soporte, un mayor aprovechamiento de las herramientas, definición del marco de gobierno y políticas de uso, proyectos para otras soluciones de nube, y el desarrollo de su estrategia para la nube.
Lee Taiman: La nube como solución
La presentación final estuvo a cargo de Lee Taiman, gerente general de The Virtual Computing Environmet Company, quien ofreció su tema Definición de una estrategia de nube.
Desde la perspectiva de Taiman, existen dos razones por las cuales cloud computing es una realidad. La primera es que más del 72% de la inversión de las empresas se hace para mantener las luces prendidas, es decir, para gestionar lo que ya tienen. Solo el 28% restante se invierte en innovación.
Y es por esa falta de innovaciones que TI es visto por el negocio como algo complejo, inflexible, ineficiente y costoso; y es probablemente por ello que los estudios señalan que el CIO promedio dura 13 meses en su posición a nivel global, lo cual hace de este puesto uno de los cargos empresariales con mayor rotación.
Debido a esa falta de innovación y los problemas que genera, es que en las unidades de negocio se creó un estado de frustración con respecto a TI, al punto que esta área llegó a quedar soslayada. El negocio terminó comprando máquinas virtuales y almacenamiento con las tarjetas de crédito corporativas de sus responsables directamente a empresas como Amazon y otras. La frustración, los costos y la velocidad que imprimen los mercados al negocio produjeron esta situación.
Lo malo es que esto va a empeorar. La segunda razón por la cual la nube es una realidad es porque, de acuerdo a IDC ya hemos llegado a los 1.5 zettabytes de información a nivel global en el 2010 y vamos a crecer 44 veces en esta cifra, hasta los 35,2zettabytes hasta el 2020.
Con tales movimientos y avances no queda otra alternativa que acudir a la nube.
¿Cuáles son las oportunidades en la nube? Con un buen plan y una buena organización existe la posibilidad de ahorrar hasta un 24% en los costos anuales de TI, según McKinsey. Los ahorros, posteriormente, se podrían utilizar para innovar en otras áreas. Eso también le va a dar más agilidad a TI y le ofrecerá la oportunidad de proporcionar servicios en demanda.
En la actualidad, las empresas grandes son un poco ineficientes, con costos altos, e infraestructura no convergente ni virtualizada. Ante ello el primer paso que toman las empresas para capturar las eficiencias de la nube es implementar nubes privadas. Y cambian así la manera de ofrecer TI al negocio, implementando varios pasos para acelerar la virtualización, consolidación y ofrecer automatización y TI como servicio al negocio. La empresa se agiliza y cuando ya tienen la nube privada ya empiezan a ver con qué nube pública pueden trabajar, lo hacen asegurándose que haya interoperabilidad entre la nube privada y la pública.
Pero siguen habiendo algunas inquietudes. La caída de Amazon durante cinco días ha mermado la confianza en el modelo, pero a la vez ha dejado algunas lecciones.
La primera de ellas es que se debe realizar un análisis de la transformación, es decir, determinar la visión, el caso de negocio y el patrocinio del proceso. Una segunda lección aprendida es que se debe establecer un modelo de consumo de TI centrado en la carga de trabajo, en otras palabras, se debe satisfacer los requisitos económicos, de confianza y de funcionalidad.
En tercer lugar, es necesario incluir a las personas, a los procesos y a las tecnologías, ya que lograr un estado final satisfactorio requiere de una transformación considerable. Finalmente, es necesario determinar un punto de partida, en este caso cada empresa puede decidir si comienza su proceso lentamente o con un enfoque de transformación rápida.
El panel
Luego de las exposiciones se conformó un panel compuesto por Tito Otero, gerente de Informática y Procesos de Ferreyros; Oscar Valentín, gerente de Sistemas de Corporación Lindley; Ricardo Temoche, gerente corporativo de TI del Grupo Romero; y Julio Núñez, abogado y master en Derecho Empresarial.
Cada uno de ellos dio su parecer con respecto a la jornada que estaba llegando a su fin.
Otero sostuvo que hace un año se veía venir este tema, pero el tema no es tan nuevo. Cuando trabajaba hace años en IBM ya había trabajado con las virtual machines. Pero además señaló creo que el tema de procesos debe encontrarse en el centro de este trabajo, porque nuestras empresas fundamentalmente trabajan con procesos. [?] La velocidad exponencial a la que avanzan los negocios nos hacen tener que avanzar a ese ritmo, pero finalmente son los negocios los que van a mandar, no TI.
Otero también señaló que es necesario rescatar el tema de la multiplataforma. El modelo cliente servidor es cosa del pasado, y se debe considerar en modelos en donde haya completa compatibilidad, ya que al encontrarse en la nube se tiene que ser compatible con smartphones, laptops y otras.
Y un tercer tema que también quiso rescatar es la seguridad que tiene que estar presente en los SLA.
Valentín luego preguntó al auditorio ¿cuántos tienen catálogo de servicios en sus organizaciones?. Es el momento de formalizar nuestra relación con el negocio, establecer SLA, y determinar qué servicios son comoditizables y pueden ser transferidos a la nube.
Valentín sostuvo que no todo puede ir a la nube porque no todas las aplicaciones se encuentran preparadas para ello, y también porque probablemente la nube no se encuentre preparada para las aplicaciones de una empresa en particular. Hay que tener estrategias basadas en la nube considerando temas como los de la caída de Amazon.
Temoche por su parte presentó su experiencia en la nube. Temoche señaló que su experiencia comenzó en el 2005 cuando se realizó la implementación de un ERP en 60 empresas del Grupo Romero, que Alicorp tenía desde 1999. Para hacer esa implementación lo que hizo fue crear una plataforma virtual con alta disponibilidad, compartida en las 60 empresas en hardware y software. El proveedor del hosting le cobra un fee al mes, y TI le cobra a las empresas como un servicio en base al uso de cada empresa hacía.
Es casi cloud diría yo, porque es un servicio para las empresas, es totalmente disponible, multitenant, pero es casi porque le falta un poco de escalabilidad por estar en un hosting en el país, donde si la plataforma nos queda chica tenemos que negociar y eso dura un par de meses, señaló el ejecutivo.
El turno final fue para Julio Núñez quien realizó un repaso de los principales temas concernientes a la nube, concentrándose en el tema de los niveles de servicio y los puntos a los que hay que estar atentos cuando se discutan este tipo de contratos.
Y con estas declaraciones y las preguntas del público que absolvieron panelistas y expositores concluyó el primer foro de CIO Perú del año.
Las presentaciones y los videos de cada una de ellas se encuentran disponibles para que puedan apreciarlas y ahondar en cada uno de los temas.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú