Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Tecnología in-memory: edificación de una empresa que opera en tiempo real

Por: Emilio Mariño, SVP, Business Analytics & Technology, SAP America Latina & el Caribe.

[10/05/2011] La explosión masiva de datos genera problemas de manejabilidad en las compañías del mundo entero, debido a factores como el aumento de las fusiones y adquisiciones corporativas y el crecimiento descontrolado de los datos estructurados y no estructurados. Según estimaciones de la industria, los datos disponibles para aplicaciones críticas de negocios se duplican en volumen cada 18 meses. En el caso de algunas aplicaciones especializadas, como las de registro de datos sobre llamadas para empresas de telecomunicaciones, pueden incluso cuadruplicarse en ese mismo período. Al mismo tiempo surgen regulaciones más estrictas, que implican el rastreo de transacciones financieras y datos sobre los clientes y que descargan en las empresas la responsabilidad de dar mantenimiento y disponibilidad a este tipo de datos por varios años. Estos desafíos, asociados al manejo de grandes volúmenes de datos, son extremadamente costosos, pues obligan a adquirir y mantener hardware que permita manejar cargas de estas dimensiones. La compra de múltiples almacenes de datos y sistemas transaccionales incide sustancialmente en los costos totales de propiedad, además de demandar constantes actividades de mantenimiento y supervisión.
Al igual que los volúmenes de datos y las capacidades de almacenamiento, los negocios crecen a un ritmo vertiginoso. Cada vez más, las empresas deben reaccionar con prontitud a múltiples eventos que afectan sus operaciones. Por ejemplo, necesitan contar con la capacidad para detectar tendencias y patrones que mejoren sus actividades de planeamiento y pronóstico, incrementar sus tiempos de respuesta a las solicitudes y reclamos de sus clientes, y equipar a sus fuerzas de ventas con la información requerida para que puedan cerrar cualquier negociación, en el momento mismo en que se esté llevando a cabo.
Para esto, las empresas necesitan una perspectiva directa sobre la información transaccional, en el mismo instante en que se presenten los eventos de negocios, sin esperar a extraer y cargar los datos provenientes de los almacenes de datos. No obstante, el volumen de datos operacionales disponibles para las panorámicas de negocios, supera a menudo la cantidad de datos que los sistemas y almacenes de datos tradicionales basados en disco están en capacidad de procesar dentro de tiempos de respuesta razonables. Hoy, no es suficiente.
La tecnología In-Memory al rescate
En un sistema tradicional basado en disco, la información se extrae de los sistemas operacionales y luego se estructura en sistemas independientes de almacenamiento de datos analíticos que pueden aceptar consultas. Esto implica que las aplicaciones operacionales están desconectadas de los ambientes analíticos, por lo que se generan retrasos considerables entre los procesos de recolección y la puesta en disponibilidad de las perspectivas sobre los datos.
Gracias a la tecnología in-memory, los datos operacionales pueden contenerse en una única base de datos, capaz de manejar todas las actualizaciones y transacciones rutinarias y, al mismo tiempo, las solicitudes analíticas en tiempo real. Esta tecnología hace posible el procesamiento de cantidades masivas de datos transaccionales en la memoria principal del servidor, con el fin de ofrecer resultados inmediatos a partir de su análisis. Así, los resultados de las consultas se despliegan con mucha más rapidez que los obtenidos a partir de los tradicionales almacenes de datos basados en disco. Los tiempos requeridos para actualizar las bases de datos también disminuyen drásticamente, y el sistema cuenta con la capacidad para manejar un número mayor de consultas de manera simultánea.
Gracias a las vastas mejoras en velocidad de procesamiento, calidad de consultas y percepción de negocios, los sistemas in-memory de gestión de bases de datos prometen desempeños entre 10 y 20 veces más rápidos que los modelos tradicionales basados en disco.
Los elementos que forman parte de la computación in-memory no son nuevos, pero han alcanzado un punto en el que es posible la adopción generalizada. Mejoras recientes en las economías asociadas al hardware y en las innovaciones tecnológicas del software permiten que volúmenes de datos gigantescos sean filtrados, correlacionados y actualizados en cuestión de segundos, gracias a la disponibilidad de una base establecida por esta tecnología. Múltiples avances tecnológicos en las áreas de memoria principal, procesamiento multi-núcleo y gestión de datos se combinaron para que los aumentos en los niveles de desempeño sean más que notorios.
¿Cómo se benefician las empresas?
La tecnología in-memory promete beneficios en múltiples áreas, aunque se destacan los ahorros en costos, el aumento de eficiencia y una mayor visibilidad inmediata a nivel de toda la empresa. Todo eso se traduce en sustanciales mejoras en los procesos de toma de decisiones de negocios.
Ahorros en costos: Los procesos de gestión de bases de datos representan actualmente más del 25% de los presupuestos asignados por las compañías a sus áreas de TI. Como las bases de datos tipo in-memory utilizan sistemas de hardware que requieren niveles menores de energía que las tradicionales, permiten reducir los costos asociados a hardware y mantenimiento.
También disminuyen las cargas que deben soportar los panoramas globales de TI, ya que liberan recursos que anteriormente debían dedicarse a responder solicitudes de reporte. Y como las soluciones in-memory están basadas en una tecnología madura, las implementaciones no generan interrupciones y permiten a las compañías reasumir sus operaciones de manera acelerada y sencilla.
Mayor simplicidad y eficiencia: Cualquier compañía cuyas operaciones dependan de actualizaciones de datos frecuentes, podrá operar más eficientemente con la tecnología in-memory, ya que permite la remoción de una capa tecnológica completa de la arquitectura de TI, reduciendo la complejidad y la envergadura de la infraestructura requeridas por los sistemas tradicionales. Por esto, los datos pueden ser extraídos de manera casi instantánea, lo que colabora con que todos los equipos de la empresa sean más eficientes.
Esta tecnología permite a cualquier usuario de negocios forjar fácilmente subconjuntos de inteligencia de negocios para usos convenientes a escala departamental. Diversos grupos de trabajo pueden operar autónomamente, sin afectar la carga de trabajo del almacén central de datos. Y, probablemente lo más importante, los usuarios de negocios ya no tienen que depender de los recursos de soporte del área de TI para obtener panorámicas relevantes de sus datos de negocios.
Por otra parte, los usuarios de negocios que están fuera de sus oficinas pueden extraer información más significativa mediante dispositivos móviles, un factor que adquiere cada vez mayor importancia, debido a la incorporación cada vez más frecuente de tecnologías móviles en las operaciones de las empresas.
Visibilidad mejorada para apoyar una toma de decisiones de negocios más efectiva: La tecnología brinda una panorámica integral sobre el rango completo de datos de negocios, en lugar de una perspectiva limitada sobre un subconjunto de éstos que haya sido extraído y depositado en un almacén de datos. Gracias a estas mejoras en visibilidad, las empresas pueden realizar la transición de los análisis post-eventos a las tomas de decisiones en tiempo real, pasando de un modelo de negocios basado en respuestas a uno predictivo de planeamiento.
Efecto en las líneas de negocios
Gestión de las cuentas de cliente: Con la tecnología in-memory, los equipos de cara al cliente pueden combinar diferentes conjuntos de datos de manera rápida y sencilla, para analizar las condiciones de negocios pasadas y vigentes. El acceso se logra desde el terminal de su oficina o desde cualquier lugar del mundo, a través de un dispositivo móvil. Como los usuarios de negocios pueden consultar e interactuar con los datos contenidos en la memoria, están facultados para experimentar más extensamente con los datos y crear campañas más perspicaces de ventas y mercadeo. Los equipos de ventas tienen acceso instantáneo, mediante autoservicios, a la información que requieren, lo que les permite ofrecer un nivel superior de visibilidad.
Gestión de la cadena de abastecimiento: Con los sistemas tradicionales basados en disco, los datos se procesan mediante operaciones nocturnas. Esto conduce a que, a menudo, la reacción a importantes alertas sobre el abastecimiento sea tardía. Con in-memory, la visibilidad sobre las cadenas de abastecimiento y demanda es actualizada segundo a segundo. De esta manera, se obtienen perspectivas en tiempo real que permiten modificar las condiciones de negocios (por ejemplo, alertas preventivas activadas por niveles bajos de existencias) y responder adecuadamente.
Finanzas: Los controladores financieros se ven particularmente afectados por los incrementos en los volúmenes de datos. A causa de los lentos tiempos de respuesta que se asocian al manejo de datos, en ocasiones quedan forzados a limitar sus franjas de tiempo para análisis a solo unos cuantos días, en lugar de los períodos mensuales o trimestrales idealmente requeridos. Así se originan diversas demoras, incluidas las asociadas a las fechas de cierre de los períodos financieros. Con in-memory, los análisis de grandes volúmenes de datos y los ambientes de modelado se traducen en cierres financieros trimestrales ágiles y en una mejor visibilidad sobre datos financieros detallados en períodos de tiempo amplios.
Cambiando la manera cómo operan las empresas
Según estimaciones de la industria, alrededor del 30% de las empresas tendrá una o más aplicaciones críticas corriendo sobre una base de datos in-memory en los próximos cinco años. Además, para el 2014, el 30% de las aplicaciones analíticas utilizará funciones in-memory para ampliar su escala y acelerar su velocidad computacional.
La tecnología in-memory ofrece la mejor alternativa disponible para reemplazar los lentos y costosos sistemas de gestión de datos basados en disco. Quienes tomen la delantera en su adopción serán los primeros en aprovechar las verdaderas ventajas competitivas que se derivan de percepciones optimizadas de negocios, más altos niveles de eficiencia y menores costos de TI.
CIO, Perú