Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las tiendas de Microsoft

Una propuesta arriesgada

[20/02/2009] La decisión de Microsoft de abrir tiendas de retail es un riesgo calculado que, probablemente, demostrará un desafío mayor que el que asumió Apple hace ocho años.

Microsoft anunció la semana pasada que abriría un canal de tiendas de retail, un negocio al que ya ha puesto cara, pues la compañía ha contratado a David Porter, ex-directivo de Dreamworks, como nuevo vicepresidente de la división Retail Stores.
La compañía ha dado poco detalles sobre los planes para estas tiendas, como por ejemplo dónde se inaugurará la primera. Lo único que ha comentado es que con esta iniciativa quiere transformar la experiencia de comprar Microsoft o PC.
Aunque Microsoft genera gran parte de sus ingresos de la venta de software al segmento empresarial, la compañía ha incrementado su portafolio de oferta directa para el consumidor, en la que se incluyen productos como la Xbox 360 y el reproductor digital Zune.
Sin embargo, su producto emblema para este segmento, el sistema operativo Windows, se vende, principalmente, a través de OEM y no directamente a los usuarios. Lo mismo ocurre con su plataforma Windows Mobile, que se vende principalmente en tiendas de electrónica de consumo o en los puntos de venta de los operadores inalámbricos. Además, en la medida en que el negocio de Microsoft siempre ha girado alrededor de los partners -incluyendo a minoristas-, que han distribuido muchos de sus productos, los consumidores pueden ser algo reacios a la hora de visitar una tienda de Microsoft.
Asimismo, el hecho de trabajar con partners presenta otro desafío para Microsoft que, a diferencia de Apple, no puede llenar una tienda con todos sus productos ya que también tendrá que ofrecerlos al canal, explica Matt Rosoff, analista de Microsoft en Directions.
 Cómo articular esta propuesta con sus partners
Sin duda, la misión de la empresa para sus tiendas es complicada. De todos modos, Microsoft podría impulsar sus tiendas para controlar los datos específicos de hardware para Windows 7, la próxima versión de sus sistema operativo, en un movimiento similar a cuando realizó una campaña de retail diseñada para Vista, señala Rosoff, quien además cree que Microsoft probablemente no abrirá su primera tienda en al menos en dos años o cuando las condiciones del mercado mejoren. No obstante, señala que, aunque Microsoft tenga algunos problemas financieros -la empresa omitió sus expectativas de ingreso para su segundo trimestre fiscal del 2009- tiene todavía toneladas de dinero efectivo y es todavía muy rentable.
Otra gran cuestión para las tiendas de Microsoft es si la empresa puede realizar un diseño atractivo, desde el punto de vista de la estética, como el que tienen las tiendas de Apple. La facilidad de uso de sus productos y un diseño innovador nunca han sido los puntos fuertes de la empresa, como evidencia la consola Xbox 360 y el reproductor Zune de Microsoft, explica Rosoff. Este dispositivo, lanzado como competencia del iPod de Apple, también ha sido criticado por su anticuado diseño y, hasta el momento, no ha conseguido una gran aceptación entre los consumidores.
Natalia Mosquera