Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Facebook admite realizar campaña anti Google

[16/05/2011] Facebook ha sido atrapado contratando un firma de relaciones públicas bien conocida para infiltrar historias anti Google en los medios de comunicación.

Tanto Facebook como la firma de relaciones públicas, Burson-Marsteller, admitieron el jueves que intentaron conseguir periodistas y bloggers para que escriban artículos negativos sobre las prácticas privadas de Google. La medida se produjo por la competencia entre Facebook y Google, que se ha ido acelerando en los últimos meses.
Internet estuvo alborotado con la noticia de que Facebook se comprometió con lo que muchos analistas de la industria y comentaristas llaman: una campaña de difamación encubierta contra uno de sus competidores.
Cuando las empresas crecen muy rápido o son lo suficientemente grandes…. Uno empieza a tener estas extrañas maniobras políticas de marketing, indicó Hadley Reynolds, analista de IDC. Ciertamente, no está sirviendo a Facebook o a la industria. El poder de los social media expone estas travesuras.
En un correo electrónico a Computerworld (US), Facebook negó ejecutar una campaña de desprestigio. Ninguna campaña de desprestigio fue autorizada o destinada, escribió un de Facebook. En su lugar, queríamos que terceros comprobaran que la gente no estaba de acuerdo con la recopilación y uso de la información de sus cuentas en Facebook y otros servicios para su inclusión en los círculos sociales de Google -así como Facebook no está de acuerdo en el uso o recopilación para este propósito. Contratamos a Burson-Marstellers para centrar nuestra atención en este problema, utilizando información públicamente disponible que puede ser verificada independientemente por cualquier medio de comunicación o analistas.
El portavoz agregó que los problemas son serios y que deberían haber sido presentados de "una manera seria y transparente".
Sin embargo, surgen preguntas acerca de una campaña de desprestigio porque Facebook supuestamente le había dicho a Burson-Marsteller que mantenga el nombre de la compañía fuera del asunto. Cuando se le preguntó sobre eso, Facebook no respondió.
Todo el tema salió la luz cuando la gente de relaciones públicas de Burston-Masterller se contactó con el blogger Christopher Soghoian, proponiéndole que escriba un artículo sobre las prácticas de privacidad de Google y los círculos sociales de Google en particular.
Social Circules es una característica de Google Dashboard, que reúne el contenido públicamente disponible de un usuario de los sitios de redes sociales, como Facebook y Twitter, y lo incluye en los resultados de búsqueda del usuario.
Soghoian, en respuesta, publicó la cadena de correos electrónicos de Burson-Marsteller sobre el asunto.
Después de los correos electrónicos, hubo una oleada de rumores en línea, con muchos señalando a Microsoft o Apple como el culpable secreto.
Sin embargo, The Daily Beast siguió el camino de regreso a Facebook, donde los ejecutivos de la red social admitieron contratar a la firma de relaciones públicas para soltar la información de Google.
Google no ha comentado sobre la situación.
Por su parte, Burson-Marsteller tomó parte de la culpa. El cliente pidió que su nombre sea retenido, solo pidió que la información públicamente disponible saliera a la luz…, un portavoz de Burson-Marsteller, indicó en un correo electrónico. Cualquiera que sea la razón, esto no era en absoluto el procedimiento estándar de la operación y está en contra de nuestras políticas, y la asignación en esos términos deberían ser disminuidos. Al hablar con los medios, tenemos que cumplir con estrictas normas de transparencia de los clientes, y este incidente pone en relieve la importancia absoluta de este principio.
Sharon Gaudin, Computerworld (US)