Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

24 meses, 24 futuras tecnologías

[24/05/2011] Imagine un mundo en donde las computadoras, las redes y los sistemas de almacenamiento sean todos decenas de miles de veces más rápidos de lo que son actualmente, y luego piense sobre las aplicaciones tipo ciencia ficción que serán posibles.

Eso es lo que puede esperar ver en los próximos 25 años. Los expertos afirman que el ritmo de la innovación en la industria TI se acelerará, dando como resultado una sorprendente gama de desarrollos en áreas como las máquinas que hablan, telepresencia 3D y robótica. Estos cambios revolucionarán industrias como la de cuidados de la salud, planeamiento urbano, energía, e-retailing, y entretenimiento.
Utilizo el término avalancha tecnológica, sostiene Dave Evans, chief futurist de Cisco. Nos encontramos al borde de la aparición de grandes desarrollos. Las cosas van a comenzar a cambiar muy, pero muy rápido… Hacia dónde vamos es hacia las computadoras y almacenamiento sin límite y hacia las velocidades de red ilimitadas, y al inicio de un periodo realmente emocionante.
A continuación las predicciones que los principales investigadores están realizando sobre la forma en que se verán las TI para el año 2036:
1. Los procesadores ópticos reemplazarán a la microelectrónica
La Ley de Moore -la predicción de 1965 del co fundador de Intel, Gordon Moore, que el número de transistores de un circuito integrado se duplicará cada 18 meses- está llegando a sus límites físicos. Por tanto, se necesitará desarrollar nuevos y radicales enfoques -como la computación óptica- para realizar avances en el campo de los procesadores y la memoria.
Las computadoras ópticas -o fotónicas- usan la luz visible o los rayos infrarrojos en lugar de la corriente eléctrica para realizar los cálculos.
A las personas les seguirá gustando la computación más económica y rápida, así que lo que tenemos que hacer es buscar nuevos caminos además de la electrónica, señala Donald Newell, CTO de Servidores de AMD. Una computadora óptica tiene dos simpáticas propiedades. Una, utilizará mucho menos energía que la que usamos actualmente… y será entre mil veces y alguna gran cifra descomunal de veces más eficiente y poderosa que las computadoras que tenemos en la actualidad. Podríamos tener computadoras ópticas en los próximos 20 a 25 años.
2. Las computadoras cuánticas serán una realidad
Otra tecnología prometedora para construir procesadores más rápidos y pequeños es la computación cuántica, la cual utiliza la fuerza de los átomos para realizar tareas computacionales.
A diferencia de las computadoras electrónicas que almacenan información como ceros o unos, las computadoras cuánticas pueden almacenar tanto ceros como unos al mismo tiempo, y por tanto pueden procesar significativamente más información al mismo tiempo.
Con la computación tradicional, un bit se encuentra prendido o apagado, es verdadero o falso. Pero la física cuántica utiliza qubits, los cuales pueden estar prendidos y apagados al mismo tiempo, así que uno puede transmitir muchos más datos, más rápido, señala Evans. Ruteo cuántico, criptografía cuántica, y switching cuántico podrían todos aparecer dentro de unos 25 años.
Creo que dentro de 25 años, ya no estaremos hablando de bits. Estaremos manipulando estados cuánticos, concuerda Chip Elliott, ingeniero en jefe de BBN Technologies. El poder de procesamiento es muy grande con las computadoras cuánticas, así que estaremos en capacidad de modelar con exactitud todos los procesos del mundo.
3. Su smartphone tendrá el poder de una supercomputadora
Su iPhone o BlackBerry será… muchas veces más poderoso que los servidores que estamos entregando en la actualidad, sostuvo Newell. Ya no necesitará llevar consigo una billetera o llaves. Toda la información de sus tarjetas de crédito, de débito, identificación y membresías se almacenará en su smartphone.
Los teléfonos tendrán más de un terabyte de memoria local, añade Mark Lewis, chief strategy officer de EMC, quien predice que toda nuestra información digital se encontrará en la nube. Si pierdo mi teléfono, puedo conseguir uno nuevo, ingresar mi palabra código, y me identificará y enviará toda mi información a mi nuevo dispositivo.
Su teléfono se encontrará conectado a una red tan potente que tendrá abundante información en sus manos. Estará en capacidad de almacenar todo el conocimiento humano en su PDA, sostiene Bernie Meyerson, fellow y vicepresidente de Innovaciones Globales de IBM Research. Su teléfono podrá encontrar en forma instantánea una base de datos que interprete y reaccione a sus preguntas en su propio idioma.
4. Hablará con su computadora
Olvídese de los teclados, mouse y touchpads. En el futuro, simplemente le hablará a su computadora para hacer que realice alguna tarea o encuentre alguna respuesta.
Watson de IBM, un sistema de computación que recientemente venció a los mejores concursantes del mundo del show Jeopardy!, nos señala el camino hacia un futuro en el que podremos interactuar naturalmente con las computadoras a través del lenguaje. Watson es un sistema que puede interactuar con los humanos, tiene la capacidad de aprender de sus errores, puede solicitar más datos y tiene la capacidad de incrementar la función humana, explica Meyerson.
IBM prevé sistemas similares a Watson que puedan ayudar a los médicos a diagnosticar a los pacientes con enfermedades raras.
La interacción con las computadoras debería ser más libre y espontánea, sostiene Meyerson. En la actualidad no es espontánea; es muy estructurada. Pero toda esa formalidad desaparecerá en los próximos 25 años. Esa es una declaración muy fuerte… que requiere de un extraordinario progreso en el hardware y software.
5. La tecnología será transparente
Hasta ahora, hemos sido esclavos de nuestras máquinas. Tenemos que aprender cómo adaptarnos a cada nueva tecnología -desde los VHS hasta los iPhones-, cómo dominar cada nueva interfase, y cómo programarla. La tecnología del futuro será mucho más transparente.
En el futuro, la tecnología se encontrará en tantos lados e incorporada en tantos lugares que se adaptará a nosotros, sostiene Evans. Estamos pasando de un mundo en el que vemos la TV, a un mundo en el que la TV nos verá a nosotros. Habrá cámaras incorporadas en todo tipo de dispositivos… y los dispositivos nos estarán observando y asegurándose de que hagamos las cosas correctamente.
Evans predice que viviremos nuestras vidas y que la tecnología interactuará con nosotros para proporcionarnos la información adecuada, en el momento adecuado, y en el contexto adecuado.
6. Habrá redes Terabit en las casas y más inteligentes
Evans de Cisco afirma que dentro de dos décadas será común tener una conexión de varios terabits en casa. Podría tener una conexión de ocho terabits a la casa, señala. Esa es más conectividad en la casa que la que la mayoría de los países tienen.
El núcleo de la red se encontrará alrededor del petabit -o 10 a la 15ª potencia- de velocidad. Eso es tres veces más que las redes terabit, sostiene Evans.
En las redes inalámbricas, Evans prevé que evolucionaremos a velocidades de 10 gigabits en los próximos 25 años de los 100 megabits que tenemos en la actualidad.
Las redes de alta velocidad también se encontrarán en todos lados. Evans afirma que el 90% del planeta en donde las personas viven se encuentra actualmente cubierto por el acceso a Internet.
Dentro de 25 años, habrá una disponibilidad de 100% de las redes, señala, añadiendo que es probable que las redes se conviertan en interplanetarias durante este periodo. En las próximas décadas, tendremos redes IP en el espacio. Tendremos un mayor ancho de banda, mayor disponibilidad y cobertura de la banda ancha en cada metro cuadrado del planeta.
Asimismo, Las redes del mañana no solo serán más rápidas, también serán más inteligentes. Ellas podrán decirnos cuándo tiene sentido utilizar una conexión de red local -una Wi-Fi-, y cuando tiene sentido usar una conexión de wide area, dependiendo en lo que uno quiera enviar y a dónde lo quiera enviar.
Su teléfono celular decidirá dónde se encuentra y si necesita usar una conexión de wide area o una local para comunicarse, sostiene Newell. Ahora, si quiero enviarle a mi esposa alguna información, le envío un correo electrónico. Incluso si estamos sentados uno al lado del otro, ese correo va hacia mi ISP y luego al servidor de Google Mail, y luego vuelve al ISP de ella.
Newell sostiene que sería más eficiente para su computadora usar una conexión Wi-Fi local para enviar el correo de una máquina directamente a la otra. Ese tipo de inteligencia de la red se encontrará disponible pronto, en menos de 25 años, señalan los expertos.
Tendremos varias tecnologías inalámbricas, y tendremos la capacidad de usar la mejor red disponible, sostiene Marek Rusinkiewicz, vicepresidente de Investigación de Telcordia. En los laboratorios, podemos demostrar que podemos… continuar una sesión celular en la Wi-Fi y luego en la WiMax. Habrá diferentes criterios de optimización de tal forma que puedas encontrar el ancho de banda que es adecuado para una aplicación, o encontrar el camino más económico. Esto será un proceso que pasará desapercibido, uno no tendrá que cambiar de un modo a otro.
7. Las redes serán programables
La National Science Foundation está patrocinando una plataforma de investigación de redes llamada GENI en 14 universidades de Estados Unidos que nos da una idea del futuro de las redes muy programables.
Uno puede programar cada parte de la red, sostiene Elliott de BBN, director de la Oficina del Proyecto GENI. En el caso de Internet, las personas han sido muy innovadoras debido a que uno puede poner el software de cualquiera en ella. ¿Qué pasaría si uno pudiera comenzar a poner el software que uno quiere en la nube, en los routers y en las cajas de en medio? Abrirías todo el sistema de tal forma que las personas podrían instalar cualquier software que quieran.
Elliott afirma que GENI se instalará en 150 universidades en los próximos tres o cuatro años, lo cual va a permitir a los investigadores conducir experimentos de gran escala y repartir los recursos de computación, almacenamiento y redes en nuevas formas.
Más allá de un periodo de cinco años, todo esto se va a convertir en una gran computadora. Estamos comenzando a hablar de una computadora planetaria, sostiene Elliott.
Entre las aplicaciones para esta computadora planetaria, se encuentran las predicciones en tiempo real del clima extremo o el brote de una gripe y su localización exacta.
La meta del sistema climatológico es predecir con cinco o 10 minutos de anticipación si va a producirse un tornado y dónde es que va a llegar, señala Elliott. En demanda, uno comenzará haciendo predicciones muy locales… creo que esto se va a convertir en algo muy rutinario.
8. Tendremos una Internet y un mercado verdaderamente globales
Dentro de 25 años, Internet se encontrará disponible en todo el mundo aunque con diferencias en la velocidad y la calidad del acceso dependiendo de la localización geográfica. Otro cambio positivo será el despliegue total del IPv6, la siguiente generación de Protocolo Internet que ofrece un espacio de direcciones virtualmente ilimitado para empresas y consumidores de todo el mundo.
Uno puede esperar acceso a la banda ancha, decenas de megabits, en donde quiera, predice Fred Baker, fellow de Cisco.
En la actualidad, menos del 30% de la población del mundo tiene acceso a Internet, de acuerdo a Internet World Stats. La región que se encuentra más retrasada –África- tiene una penetración de solo 11%. Pero ello cambiará en los próximos 25 años, cuando todas las regiones del mundo alcancen a Norteamérica, que se encuentra cerca a tasas de uso de 80%.
Baker afirma que las verdaderas comunicaciones globales nivelarán el terreno en lo económico, lo cual tendrá el mayor de los impactos en las naciones menos desarrolladas.
Me gustaría pensar que la riqueza no se distribuye en todo el mundo sino que se genera en todo el mundo; habrá más riqueza a nivel global, y mucha de ella en lugares que no la tienen ahora, afirma Baker. Ese es el valor que veo en la tecnología de Internet. No solo una ola creciente que eleva tu bote y el mío, sino todos los botes.
9. El almacenamiento será lo suficientemente económico como para que uno grabe cada minuto de su vida
Para el año 2029, con 100 dólares se podrá comprar 11 petabytes -eso es 10 a la 15ª potencia- de almacenamiento, predice Evans de Cisco. Uno podría grabar cada segundo de su vida en calidad Blu-ray, añade.
Rusinkiewicz de Telcordia afirma que unos cuantos terabytes de almacenamiento en un dispositivo de mano son suficientes para almacenar toda la historia de vida de una persona, incluyendo todas las películas que vea, toda la música que escuche, y todas las fotos que tome.
La búsqueda de esta capacidad futura de grabar toda la vida es un proyecto llamado The Birth of a Word, el nacimiento de una palabra, en donde el investigador del MIT, Deb Roy, comenzó a grabar en video todos los momentos en los que su recientemente nacido hijo se encuentra despierto para estudiar cómo aprende a hablar.
Imagine que puede grabar su vida. Todo lo que dijo. Todo lo que hizo, todo disponible en un almacenamiento de memoria perfecto y en sus manos, explica Roy en una conversación durante la Conferencia TED. Puede retroceder y encontrar momentos memorables y volverlos a vivir, o escudriñar partes de tiempo y descubrir patrones en su propia vida que antes no había descubierto.
10. Todo será digitalizado y se encontrará disponible a través de Internet
Toda la información disponible de la humanidad -desde lo antiguo hasta lo actual- será escaneado, digitalizado y podrá ser buscado a través de Internet. Y esa información se encontrará disponible desde su Smartphone, sin importar dónde se encuentre en el mundo, y a velocidades que no le molesten.
Los chicos no tendrán idea de qué es ir a la biblioteca o qué es ir a una tienda de Blockbuster, sostiene Newell. Les enseñaremos a nuestros nietos un CD o DVD, y no tendrán idea de qué son.
Todo el entretenimiento será enviado en 3D, y no necesitaremos de un dispositivo especial para acceder a él; sólo el smartphone.
Blu-ray podría convertirse en el formato más durable jamás fabricado, señala Lewis.
Todo lo que se ha creado estará en ahora en línea, sostiene Lewis. Las bibliotecas desaparecerán y se transformarán en think tanks. Los libros estarán en un museo.
11. El contenido será hiperpersonalizado
Ya que todos los contenidos -artículos, libros, música, y películas- serán enviados a usted, éstos se encontrarán personalizados para usted de acuerdo a sus intereses a un mucho mayor nivel.
Ya no se sentará y verá un aviso comercial y se preguntará porqué se le está mostrando, señala Lewis, prediciendo la muerte de los medios masivos. Si tiene 25 años, no hay razón de que vea un aviso para personas mayores de 50 en la televisión. Eso ya no va a suceder.
Las empresas van a hiperpersonalizar sus ofertas para los clientes.
Los restaurantes comenzarán a ofrecer ventajas en base a… lo que le gusta, afirma Lewis, ya sea que esto signifique un cupón de ahorro o una reservación especial. Veremos todo un nuevo nivel de atributos de valor que son accesibles gracias a la tecnología.
12. Los sensores se encontrarán en todos lados y conversarán entre sí -y con nosotros- a través de Internet
Todo lo que compre -casas, aparatos, dispositivos de entretenimiento, autos- tendrá poder de procesamiento y se encontrará enganchado a Internet para su monitoreo, mantenimiento y otras características.
Su auto se encontrará en constante contacto con el distribuidor, y le hará saber cuándo necesita cambio de aceite. Su casa tendrá sensores detectores de movimiento que controlen la luz, calefacción, aire acondicionado, y llamadas de emergencia si usted se resbala y cae. Los sensores en su refrigerador detectarán cuándo se está malogrando su comida.
Habrá enormes cantidades de nuevas cosas que conversen unas con otras pero que también conversen con nosotros, diciéndonos: estoy demasiado frío. Estoy demasiado caliente. No estoy bien. Necesito mantenimiento, sostiene Rusinkiewicz.
En otras palabras, la Internet de las cosas se hará realidad.
En la actualidad, tenemos unos cuantos miles de millones de dispositivos conectados a la Red. Para el 2020, deberíamos ver 50 mil millones de dispositivos conectados a la Red, señala Evans.
Los seres vivientes -desde el ganado hasta las plantas- también se encontrarán conectadas a la Red. Dispositivos tan pequeños como un grano de sal o arena podrán introducirse con una aguja hipodérmica dentro de las criaturas vivientes con propósitos de monitoreo.
Incluso veremos personas cada una con una dirección IPv6 única, sostiene Evans. Con la IPv6, cada persona del planeta podría tener 52 mil cuatrillones de direcciones IP.
13. Las cámaras estarán en todos lados
Junto con todos estos sensores conectados a Internet, se encontrarán cámaras que estén vigilando tanto a las personas como al ambiente.
Veremos el surgimiento de cosas que son parte computacionales y parte mecánicas… lo obvio es que tendremos muchas cámaras, sostiene Rusinkiewicz. Dentro de 25 años, podremos ver cualquier lugar de la Tierra desde cualquier perspectiva y reconstruirla.
Integrados con todos los sensores y cámaras en Internet, encontraremos accionadores que pueden controlar los dispositivos mecánicos enganchados con Internet.
Tendremos accionadores en todos lados. Éstas son cosas que pueden hacer que algo suceda, como abrir o cerrar algo, explica Rusinkiewicz. Éste será un gran cambio. No solo estará en capacidad de vigilar lo que está pasando sino que posiblemente pueda controlarlo.
14. Los robots superarán en número a los humanos
Los simples robots que limpian el piso y los drones militares de la actualidad, nos dan una pista de las posibilidades futuras de tener muchos robots para uso industrial y del consumidor en el mañana. Se construirán redes de propósito especial para permitir a estas máquinas comunicarse unas con otras.
Dentro de 25 años, los robots superarán a la población humana en los países desarrollados, señala Evans. Éstas serán máquinas conectadas a la Red. Donde esto se pone interesante, es en las implicancias desde la perspectiva del networking social… en las próximas décadas, las redes sociales de las máquinas y las redes sociales de los robots eclipsarán a las redes sociales humanas.
El progreso en la robótica está siendo dirigido en gran medida por las aplicaciones militares, pero vemos esto también en el mundo comercial, sostiene Rusinkiewicz. Tendremos robots que serán muy pequeños, que puedan trepar, subir paredes, y hacer cosas de esa naturaleza… en el caso de la crisis nuclear de Japón, espero que haya robots que puedan ir ahí y reparar las cosas.
15. Una gran parte de sus activos serán virtuales
Desde los videos hasta la música y los libros, casi todo lo que posee migrará del mundo físico al mundo virtual.
La propiedad de los medios y los datos se basará en los metadatos, señala Lewis. La fisicalidad de poseer una película no se traducirá en tener una caja física o un DVD. Involucrará metadatos que dicen que uno tiene derechos sobre esa película.
Podría haber incluso fabricación remota y en 3D de items que quiera comprar.
Dentro de 25 años, uno podría ir a Amazon.com y ver un dispositivo que quiera comprar. En lugar de que se lo envíen físicamente, descargará la receta y lo imprimirá localmente con una impresora 3D, sostiene Evans.
16. La realidad aumentada será un lugar común
Para el 2036, tendremos imágenes sensoriales generadas por computadora que se encuentran integradas en nuestra vida diaria en lo que se llama la Realidad Aumentada.
La realidad aumentada ya se usa ampliamente en los programas deportivos de TV; por ejemplo, la línea que es puesta en una carrera de natación para mostrar el ritmo del ganador del record mundial. Esta superposición de la realidad virtual por sobre la realidad física se incrementará en el futuro.
Por ejemplo, los lentes de contacto podrían tener reconocimiento facial en tiempo real incorporado en ellos, o los pilotos podrían usar lentes especiales con dispositivos de navegación incorporados.
17. Surgirán sistemas 3D de telepresencia
Desde la telepresencia hasta los juegos, todas las experiencias en computadora serán 3D e inmersivas. De hecho, algunos pronostican que uno podría vivir su vida pasando del mundo real al virtual indistintamente. La telepresencia será una experiencia plenamente 3D, en donde uno pueda tocar y oler lo que está pasando, sostiene Rusinkiewicz. Espero que veamos esto en 25 años.
Estos sistemas 3D de telepresencia no requerirán de lentes especiales o avatares. Una imagen 3D de una persona de otra parte del mundo aparecerá en tamaño real y podrá interactuar normalmente con las personas en la sala de reuniones. No será muy diferente de las imágenes holográficas de la Princesa Leia en las películas de la Guerra de las Galaxias.
Estaremos impregnados de pequeñas máquinas, señala Elliott. Todo el ambiente en el que vivimos se encontrará lleno de sensores y accionadores. Estaremos viviendo mitad en la computadora y mitad dentro del mundo físico… Al final esto difuminaría la diferencia entre el mundo físico y el mundo dentro de la computadora. No habrá diferencia dentro de 25 años.
18. Las computadoras no solo resolverán problemas, evitarán que ocurran
Los sistemas de computación de hoy son reactivos, pero los sistemas del mañana serán predictivos y preventivos. Ellos podrán correlacionar grandes conjuntos de datos en grandes modelos y crear simulaciones más realistas de ambientes de tal forma que puedan evitar que ocurran problemas.
Por ejemplo, un sistema de administración del tráfico del futuro no solo lo guiará a través de una congestión del tráfico; evitará que ocurran las congestiones de tráfico cambiando los patrones de los semáforos.
Podremos ver la velocidad de los vehículos y cuántos hay en el camino. Podremos analizar y crear modelos que proyecten cómo se verá el tráfico en cualquier momento del día… Cuando vemos los datos reales y los datos predictivos, son sorprendentemente exactos. Con esos datos, podremos cambiar proactivamente el flujo del tráfico de tal manera que nunca ocurra una congestión, señala Meyerson de IBM.
Este tipo de sistemas predictivos y preventivos podría tener un impacto significativo en las ciudades del mañana, afectando no solo al tráfico sino también al agua y a la electricidad. Este es un gran paso adelante para la vida urbana, señala Meyerson, añadiendo que las ciudades son sistemas de sistemas.
19. Las computadoras se parecerán más a los humanos
Hasta ahora, las computadoras no han sido buenas entendiendo el contexto de la información, pero se progresará en este tema a medida que se disponga de más poder de procesamiento.
Creo que nos encontramos en el punto en el que tenemos suficiente poder para hacer grandes progresos en algunos de los problemas con la inteligencia artificial, sostiene Rusinkiewicz.
Un ejemplo son los agentes de software, los cuales serán entidades virtuales semi autónomas que se harán cargo de las tareas simples de una persona. Un agente de software podrá estar en capacidad de localizar las diapositivas de una presentación, o hablar con el agente de software de otra persona para coordinar una actividad.
Estarán en capacidad de seleccionar a otros agentes cuando se requiera para lograr el resultado deseado. Esto es algo que va a ocurrir, señala Rusinkiewicz. Dentro de 25 años, podría ser que tu agente converse con mi agente para concertar una entrevista.
20. Evolucionará una arquitectura de Internet fundamentalmente diferente
Los investigadores de PARC están trabajando en una nueva arquitectura para Internet llamada content-centric networking (networking enfocado en el contenido) que esperan sea adoptada en las siguientes dos décadas.
Internet fue diseñada hace 40 años para conectar dos end points, y con los años ha sido superpuesta con sistemas para hacer caching de contenido cerca de los usuarios finales. PARC prevé una nueva arquitectura de Internet que se encuentre diseñada desde cero para distribuir contenido, software y servicios a los usuarios finales.
El networking enfocado en el contenido no tiene el concepto de end points, explica Van Jacobson, research fellow de PARC. Si solicitas algo, es como pararse en una sala y preguntar por la hora. Cualquiera que tenga la información puede responder. Sucede que puedes hacer un modelo de comunicación que sea tan eficiente como el IP, quitando el modelo de fuente y destino.
El pasado setiembre, PARC y un equipo de 10 universidades recibieron una subvención de ocho millones de dólares en tres años del programa Arquitectura Futura de Internet de la National Science Foundation. Jacobson estima que tomará unos 10 años luego de que se complete la subvención de la Fundación para que el esquema de networking enfocado en el contenido se difunda.
Jacobson afirma que este enfoque de networking creará menos tráfico de larga distancia en Internet y será más energéticamente eficiente porque todo el contenido se encontrará cerca del usuario. También puede mejorar el panorama de la seguridad de la información.
En estos momentos, nuestro modelo de seguridad es que tenemos contenedores de información seguros y aseguramos el proceso de las comunicaciones, señala Jacobson. Si vamos a un modelo en donde uno solicita información, y la información tiene un nombre pero no una localización… uno puede asegurar la información. Todos nuestros paquetes se encuentran criptográficamente firmados por el productor de esa entidad.
21. La seguridad de la información seguirá siendo un problema
Tendremos sistemas de encriptamiento más poderosos dentro de 25 años, pero es poco probable que hayamos erradicado el problema de la seguridad de la información por completo.
Habrá una constante batalla entre las personas que quieren proteger la información y las personas que quieren destruir la información, señala Newell. No veo que esa batalla vaya a desaparecer. Siempre va a haber personas que quieran robar información y personas que quieran monitorearlo, y ambos tendrán disponible el mismo poder de computación.
Los temas de la seguridad de la información no se resolverán, concuerda Lewis de EMC. Vamos a continuar luchando por asegurar y compartir la información.
22. Ocurrirá alguna catástrofe con Internet
Los hacedores de las políticas de Internet ya se encuentran haciendo planes ante la posibilidad de una falla catastrófica de Internet.
Por ejemplo, cuando se desplegaron nuevas medidas de seguridad para las DNS, los hacedores de políticas se prepararon para una falla catastrófica de la llamada DNS Security Extensions (DNSSEC). A cinco personas alrededor del mundo se les dio llaves digitales que les permitirían reinicializar el proceso de firmar la zona raíz de DNS en caso ocurriera tal desastre.
El camino en el que nos encontramos con las computadoras e Internet apunta a un desastre por ocurrir, señala Elliott. Esperamos el desastre, y luego intentamos reaccionar. Tenemos grandes vulnerabilidades en nuestra sociedad con nuestros sistemas financieros, nuestros sistemas eléctricos… Es probable que tengamos un escenario catastrófico en los próximos 25 años.
23. Su trabajo puede ser tercerizado, hacia una computadora
Si su trabajo involucra investigación y análisis, podría ser reemplazado por una computadora, gracias a los desarrollos que se esperan en la Web Semántica. La Web Semántica se refiere a un conjunto de tecnologías que están siendo creadas por el World Wide Web Consortium (W3C) que permiten a las computadoras entender el significado de la información de tal forma que puedan acceder a la web en forma inteligente y desarrollar tareas en nombre de los usuarios.
Habrá una creciente capacidad de las computadoras de analizar los datos, escudriñarlos y extraer significado, a medida que los programadores sean más capaces de organizar y encontrar contenido semántico, sostiene Newell. No creo que ello cambie las cosas en gran medida. Hará que más información se encuentre disponible inmediatamente, pero sacará a algunas personas del negocio… incluyendo personas que en la actualidad hacen investigación y análisis.
24. Solo los ágiles sobrevivirán
En un mundo en donde el ritmo del cambio se está acelerando cada vez más los CIO y otros ejecutivos TI buscarán a los trabajadores más ágiles, aquellos que son flexibles y más capaces de adoptar el cambio.
La tecnología se va a innovar rápidamente, señala Lewis. El desafío para los profesionales de TI será encontrar formas de adoptar nuevas tecnologías y no arruinar el negocio al hacerlo, sino explotar sus ventajas. Eso va a ser absolutamente crítico.
Otro atributo fundamental para la fuerza laboral TI del futuro: la creatividad. Los ambientes de trabajo futuros serán cada vez más abiertos, colaborativos y creativos.
La fuerza física solía ser la que importaba, pero el valor de ella ha disminuido al punto en que ahora no existe. Luego fue el trabajo intelectual el que importaba, señala Rusinkiewicz. En el futuro se tratará de la creatividad, la capacidad de hacer conexiones inesperadas y la capacidad de adaptarse.
Carolyn Duffy Marsan, Network World (US)

COMENTARIOS
cesar.es   mié, 25-may-11

Excelente artículo, anoche lo lei y no he parado hasta terminarlo... creo que ya no hay nada mas para imaginar. !Feliz Aniversario CIOPeru¡


Leer más comentarios | Realizar un comentario