Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Costos de virtualización y cloud: Cuatro enfoques

[27/05/2011] Hasta hace poco, casi ningún proveedor o analista de la industria de TI había puesto en duda la hipótesis de que casi todos los tipos de virtualización generaban ahorro en los costos de forma rápida y significativa, comparada con la informática del mundo físico.

La virtualización de servidores, en particular, crea una rentabilidad rápida durante las primeras etapas de una migración P2V que a menudo recibe un pase en la estricta justificación ROI/costo como parte del proceso de aprobación, de acuerdo con Ian Song, analista de investigación en el System and Virtualization Software Group de IDC. "La gente tiene una impresión muy buena de la virtualización de servidores, porque el concepto es simple y la recuperación de la inversión está dentro de algo así como seis meses, porque se puede poner cuatro o más servidores en una caja física y ahorrarse el costo de todo ese hardware", señala. "La virtualización de escritorio, en especial, pero también las aplicaciones cloud y de streaming y de otros modelos tienden a sufrir comparación."
Costos más altos de lo esperado, o un menor retorno, son razones importantes para que se produzca lo que se conoce como VM –stall, que quiere decir una disminución o suspensión de las grandes migraciones hacia servidores virtuales, de acuerdo con James Staten, analista principal de Forrester Research.
Algunas sorpresas en los costos provienen de expectativas poco realistas, algunos de la falta de adaptación de las organizaciones de TI o de sus presupuestos para tomar mayor ventaja de la nueva tecnología, señala Staten.
Pero algunas sorpresas también provienen de la tendencia de que incluso los gerentes de TI son financieramente inteligentes para reportar costos específicos de los proyectos de virtualización o de Cloud a sus jefes, según un estudio financiado por el proveedor de sistemas de automatización Apptio para el Worldwide Executive Council (Consejo Ejecutivo Mundial).
El estudio encontró que 64% de los administradores de TI creen que un seguimiento y análisis detallado de los costos de virtualización serán importantes este año, y el 20% piensa que serían muy importantes.
Sin embargo, el 48% de los encuestados dice que reporta el costo/beneficio de proyectos de nube o virtualización como una suma simple. El 25% hace un seguimiento de los costos, pero dicen que sus números no son lo suficientemente precisos para ser usados en presupuestos o auditorías. El 20% no reporta el gasto de cloud o de virtualización como elementos separados, y el 10% no realiza seguimiento de costo alguno. Asimismo, el 80% señaló que los informes más detallados serían más importantes este año.
El problema más grande parece ser que la mayoría de los gerentes de TI no saben cómo se debe medir o informar de los resultados de los proyectos de virtualización, agrega Staten.
Son capaces de salirse con la suya porque pocas empresas realizan devolución de cargo para seguir el gasto de TI en departamentos específicos, haciéndolo solo para la nube o la virtualización, de acuerdo con Galen Schreck, vicepresidente y analista principal de Forrester.
Algunos están utilizando "showback" - lo mismo que la devolución de cargo excepto que TI solo informa el costo que tendría el uso de una unidad de negocios virtuales de TI, sin llegar a cobrar por él.
Incluso teniendo en cuenta la voluntad de hacer análisis financieros sólidos; existe cierto debate acerca de cómo, en concreto, cobrar por los servicios de computación abstraídos del hardware, almacenamiento y redes.
Hay cuatro criterios básicos, de acuerdo a los análisis y las recomendaciones de Apptio, hechas por Andi Mann, ex analista de Enterprise Management Associates, que es actualmente vicepresidente de marketing de productos de virtualización en CA Technologies, y por Gerod Carfantan, un gerente de desarrollo de soluciones de VMware que bloguea acerca de los costos y análisis de rendimiento en vCornerOffice.com:
1. Costo basado en actividades: Esto es esencialmente el costo basado en el consumo, donde el total de los costos de TI se dividen en función del volumen de transacciones, número de servidores, el número de usuarios u otras medidas estándar del volumen de trabajo de TI consumidas por una unidad en particular del negocio.
Este método funciona si el análisis y el seguimiento son claros, incluso en un entorno virtualizado y hay una manera medir la capacidad no utilizada. ¿Qué unidad de negocio paga por máquinas virtuales dedicadas a aplicaciones que nadie parece estar usando? El costo por minuto es atractivo desde un proveedor de servicios externo, pero solo es posible porque otros clientes pagan por esa capacidad cuando usted no la está utilizando.
2. Niveles de precios: Las sucursales que no necesitan un gran almacenamiento, gran ancho de banda o apoyo adicional podrían pagar una menor "tasa de base" que las unidades de negocio más grandes y con recursos más intensivos.
Las que manejan la mayor parte de su propio soporte, pueden suministrar y gestionar sus propios servidores y realizar otras tareas que de otro modo caerían en TI, que disfrutaría haciendo rebajas o descuentos en el costo base.
3. Costos de los servicios frente a los costos de infraestructura: Una forma de darse cuenta de la capacidad no utilizada es separar costos de "base" como el ancho de banda WAN o los bienes raíces del centro de datos desde las aplicaciones, la red de acceso u otros servicios que utilice una unidad de negocio. El costo base para la unidad de negocio se mantiene relativamente estable, mientras que los costos de servicio varían en función del consumo.
La densidad de los servidores virtuales -el costo de toda la infraestructura necesaria para operar la infraestructura virtual- licencias, servidores, almacenamiento, ancho de banda, los sueldos, bienes raíces, servicios públicos, etc. -que se pueden sumar y se dividen en función del número de servidores virtuales que requiere una unidad de negocio.
O bien, los costos pueden ser divididos de acuerdo a los requisitos de la aplicación; donde entran los mismos elementos que actúan en los cálculos de densidad del servidor virtual, pero los costos se dividen de acuerdo a los recursos requeridos por una aplicación específica. Los costos para una unidad de negocio se determinan en función de si es el único con esa aplicación, o de acuerdo a su uso proporcional en comparación con otras unidades de negocio.
4. Ponderación: Directa o indirecta, es una forma de dividir los costos de acuerdo a un cálculo externo de la demanda de una unidad de negocio en particular. Esto puede incluir el cálculo del costo de un departamento de TI en función al porcentaje del total requerido por el presupuesto operativo de la compañía, por ejemplo, o el número total de empleados.
¿Qué método es mejor para usted? El enfoque que trabaja para una compañía específica variará de acuerdo a su cultura y sus estructuras de contabilidad, señala Staten.
Sin embargo, la obtención de los costos correctos es más que un juego de contabilidad.
Hasta que las unidades de negocio sepa que recursos de TI están utilizando y tengan la capacidad de cambiar el uso basados en sus propias necesidades, no verán el beneficio directo y tangible de la capacidad flexible de la virtualización o el cloud computing, de acuerdo con Gary Chen, analista de investigación que cubre la virtualización de servidores en IDC.
Kevin Fogarty, CIO.com