Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Uno de los mayores proveedores del Pentágono sufre un ataque informático

[02/06/2011] La red de sistemas de la información de Lockheed Martin fue objeto de un importante y tenaz ataque informático durante el fin de semana del 21 de mayo, según ha reconocido ahora la empresa, uno de los principales contratistas del ejército de Estados Unidos. El equipo de seguridad de la compañía detectó la intrusión casi inmediatamente y llevó a cabo agresivas acciones para proteger todos los sistemas y datos, explicó en un breve comunicado, en el que también afirma que no se han visto comprometidos datos de clientes, empleados o proyectos.

La empresa asegura haber mantenido informadas a las agencias gubernamentales de Estados Unidos de su investigación a medida que continúa trabajando a contrarreloj para restablecer el acceso de los empleados a la red.
La agencia Reuters fue la primera en hacerse eco del ataque, citando a un portavoz de defensa y a dos fuentes sin identificar relacionadas con la situación. La agencia de noticias explica que el ciberataque había afectado a muchos de los empleados de Lockheed Martin localizados en Bethesda (en el estado de Maryland), que realizan aviones de combate y otros sistemas armamentísticos.
En el ataque informático contra Lockheed Martin podrían estar involucrados los token SecurID de RSA, utilizados por los empleados de la compañía para acceder a la red corporativa de forma remota. Los analistas de seguridad ya habían urgido a las empresas usuarias de estos tokens a revisar sus procedimientos de autenticación, tras conocerse la brecha de seguridad que afectaba a estos dispositivos.
Lockheed Martin no ha explicado cómo han sido atacados sus sistemas. La compañía se enfrenta a constantes amenazas de adversarios procedentes de todo el mundo y de forma regular actúa para aumentar la seguridad de sus sistemas, explicó.
Una vez conocido el ataque contra Lockheed Martin, el Departamento de Defensa de Estados Unidos también ha alertado de ciberataques recientes contra otros de sus proveedores, en lo que parece ser una nueva campaña de ciberespionaje.
Jaikumar Vijayan, Computerworld (US)