Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Trabajos sucios de TI: Compañeros en el fango

[06/06/2011] ¿Cree que su trabajo es malo? No ha visto nada hasta que tenga que recoger alimentos con moho y cucarachas muertas de una PC, o cuando se le pida descubrir lo que sus compañeros de trabajo han estado haciendo en línea cuando se supone que deberían estar trabajando.

Definitivamente no se ha ganado sus créditos de TI hasta que se ha parado sobre agua conectando un servidor mientras trata de no electrocutarse, o si se encuentra dentro del punto de mira de un francotirador mientras que está tratando de instalar un enlace de comunicaciones, o tener que preocuparse por las bombas que caen mientras que está perdiendo el tiempo con los protocolos de red.
En esta segunda entrega de la serie Trabajos Sucios, visitamos a los geeks dedicados que tienen trabajos como estos, y les preguntamos cómo se las arreglaron para sobrevivir o, en algunos casos, prosperar en condiciones difíciles.
La próxima vez que odie su trabajo, recuerde: Podría ser peor.
Trabajo sucio Nº1: ingeniero de saneamiento de sistemas
Latas de cerveza. Envolturas de alimentos. Colillas de cigarros. Pan mohoso. Cucarachas. Cosas que normalmente encontraría en la parte inferior de su contenedor de basura -solo que en este caso, el contenedor es la cáscara de un equipo descartado.
Todo esto es parte del trabajo en Redemtech, una empresa de disposición de activos de TI que procesa los equipos viejos que las compañías Fortune 500 ya no quieren. Alguien tiene que ir a través de cada pieza y sacar la suciedad afuera, decidir lo que se puede guardar y lo que debe ser descartado, señala Chomroeun "C-Ron" Sith, supervisor técnico de la instalación de Redemtech en Grove City, Ohio (y sin guardar relación con el Señor Oscuro).
Aunque es muy variable, Sith señala que aproximadamente la mitad de los sistemas que ve pueden ser reacondicionados y revendidos. La otra mitad se recicla de una manera ambientalmente responsable. Antes de que eso ocurra, tienen que ser inspeccionados y limpiados -y ahí es donde las cosas se vuelven feas.
"Algunas de estas cosas parecen haber estado detrás de un almacén por años", indica. "Vienen cubiertas de polvo, con telarañas, excrementos de ratas y con cucarachas en su interior. A veces están tan oxidadas que cuando las recoge tiñen las manos de color naranja. Uno de los sistemas que tuvimos estuvo cubierto de maquillaje. Cada vez que los empleados lo tocaban, se llenaban de escarcha".
Hubo una ocasión en que abrieron una CPU de escritorio y encontraron un animal muerto. "Puede haber sido un roedor o un pájaro", comenta. "No sabríamos decirlo con seguridad. Pero definitivamente estaba muerto".
Sith estima que menos del 5% de los seis mil a los 10 mil artículos que su planta procesa cada semana llegan en tan mal estado que tienen que ser envueltos en plástico para evitar que infecte o cause reacciones alérgicas a su equipo. "Cada dos semanas, algún socio se me acerca y dice, 'no quiero tocar ese sistema, no puedo más con estas cucarachas, esto es ridículo. Recibo muchas de esas quejas".
Consejo de supervivencia a un trabajo sucio: No use su ropa de domingo.
"Les digo a mis muchachos, 'Ustedes pueden usar lo que quieran, pero no se enojen si se van a casa sucios'", comenta Sith. "Eso pasa alrededor del 99% de veces."
Trabajo sucio Nº2: La sombra
Probablemente no quiera saber qué páginas visitan sus compañeros de trabajo. Pero a veces no tienen otra opción. Nancy Hand lo sabe, bueno, de primera mano.
Hasta hace tres años, Hand era una ingeniera de red en una institución pública. Cuando uno de los tres mil empleados del sitio tuvo una infección de software malicioso, Hand recibió una alerta a través del software de McAfee que usaba la institución. Entonces investigó peinando remotamente la caché del navegador del empleado, en busca de la fuente del ataque.
En el camino, Hand tuvo que ver en dónde habían estado navegando estos empleados mientras estaban supuestamente trabajando. La mayoría de las veces lo que encontró fue benigno -muchos sitios dedicados a la cocina, moda, automóviles, y comercio del día. Sin embargo -e inevitablemente- ella encontró el lado oscuro.
No quedó claro cuando el empleado juró que fue un mensaje de spam el que hizo que su navegador visite ese sitio de bondage (forma de pornografía) que es solo para miembros, así como fue que ese mensaje de spam tenía un perfil suyo en esa página. (Hand señala -en tono de broma- que el jefe de seguridad TI le concedió el "Cinturón de oro" por haber descubierto a ese empleado).
Algunos empleados terminaron siendo escoltados fuera de las instalaciones, custodiados por guardias, aunque Hand nunca supo si fue por algo que ella había encontrado.
"A veces era un poco inquietante estar en la máquina de alguien que había conocido en otra parte de mi trabajo, y que me parecía una buena persona, para terminar descubriendo que estaba equivocada", comenta. "Las personas no son tan inocentes como parecen. Y la próxima vez que se quejen sobre un virus, estaré pensando 'Bueno, usted se lo ha hecho a sí mismo".
Consejo de supervivencia a un trabajo sucio: Esté preparado para hacerlo solo.
"La administración parece no tomar esto en serio, incluso después de haber sido golpeados por un ataque de denegación de servicio que nos puso fuera del negocio por casi un día entero", agrega. "Todo se convierte en política, aunque creo que no debe ser. Se le da pase al vicepresidente, pero se despide al secretario".
Trabajo sucio Nº3: El servidor rack humano
La llamada de pánico a las 3 am es una triste realidad para muchos administradores de sistemas. Pero no muchos administradores son despertados a mitad de la noche para que dividan las aguas, realicen actos de ingeniería de improvisación de estructuras, o sirvan como una pieza de equipos inanimados.
Brian Saunier tuvo esa llamada hace seis años cuando era administrador de sistemas en un pequeño proveedor de servicios de Internet (ISP) en Georgia. Una tormenta de verano, inusualmente grande, había obstruido el desagüe fuera del edificio del ISP, causando que 30 cm de agua de lluvia inundaran el primer piso, donde se encontraba el gabinete de servidores.
Afortunadamente, los servidores estaban protegidos por una puerta hermética de cristal, señala Saunier, quien es ahora administrador de red para Cobb Energy Management. Por desgracia, la tormenta también cortó la energía, haciendo que el sistema de enfriamiento se apague y poner los servidores en peligro de sobrecalentamiento.
La puerta tenía que abrirse. Para complicar las cosas, la máquina que contenía la base de datos de clientes del ISP estaba sentada en el suelo de la sala de servidores, directamente en el camino de la inundación.
En primer lugar, Saunier y dos de sus compañeros en la administración de sistemas construyeron una presa de cartón, toallas, y cualquier cosa que pudieran tener en sus manos para mantener el agua fuera. Luego Saunier fue elegido para correr y agarrar el servidor antes de que las aguas lo alcanzaran.
"Nuestro plan era abrir la puerta, correr y recoger el servidor, lo cual hice sin causar ningún incidente", recuerda. "Pero en el camino golpee la presa y el agua comenzó a entrar. Yo estaba de pie en una sala de servidores inundado con 60 cm de agua, sosteniendo un servidor encendido y sus respectivos cables de alimentación. Eso fue desconcertante".
Después de unos 10 minutos, los colegas de Saunier encontraron una tabla que calzaba en el interior del armario, para poder poner la máquina y comenzar con las operaciones de barrido, que se prolongaron hasta bien entrada la noche siguiente.
Al igual que con todas las tormentas, no había un resquicio de esperanza. Saunier contó su historia a través de Facebook a la División de Gestión de Red de Ipswitch, quienes lo llamaron un "Administrador de sistemas estrella" por ir más allá del llamado de su deber. Su premio: una iPad de Apple, que es fácil de sostener, sin importar la cantidad de agua que gire alrededor de sus rodillas.
"Fue realmente una experiencia entretenida y una gran historia que causa sonrisas ahora", comenta. "Además, realmente no hay manera de evitar este tipo de cosas, si uno no quiere estar en las filas del desempleo".
Consejo para la supervivencia a un trabajo sucio: Siempre tenga a la mano botas aislantes. Y asegúrese de que su sala de servidores tenga un piso elevado -antes de que las aguas comiencen a subir.
Trabajo sucio Nº4: Política geek
¿Está buscando una carrera emocionante llena de horas locas, cero seguridad en el empleo, amenazas de bomba, francotiradores, y pasar todas las noches en vela en la sala de servidores? Puede tener un futuro en la política -o por lo menos, en la parte informática de la misma.
El primer trabajo en tecnología de Henry Russell fue trabajar como técnico en computación para un partido político nacional durante las elecciones del 2000 y del 2004. No fue su actuación habitual de la información. Debido a la naturaleza cíclica de la recaudación de fondos, el personal aumentaba o disminuía por temporadas y las oficinas se barajaban cada pocos meses.
"Yo estaba constantemente creando imágenes, desplegando, clausurando y moviendo PC", comenta. "Parecía que nunca iba a terminar".
Como se acercaba el primer martes de noviembre, los días de trabajo se hacían más largos y los fines de semana libres se convirtieron en un vago recuerdo. En la noche de las elecciones del 2004, a Henry se le dio una bolsa para dormir, unos Doritos y se le pidió acampar en el centro de datos que alojaba el sitio web del partido, por si acaso necesitaba ser reiniciado manualmente. (No lo necesitó).
Afortunadamente para Henry, trabajaba para un partido nacional, no para una campaña individual, por lo que no se encontraba buscando trabajo al día siguiente que su candidato perdió. Sin embargo, hacerlo en DC significó lidiar con amenazas ocasionales de bomba, de ántrax, y otros riesgos a la vida y a la integridad física.
"Teníamos unas pocas oficinas en el edificio al lado de nuestra sede", comenta. "Un día estábamos en el techo, instalando un láser de datos para enlazar los dos edificios. De repente la policía del Capitolio salió del hueco de la escalera. Al parecer, estaban un poco nerviosos de vernos apuntando con algo que parecía una bazuca tan cerca de edificios federales".
Henry ahora da soporte de escritorio para una universidad en la costa este, donde dice que su vida es mucho más tranquila. "El trabajo político era mucho más estresante e intenso, pero también más emocionante", señala.
Consejo de supervivencia a un trabajo sucio: Ahorre algo de dinero -puede necesitarlo si su candidato pierde. Pero no se meta en política por dinero.
"Hay muchos puestos de trabajo donde la gente solo está pensando en el sueldo", comenta Henry. "Pero en política hay que creer en la misión y dedicarse a ganar. Eso es un factor más motivador que el dinero".
Trabajo sucio Nº5: Jockey de datos en la nube
Es el último grito. La ruta hacia el nirvana de las TI es subcontratar sus datos a un proveedor cloud y dejar que sus servidores hagan el trabajo pesado, mientras que se relaja y disfruta de la vida. ¿Correcto?
No exactamente, comenta Jason Wisdom, un consultor de TI que ha servido como DBA para varios clientes, y descubrió que hay un lado oscuro para cada nube. Cuando está administrando datos que viven en la nube, sus problemas recién están empezando.
En la nube, usted sigue siendo responsable por la integridad y seguridad de los datos, pero con casi ningún control sobre el hardware en el que viven. ¿El rendimiento se reduce considerablemente? ¿El sistema se bloquea? ¿No se pudieron hacer las copias de seguridad? Puede que no sea su culpa, pero es su problema.
"Toda la granja cloud de uno de mis clientes colapsó debido a una placa madre fallida", comenta. "La unidad del disco también se arruinó. Todos los servidores, incluyendo la base de datos, tuvieron que ser reconstruidas desde cero. Toda la infraestructura de TI estuvo de baja durante una semana a medida que los servidores se reinstalaron y se recuperaban los datos".
Afortunadamente, señala Wisdom, la compañía había respaldado los datos en una máquina independiente, sino hubiera estado realmente en problemas.
Hay otras nubes en el horizonte de los datos. La portabilidad de datos entre diferentes sistemas, las cuestiones legales sobre dónde pueden residir los datos sensibles, incluso sabiendo que esos datos han sido destruidos y no están en algún disco duro por ahí –todo esto crece de una forma mucho más compleja en la nube, algo que según Wisdom, la mayoría de los proveedores de servicios se rehúsan a admitir.
"Cuando la nube es un servicio gestionado por terceros, ese tercero ahora tiene el control de los datos, no el DBA", comenta. "No hay manera de garantizar que esos datos estén seguros de las miradas indiscretas, malas intenciones, o de una pérdida accidental, causada por terceros. Incluso en un ambiente de nube local, todavía hay demasiadas manos que pueden llegar a los datos altamente sensibles, lo que es una de las preocupaciones más importantes del DBA".
Consejo de supervivencia a un trabajo sucio: La nube es muy buena para muchas cosas, pero la gestión de base de datos no es necesariamente una de ellas. Mantenga sus datos y sus DBA cerca.
Trabajo sucio Nº6: Soldado de infantería de redes
Los ingenieros de red pueden tener el trabajo menos glamoroso de TI. Llegan a pasar por polvorientos desvanes y sótanos con barro, jalando cables y ajustando engranajes. Si está haciendo este trabajo sucio para los militares, hay un bono -también tiene que lidiar con bombas explotando sobre su cabeza o balas silbándole al oído.
Como ingeniero de redes para la Fuerza Aérea de los EE.UU., Josh Stephens pasó cuatro años en el diseño, implementación y administración de redes clasificadas, y sin clasificar a gran escala. La parte sucia de ese trabajo incluyó la escalada en pozos inundados para solucionar problemas de mal funcionamiento de equipos de red, la creación de puestos móviles basados en tiendas de campaña durante lluvias torrenciales, y la excavación de tanques llenos de barro sirviendo de enlaces móviles de comunicación.
Aunque Stephens dice que nunca fue destacado a una zona de guerra, como "cabeza geek" del vendedor de software de gestión TI Solar Winds, recibió muchas llamadas de operarios de redes en la línea de fuego.
"Cuando tienes que llegar allí y conseguir que la red se ejecute en un puesto de mando avanzado, usted está en la primera línea", comenta. "Cuando Estados Unidos se hizo cargo de Irak, recibimos llamadas de clientes que estaban en el interior del palacio de Saddam y que necesitaban ayuda para configurar la red. En ese momento todavía estaban en una zona caliente".
Stephens agrega que gasta alrededor de un tercio de su jornada de trabajo hablando con los militares que necesitan ayuda para la creación de redes y no tienen tiempo de ir por los canales oficiales.
"Cuando estás en el campo recibiendo disparos, obtienes las herramientas que necesitas para hacer el trabajo", señala. "Soy vicepresidente de Solar Winds, pero si algún individuo en Irak me llama a las 2 am porque tiene un problema al instalar su red, me levanto y contesto la llamada".
Consejo de supervivencia a un trabajo sucio: Entiéndalo y hágalo. Pero asegúrese de mantener la cabeza baja.
Dan Tynan, InfoWorld (EE.UU.)