Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Preparados para el IPv6

[10/06/2011] ¡No hay que temer! No nos vamos a quedar sin direcciones IP. La razón es que ante el agotamiento de las direcciones disponibles con el protocolo IPv4, se decidió pasar a un nuevo protocolo: el IPv6. Éste no solo ofrece una casi infinita cantidad de direcciones, sino algunas ventajas con respecto al sistema actual.

¿Qué significa esto para usuarios y empresas? Que hay que prepararse, pero con calma. No es necesario ingresar en una frenética carrera por cambiar equipos o sistemas, eso es algo que se realizará poco a poco y en forma totalmente transparente para los usuarios. De hecho, el pasado 8 de junio se celebró el IPv6 Day, una fecha en la que los principales proveedores y usuarios del mundo comenzaron a probar que tan listos se encontraban para el nuevo protocolo.
Pero vayamos por partes, primero veamos algunos conceptos.
Definiciones
Dicho de manera sencilla, una dirección IP (Internet Protocol) es un número que identifica a una máquina de tal forma que esa máquina sea fácilmente localizable en el universo de Internet, como un número telefónico, digamos. Las direcciones en la versión 4 del Protocolo de Internet (IPv4) estaban compuestas por un número de 32 bits, lo que significaba que el total de direcciones que se podían generar en esta versión era de 4.294.967.296, es decir, más de 4 mil millones de direcciones.
Seguramente cuando se creó el protocolo la cifra parecía inacabable, pero no fue así. Durante el primer trimestre de este año, la IANA (Internet Assigned Numbers Authority) señaló que ya no tenía más direcciones IP que asignar, todas ya tenían dueño.
Esto se veía venir. Desde mediados de la década pasada el ritmo de asignación de direcciones se había incrementado exponencialmente debido al incremento en el número de accesos a Internet, y también a la proliferación de dispositivos con acceso a la Red. De hecho, la preocupación por la inminente carestía de direcciones IP apareció primero en las regiones con mayor número de direcciones asignadas, vale decir, Norteamérica, Asia-Pacífico y Europa.
De acuerdo a Carlos Flores, gerente de Planificaciones de Acceso y Transporte de Telefónica del Perú, estas tres regiones tienen en conjunto un 90% de las direcciones IPv4 asignadas. La cifra la señaló durante una conferencia que Telefónica organizó para presentar los planes que tiene la empresa como preparación ante el advenimiento del IPv6, y que también sirvió de lugar para informarnos más del sistema de asignaciones de direcciones IP.
También, de acuerdo el ejecutivo, podemos decir que la región de América Latina tiene asignada aproximadamente un 5% de las direcciones, y que de esa cifra el Perú representa solo el 1,94%, siendo Brasil (38,68%), México (24,19%) y Argentina (10,63%) los países latinoamericanos con más direcciones asignadas.
Ese 1,94% del Perú significa algo más de dos millones de direcciones asignadas, de las cuales 1,25 millones han sido dadas a Telefónica del Perú.
¿Cuántas le quedan? Aproximadamente unas 400 mil, de acuerdo a Flores, por lo que no habría problema -al menos en el corto plazo- por la carestía de direcciones.
Entonces, ¿para que ocuparse desde ya de este tema? Bueno, quizás el Perú no tenga la necesidad inmediata de cambiarse al IPv6 por falta de direcciones, pero otras regiones si la tienen; y dado que en Internet todos estamos conectados, es necesario estar preparados para ser compatibles con el nuevo protocolo que nuestros vecinos de la aldea global van a utilizar más pronto que nosotros.
A nivel de empresa
Por su puesto, la adopción del IPv6 implica cambios en el hardware de las organizaciones. En primer lugar, implica cambios en los grandes proveedores de servicios de acceso a Internet que conectan al mundo. Y de hecho este grupo de empresas hace mucho tiempo que ya se ocupa del tema.
En un documento repartido durante la conferencia de Telefónica se puede leer que la empresa española ha participado en el tema desde 1999, es decir, desde hace doce años.
La primera experiencia de la compañía en redes y servicios IPv6 tuvo lugar en 1999, en el marco de un proyecto de investigación internacional liderado por Telefónica I+D, sostiene el documento.
Durante los siguientes años, la empresa siguió participando en diferentes iniciativas que han tenido como punto culminante el IPv6 Day, el 8 de junio, fecha en la que Telefónica y otras más de 300 empresas -entre las que se encuentran Google, Facebook y Yahoo- proporcionaron contenido web utilizando el nuevo protocolo. Obviamente, el objetivo de este día fue detectar en las organizaciones algún tipo de problema técnico.
¿Percibió algo diferente el pasado 8 de junio en su acceso a Internet? Muy probablemente no, y esto se debe a que la metodología que usaron durante ese día no fue apagar el IPv4 sino usarlo en paralelo con el nuevo protocolo, lo que se denomina una configuración dual stack. Y de hecho, esa es la metodología que se usaría durante los siguientes años.
Tanto el protocolo 4 como el 6 coexistirán en Internet para evitar que alguien quede fuera de la red. Pero obviamente esto conlleva algunos desafíos. Por ejemplo, el que coexistan ambos protocolos implica que se debe utilizar una herramienta de traducción para que las organizaciones que tienen su sistema en un protocolo puedan conversar con las organizaciones que tienen sus sistemas funcionando en el otro protocolo. La herramienta más común de la que se habla es la network address translation o NAT64, que cumple con este objetivo.
El inconveniente con esta herramienta, sin embargo, es que no es aconsejable usarla durante mucho tiempo ya que presenta problemas cuando las sesiones de acceso son muy prolongadas. De todas formas, ya que el cambio de equipos tarde o temprano se tiene que producir, la próxima vez que se haga se cambiará a equipos que operen sobre IPv6, y ahí quedará zanjado el problema.
El documento de Telefónica señala otra herramienta a utilizarse, el tunnelling,  que básicamente es un mecanismo mediante el cual se permite a máquinas con IPv6 comunicarse entre sí a través de una red IPv4. La forma de operar consiste en crear paquetes IPv6 de forma normal e introducirlos en un paquete IPv4. El proceso inverso se realiza en la máquina destino que recibe el paquete IPv6.
Las empresas de comunicaciones se encuentran preparándose para estos cambios y de hecho en el Perú ya se encuentran listas para la transformación. Telefónica, por ejemplo, ha señalado que ya sus redes empresariales soportan IPv6.
Hemos empezado por los clientes empresariales y la red IP de Telefónica que atiende a los clientes empresariales ya soporte IPv6. Hemos iniciado algunas pruebas con ciertos clientes. Uno de ellos es la Red Académica Peruana que ya cuenta con una conexión a Internet a través de la red de Telefónica con IPv6. Este proceso es gradual, vamos a ir preparando la red fase a fase, y cuando estemos listos para integrar a todos los clientes eso será comunicado, sostuvo Flores.
Otro de los grandes jugadores de la industria, Global Crossing, también se preparó para el cambio.
Esta compañía puso en marcha la capacidad IPv6 en su sitio web el 31 de mayo, preparándose para el evento mundial del 8 de junio. No obstante, se debe señalar que la corporación desde el año 2001 viene brindando los servicios de IPv6 a través de su red troncal (backbone) de Capa 1 mediante una configuración dual-stack
De hecho, la empresa se preparó para que el 8 de junio pueda ayudar a aquellos usuarios que ese día puedan llegar a experimentar dificultades con el sitio web de Global Crossing. La firma proporcionó asistencia y asesoramiento en tiempo real a través de su página corporativa de Facebook; y creó un hashtag especial en su página de Twitter (#IPv6Day) para comunicarse con los usuarios durante todo el día. Además, los usuarios también podrán intercambiar sus experiencias con los expertos de Global Crossing en IPv6 a través de un comentario en el blog IPv6 de la compañía. 
Los beneficios
¿Para qué hacer todo esto? Obviamente, por los beneficios. Y Telefónica identifica hasta seis de ellos.
El primero de ellos es que se evitaría el uso del NAT, ya que hay una gran cantidad de direcciones disponibles (340 sixtillones, es decir, 340 seguido de 36 ceros) y el IPv6 contempla mecanismos de autoconfiguración. En ese sentido, se simplifica el diseño y gestión de redes.
Un segundo beneficio es que existe la posibilidad de conectividad de extremo a extremo, sin necesidad de usar NAT. Se facilita así la creación de programas que utilizan Internet para comunicarse. Las aplicaciones como videoconferencia y voz sobre IP, por ejemplo, serán mucho más sencillas.
Un tercer punto de beneficio es que las características de movilidad de IPv6 permitirán que los dispositivos portátiles puedan funcionar sin problemas y sin interrupciones, incluso cuando el usuario se encuentre en tránsito y deba conectarse a través de diferentes redes.
Por otro lado, con el uso de VPN (Virtual Private Network) IPSec, se potenciará el acceso seguro a determinados recursos.
Quinto, el nuevo formato del protocolo permite construir redes con un rendimiento superior y un mejor control sobre la calidad del servicio.
Por último, será más fácil tener más de un proveedor de Internet.
Sin embargo, cabe señalar que cuando se preguntó a los ejecutivos de Telefónica si el cambio al IPv6 implicaría el abandono de la asignación dinámica de direcciones IP éstos contestaron negativamente.
Con una asignación dinámica de direcciones IP, un usuario tiene una dirección IP cuando inicia una sesión pero ésta no continúa con él en sesiones posteriores. En cada sesión de acceso se le asigna una nueva dirección IP, una política que se instauró como una forma de atender la demanda de accesos con las pocas direcciones que se asignaron en el IPv4. Con unas cuantas direcciones se pueden atender varios accesos ya que éstos no se producen todos al mismo tiempo.
Se seguirá, entonces, con la asignación dinámica de direcciones IP a pesar de que el Perú contará con 160 millones de direcciones con el nuevo IPv6, 80 veces más de los dos millones que aún no terminamos de usar con el IPv4.
¿Se encuentra lista su empresa para el IPv6? No se apresure, no es una carrera.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú