Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

IBM: 100 años y en la nube

[21/06/2011] Celebrando los 100 años de la fundación de IBM, un grupo de periodistas y analistas especializados fue invitado a Brasil a conversar con los exponentes más importantes de la corporación en torno al tema de actualidad: la nube.

Son 100 años desde que la Big Blue fue creada y ha pasado por todas las tendencias que han moldeado el transcurrir de las tecnologías de la información. Su último paso se ha dado hacia la cloud computing, y sobre ellas explicó a CIO -junto a un grupo de colegas y analistas de la región- las particularidades que IBM le da a un tema que se encuentra como parte de todas las ofertas de las grandes firmas. Había que diferenciarse y la corporación lo hace apelando a su centenaria experiencia.
¿Por qué la nube?
Dentro del conjunto de presentaciones, la primera fue de Dee Fleming, IBM LA Director SW Solution Lab and Cloud Centers, quien fue directo al punto al preguntarse ¿Por qué la nube?. La respuesta es que es la mejor alternativa ante los cambios que estamos apreciando en el mundo actual.
Veamos. Los clientes enfrentan ciertas limitaciones: El 85% de su capacidad de computación se encuentra aislada, es decir, es distribuida; la explosión de la información es la responsable del 54% de crecimiento de despachos de dispositivos de almacenamiento por año; el 70% de los presupuesto de TI se gasta en mantener los sistemas; las industria de retail y de productos de consumo masivo pierden el 3,5% de sus ventas (40 mil millones de dólares) debido a una cadena de abastecimiento ineficiente; y el 33% de los consumidores han terminado su relación con una compañía por problemas de seguridad al considerarlas responsables.
Ante estos retos que tienen que enfrentar las empresas, lo que propone IBM es que se debe utilizar niveles sin precedentes de integración entre sistemas y software, lo que en buena cuenta viene a ser un uso de la plataforma de cloud computing en las empresas.
Y es por ello que el tema ha saltado, de acuerdo a Gartner, del puesto 16 en el 2009 al primer puesto entre las prioridades que tiene el CIO en la actualidad.
Pero ¿qué clase de nube?
Fleming señala que IBM define a la nube como una solución que tiene cinco características básicas:
* Acceso a la Red siempre on.
* Autoservicio en demanda.
* Pooling de recursos independiente de la localización.
* Gran elasticidad: se puede crecer y reducirse fácilmente; y
* Modelos de precios flexibles.
Con estas cinco características, el ejecutivo señala que podemos identificar claramente lo que la nube implica, y agrega que, sin cloud, cada departamento tiene que adquirir su infraestructura para correr sus aplicaciones y cargas de trabajo. Con cloud se utilizan recursos virtualizados, servicios automatizados y estándares, que pueden ser compartidos por las diferentes locaciones, poseen escalabilidad rápida y autoservicio.
De entre los presentes surgió entonces una pregunta bastante interesante: Si la nube es tan buena, ¿por qué los CIO simplemente no la asumen?
La pregunta dio pie a Fleming para dar una respuesta bastante convincente: Los CIO no saben cómo van a tomar la nube los miembro de su equipo. Las personas se encuentran acostumbradas a trabajar de una manera y la nube cambia esa forma de trabajo. Por ello, es necesario comenzar con pequeños proyectos para generar en el equipo de TI las habilidades necesarias para manejar la nube.
Pero además hay un temor a los temas de seguridad. Este inconveniente se resuelve obviamente señalando las seguridades que la nube ofrece pero también señalando el valor que las soluciones de nube pueden aportar al negocio.
Y sin duda, con estos temas en mente, una de las opciones de las que más fácilmente se puede hablar es sobre las nubes privadas.
En una cloud privada las capacidades de TI se entregan como un servicio sobre una intranet, dentro de la empresa y detrás del firewall. En la cloud pública las actividades y funciones son provistas como un servicio sobre Internet. Y siempre existe el híbrido, donde los métodos de entrega de servicios internos y externos se encuentran integrados, sostuvo el ejecutivo.
Y por ello es también importante observar las necesidades particulares de una firma, y entender que una talla no le da a todos.
Estos conceptos se traducen en la práctica en tres pasos que utiliza IBM para plantear ante los clientes una estrategia de nube:
* Primero se realiza un plan. En este paso se debe entender la dirección estratégica, analizar la carga de trabajo, determinar el modelo de entrega, definir una arquitectura, y construir el caso de negocio.
* Un segundo paso es la construcción. Aquí se debe integrar con los servicio de cloud público, diseñar y construir clouds privadas, asegurar la calidad (hacer test), plantear la seguridad y compliance, y administrar el ciclo de vida.
* El paso final es la entrega. En esta fase se realiza el piloto, se hace el deployment, se produce el consumo y la administración, y se realiza la optimización.
Algunos dicen que cloud será tan impactante para TI como el cajero lo fue para la banca, aseveró el ejecutivo.
Las tendencias
La consultora Frost & Sullivan fue la encargada, a través de su director para Latinoamérica, Marcelo Ruiz, de mostrar las cifras relevantes sobre la cloud computing y sus perspectivas.
Ruiz sostuvo que se pueden identificar varios factores en el crecimiento de la cloud computing.  Uno de ellos es el panorama económico. De acuerdo a F&S hay una relación entre el crecimiento y la nube, y Latinoamérica ha crecido 10 veces en los últimos años, la estabilidad de la región impulsa TI. Además, hay una consolidación en la industria a través de adquisiciones, sostuvo el ejecutivo.
De acuerdo a sus cifras, el crecimiento de la región para este año se espera sea de 5,2% y en Perú de 6,7%, y esto afecta el crecimiento de TI. Adicionalmente, los departamentos de TI enfrentan los mismos desafíos: reducir costos, y la virtualización, outsourcing, SaaS, comunicación unificada, cloud, son las soluciones.
Además de lo que ya se conoce de la nube una de las afirmaciones más interesantes de Ruiz fue que las compañías de telecomunicaciones, a pesar de encontrarse en el negocio y competir con empresas como IBM, van a realizar alianzas para poder ofrecer sus servicios.
Mientras que por otro lado también fue revelador el hecho de que en un estudio realizado entre 120 compañías de México, Colombia y Brasil, solo el 21% de ellos tuvieron un excelente entendimiento de lo que es cloud computing, 48% un buen entendimiento, 34% bajo y 28% pobre.
Además, también sostuvo que el 47% de las compañías han adoptado algún tipo de cloud, siendo las principales: Manufactura, banca y finanzas, TI y telecomunicaciones. Los gobiernos todavía tienen problemas en cuanto la seguridad.
De este 47%, el 65% han desarrollado clouds privadas, 30% clouds híbridas y 5% cloud públicas. Igualmente, de este 47% las soluciones principales son en un 85% aplicaciones, 30% plataforma y 60% infraestructura.
Igualmente, entre el 2011 y el 2012 se muestra que el 65% tienen planes de adoptar alguna solución de arquitectura cloud.
Los atributos claves para seleccionar un proveedor cloud, de acuerdo a lo señalado por el ejecutivo, son: seguridad (77,5%), precio (65%) y experiencia en el mercado (42,5%).
Las cifras del consultor también señalaron que el principal proveedor que se le venía a la mente al pensar en cloud computing era IBM (75%).
Desktop cloud
Gonzalo Escajadillo, gerente general de Global Technology Services de IBM Latin America, nos habló sobre la desktop cloud.
Este es en realidad un concepto que Escajadillo llama la evolución del thin client. De acuerdo al ejecutivo, las opciones que se ofrecen son hacerlo sobre una nube privada y hacerlo sobre una nube pública, y -como era de suponer- la mayoría de las implementaciones que se han realizado se han hecho sobre nubes privadas, por un tema de seguridad y también de tranquilidad, pues los clientes se sienten mejor si la nube se encuentra dentro de sus dominios.
Aunque claro también hay otros factores a tomar en cuenta. Otro de los factores que se considera es el costo, y ahí intervienen otros elementos como el ancho de banda y de la transmisión de datos, que, a decir del ejecutivo, no son de los más económicos en la región.
Las mayores dudas son seguridad e integración. Cómo mantener la infraestructura segura y la data segura. Por eso es que la nube privada tiene mayor acogida. Y por ello resalta nuestro gran diferencial. Nosotros estamos muy enfocados en los clientes de negocio, no estamos enfocados en el consumidor final. Por eso es que hay tanta consultoría dentro de la nube privada y en la pública más aún, mientras más te alejas de la casa, más te preocupas, sostuvo el ejecutivo.
La oferta de IBM se complemente en lo que Gustavo Annarumma, IBM LA Cloud Leader, señala como la nube pública de IBM. Ésta se encuentra conformada por varios centros de datos en el mundo: dos en Estados Unidos, uno en Canadá, uno en Alemania, y uno en Singapur.
Los centros de nube tienen todas las herramientas, todo el software, todo el service management necesario. Por ejemplo, uno de los temas de cloud es que el cliente puede entrar por la web y contratar lo que quiere. El propio cliente entra y navegando entre menús y paneles para escoger lo que necesita, lo usa y lo paga por uso, sostuvo el ejecutivo.
Annarumma sostuvo que sus clientes no están interesados hoy en la Cloud Pública. Mientras más crítico es el aplicativo, están mucho más reacios para implementar una nube pública y están más abocados a la privada que proporciona muchas eficiencias, mucha de la rapidez, muchos de los beneficios sin tener ese riesgo percibido y latente.
Naturalmente se pasa por un proceso de auditoría para entender los niveles que hay, qué tipo de soluciones hay, y allí pasa por las recomendaciones de qué aplicativos hay que colocar en la nube y de allí quieren una nube pequeña y privada. Gran parte del uso se encuentra en el acceso a recursos de forma rápida y un rápido crecimiento. Al final van a coexistir dentro de la misma compañía cosas que van a funcionar mejor y son más eficientes en una nube privada, y otras en una pública. Por eso es que la integración es tan importante.
¿Cuál es el papel del CIO en todo este proceso?
El CIO es el que tiene que definir la estrategia, tiene que definir qué procesos son críticos para la gobernanza y en las relaciones con los clientes. Entonces, el CIO sigue jugando el rol central en la estrategia de la compañía. Cloud es una nueva forma de entregar servicios de TI, con un modelo económico distinto, al final es una de las alternativas que tiene el CIO para cumplir con el mandato que tiene en su compañía, sostuvo el ejecutivo.
Finalmente, Marco Antonio Almeida, IBM LA Enterprise Security Services Manager, señaló una lista de sugerencias que se realizan a las empresas que desean trasladarse a las nubes:
* Establecer una serie de objetivos que clarifiquen un compromiso exitoso para con lo que se quiere que sea la nube.
* Determinar si la nube externa proporcionada por un proveedor es confiable.
* Identificar con que cargas de trabajo se sienten más cómodos en el caso de un traslado a la nube.
* Determinar la apropiada seguridad para su carga de trabajo, y aprovechar los servicios administrados en la media de lo posible.
La visita a Brasil fue una nueva oportunidad para que CIO Perú pueda conversar con los ejecutivos que mayor conocimiento tienen sobre un tema específico. En esta ocasión fue sobre la nube y la oferta en particular de IBM. Lo que nos quedó en claro es que la nube avanza y las opciones comienzan a diferenciarse.
Franca Cavassa, CIO Perú