Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Carlos Hurtado, gerente de Negocios del Cono Norte de Intel

Intel ayuda a estandarizar la nube

[28/06/2011] Ya todos conocemos los beneficios de la nube, y deseamos utilizarla en el corto plazo. Pero es precisamente en momentos como éste -en la parte operativa-, en donde nos encontramos con algunas barreras para la implementación de todo aquello que teóricamente debería funcionar como reloj suizo.

Una de esas barreras es la falta de estándares.
Las empresas dedicadas a ofrecer soluciones de nube se lanzaron al mercado ofreciendo lo mejor de sus productos pero, como suele suceder cuando hay varios jugadores en el mercado, esos productos no necesariamente conversan fluidamente unos con otros. El resultado es que una nube puede que no converse con otra de la manera transparente en la que pensábamos que lo haría. Para que ello suceda se requiere de estándares.
Intel es parte de una alianza que específicamente se encarga de formar esos estándares desde el lado de la demanda. La unión de cientos de empresas usuarias de tecnología con Intel -a manera de consejero técnico- ha dado lugar a la ODCA (Open Data Center Alliance), una organización que busca establecer como debería funcionar la nube.
Pero eso no es todo. La propia Intel tiene una visión para la Nube hacia el 2015 en la que establece tres componentes fundamentales: la automatización, la federación y la sensibilidad ante el cliente.
Sobre estos temas es que conversamos con Carlos Hurtado, gerente de Negocios del Cono Norte de Intel, a propósito del reciente evento que organizó la firma, el Intel CIO Summit 2011, en donde presentó las herramientas de nube -y otras- para mejorar la competitividad empresarial.
La visión
Intel tiene una visión de las características que debería tener la nube. En primer lugar ésta debe ser federada.
Las nube federada es una mezcla de nubes públicas y privadas. Si eres un banco lo lógico es que tengas una privada para dar servicio a tus clientes, pero si quieres lanzar una promoción probablemente tengas un pico de demanda que no lo va a poder absorber tu infraestructura. Idealmente contratas temporalmente infraestructura fuera -en una nube pública-, y cuando desaparece el pico vuelves a tu estado anterior. La federación tiene que ver con eso, que se pueda llevar servicios de una nube privada a una pública y viceversa, sostiene Hurtado.
Y es aquí en donde ingresa la segunda característica que Intel considera que debería tener la Nube: ser automatizada. Siguiendo con el ejemplo anterior, el paso de la nube privada a la nube pública debería producirse de manera automatizada.
Si soy ese banco y tengo un pico entre las 8 y las 10 de la mañana, y me pongo a firmar contratos, SLA y otras cosas, no consigo nada. Por ello esperamos que este proceso sea automatizado, que prácticamente ocurra en tiempo real, que si tengo un pico de demanda tenga una nube pública a donde pueda llevar mis máquinas virtuales, agrega el ejecutivo.
El tercer componente es que la nube sea sensible al cliente (client-aware). Esto significa, en buena cuenta, que la nube sea consiente de con qué clase de dispositivo está tratando y se adapte a él. Si trata con un teléfono celular los servicios que le preste, tienen que ser adecuados a él en tamaño, resolución, e incluso en tipo de información que se le envía.
Si el dispositivo fuera una estación de trabajo el trato sería distinto. Un teléfono celular no puede realizar el procesamiento local, por ejemplo, mientras que una estación de trabajo sí podría hacerse cargo de esta tarea.
Y dado que en el futuro cercano van a existir muchos tipos de dispositivos en el mundo, la Nube tiene que poder comprender con qué tipo de dispositivo está conversando.
¿Qué es necesario para lograr una Nube con estas características? Básicamente, desde la perspectiva de Intel, que los actores de la industria se concentren en tres áreas fundamentales: la eficiencia, la simplificación y la seguridad.
Por ejemplo, en esta última área y retomando el ejemplo del banco, es necesario que la Nube pueda asegurar mayores niveles de seguridad para que el traslado de máquinas virtuales de un centro de datos privado a uno público se realice con total confianza.
En el caso de la eficiencia Hurtado señaló, por ejemplo, que en la actualidad solo en el tema del consumo de energía, los centros de datos a nivel mundial consumen un 2% de toda la energía que se produce, y esa cifra va en aumento. Es necesario, entonces, realizar esfuerzos para mejorar la eficiencia en este campo.
Mientras, en el campo de la simplificación, el ejecutivo sostuvo que un centro de datos es básicamente una maraña de cables sin fin.
Calculaba el otro día que con la tecnología que hemos liberado este año, que es la conectividad a 10 gigabits, nos estaríamos ahorrando  mil 500 millones de kilómetros de cables. Para hacerse una idea de esto, basta decir que la distancia entre el Sol y la Tierra es de 150 millones de kilómetros, es decir, nos ahorraremos 10 veces esa distancias en cables, sostuvo el ejecutivo.
Ese el tipo de cosas que tenemos que hacer para lograr la visión de la nube 2015. Y son las áreas en las cuales la alianza está trabajando, agregó.
Por su puesto, Hurtado se refiere a la ODCA.
La alianza
La ODCA es una alianza que ya se encuentra conformada por más de 100 empresas de tamaño global, vale decir, ahí se pueden encontrar firmas como Shell o BMW, que en conjunto representan un nivel de inversión en TI de unos 70 mil millones de dólares anuales, algo que ciertamente le otorga bastante peso a su voz.
De hecho, esta alianza tiene como fin decirle a las empresas proveedoras de la nube cómo es que queremos que sea la nube. Ese es el espíritu básico de este conjunto de empresas que, como señalamos al inicio, tienen como consultor técnico a Intel.
La OCDA ya liberó un primer road map de requerimientos que ha impactado ya a la industria por el lado de los proveedores. Incluso a Intel.
Cuando preguntamos a Hurtado si estos requerimientos habían modificado en algo a Intel el ejecutivo nos señaló que una muestra de ello es la adquisición que la firma hizo de McAfee, proveedor de productos de seguridad y fabricante de uno de los antivirus más conocidos entre los usuarios de computadoras personales.
McAfee va brindar no solo los productos que posee a Intel, sino también la propiedad intelectual que posee en cuanto a los tema de seguridad informática, impactando directamente en el modo en el que Intel ofrece sus productos.
A lo largo de estos años seguramente vamos a incorporar características de seguridad en los chips y chipsets, en conectividad y almacenamiento. De hecho, el tema de seguridad se ha vuelto tan crítico que nosotros, hasta el año pasado, considerábamos que toda plataforma de cómputo que desarrollábamos debía tener dos componentes: desempeño con consumo de energía eficiente y conectividad. Pero ahora consideramos que el tercer sector clave debe ser la seguridad, enfatizó Hurtado.
Eso obedece a que la gran mayoría de los equipos que se conectan en la actualidad a la nube son PC o portátiles, pero dentro de cinco años la relación va a ser fácilmente de cinco a uno entre PC convencionales y portátiles, versus teléfonos y televisores inteligentes, tabletas, computadoras dentro de autos y similares. En este tipo de dispositivos, que son los más vulnerables en materia de seguridad, se tenía que incorporar dentro de la plataforma mecanismos para convertirlos en aparatos más seguros.
Constructores
La visión y la alianza tienen un correlato bastante práctico dentro de la propia Intel. Como parte de su visión de la Nube, Intel ha creado un programa que se denomina Cloud Builders y que busca documentar las soluciones que se puedan encontrar a las necesidades de los usuarios.
A grandes rasgos lo que hace Cloud Builders es lo siguiente: Intel se une con fabricantes de hardware, software y conectividad para diseñar pruebas de concepto. Éstas se crean y se ponen a prueba, luego se llevan a un ambiente de producción real y, cuando ya se tiene la seguridad que aquello que la alianza pidió, ya se encuentra en funcionamiento en la prueba de concepto, se documenta y se publica dentro del programa Intel Cloud Builders.
Por ejemplo, si dentro de la nube necesito automatizar el consumo de energía identificamos cuales son los diferentes jugadores de hardware y software para hacerlo realidad, se implementa como prueba de concepto, se lleva a producción y se documenta ese caso. A estas alturas ya debemos haber pasado el caso 40; es decir, tenemos listas 40 cosas diferentes -plenamente documentadas- que se requieren para que la visión de la nube se haga realidad, sostuvo Hurtado.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú