Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

BM construirá Sequola

 [09/02/2009] La Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA) del Departamento de Energía anunció hoy un contrato con IBM para introducir sistemas de supercomputación líderes del mundo en su Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, con el objetivo de ayudar a seguir manteniendo la seguridad y confiabilidad del maduro arsenal de disuasión nuclear de la nación.

La alianza de largo plazo de NNSA, el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore e IBM está introduciendo una eran de computación multi-petaFLOPs, comentó el Administrador de NNSA, Thomas DAgostino. Estas potentes máquinas proporcionarán a la NNSA las capacidades necesarias para resolver problemas científicos complejos y urgentes, asegurando la viabilidad del arsenal de disuasión nuclear de la nación en el futuro. Esta iniciativa también ayudará a mantener el liderazgo de IBM en la computación de alto rendimiento y a promover el descubrimiento científico.
IBM entregará dos sistemas: Sequoia, un sistema de 20 petaFLOPs (1015 operaciones de punto flotante por segundo) basado en la tecnología BlueGene futura, que se entregará a partir del 2011 y se implementará en el 2012, y un sistema de entrega inicial denominado Dawn, un sistema BlueGene/P de 500 teraFLOP/s (1012 operaciones flotantes por segundo), cuya entrega está programada para el primer trimestre del 2009. Dawn sentará la base de aplicación para la computación de multi-petaFLOP/s en Sequoia.
Con una velocidad de 20 petaFLOP/s, se espera que Sequoia sea la supercomputadora más potente del mundo y aproximadamente diez veces más veloz que el sistema más potente de la actualidad. Para poner esto en perspectiva, si cada una de las 6.700 millones de personas del planeta tuviera una calculadora de mano y todas trabajaran juntas en un cálculo 24 horas por día, 365 días al año, tardarían 320 años en hacer lo que Sequoia hará en una hora.
Sequoia y Dawn atenderán el programa de Simulación y Computación Avanzada de la NNSA, que une los recursos de computación científica y la experiencia de los Laboratorios Nacionales de Los Àlamos, Sandia y Lawrence Livermore. Los sistemas Sequoia se enfocarán a fortalecer los cimientos de la simulación predictiva, al ejecutar grandes series de simulaciones complejas llamadas estudios de cuantificación de incertidumbre. Además, las máquinas se utilizarán para cálculos de ciencia armamentista necesarios para construir modelos físicos más exactos. Este trabajo es una piedra angular del programa de Dirección de Arsenal Nuclear de la NNSA para asegurar la seguridad y confiabilidad del arsenal nuclear estadounidense hoy y en el futuro sin realizar pruebas subterráneas, indicó DAgostino.
Sequoia tendrá 1,6 petabytes de memoria, 96 racks, 98.304 nodos de cómputo y 1,6 millones de cores. Si bien tiene órdenes de magnitud más potentes que sistemas antecesores, como ASC Purple y BlueGene/L, Sequoia será 160 veces más eficiente en el consumo de energía que Purple y 17 veces más que BlueGene/L.
CIO, Perú