Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Más de 30 peruanos fueron extorsionados por Internet mediante robo cibernético

[05/07/2011] El ransomware o robo cibernético parece ser la nueva modalidad que están utilizando los extorsionadores de la red de redes. En este último mes, 32 peruanos fueron víctimas de estos criminales. Sin embargo, esta cifra es ínfima si se la compara con las de países como Rusia, que ha llegado a sobrepasar los 65 mil casos.

Estos criminales conocen la importancia de la información. Ellos saben que en muchos casos las víctimas, con tal de no perder su información personal, van a pagar el rescate. Saben que es muy poco probable que las víctimas pongan denuncias en la policía, señaló Dmitry Bestuzhev, Investigador Senior de la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab. Esto haría que ellos no tengan escrúpulos en seguir delinquiendo.
Pero, ¿cómo funciona? El criminal utiliza diferentes técnicas desde la ingeniería social y hasta las redes sociales, los exploits en los sitios web populares y hasta las redes P2P para infectar a sus víctimas. Generalmente, ante esto, existen dos tipos de chantaje: El primero está basado en denegar el acceso a la información de forma completa o parcial donde la víctima no puede hacer nada más que pagar el dinero para poder recuperar la información.
La segunda modalidad consiste en mostrar de la manera no autorizada imágenes de porno gay en la computadora infectada de la víctima. El usuario, ante esto, y por la desesperación, termina por pagar lo solicitado, con tal de que dichas imágenes desaparezcan de su pantalla. El investigador añade que a veces los criminales dejan un mensaje donde se insta a hacer el pago vía diferentes métodos, como por ejemplo Western Union. Otra de las formas de pago sería mediante un rescate vía un SMS, con un costo del mensaje muy elevado.
Para el criminal, toda persona poseedora de información puede ser su blanco. Para esto, no importa la edad, la educación o el estatus social. Cualquiera puede sufrir el ataque, y no solo las personas naturales, sino también empresas, señala Bestuzhev.
Los criminales, para infectar con el ransomware, se valen a menudo de las vulnerabilidades de las aplicaciones de sus víctimas. Esto hace que los más propensos sean todos aquellos que no tienen costumbre de parchar sus aplicaciones ni sus sistemas operativos.
Para evitar ser víctimas de estos extorsionadores, es trascendental actualizar todas las aplicaciones de manera continua. Asimismo es imprescindible guardar una copia de la información en memorias portátiles. Existen algunos ransomware que manejan protocolos de encriptación tan fuertes que hoy no existe una forma de romper dichos algoritmos, advirtió Bestuzhev, por lo que indicó también que si la víctima tiene su información respaldada, entonces no sufrirá por el ransomware, e incluso podría reinstalar el sistema operativo subiendo el último respaldo. Y, por supuesto, recomendó la adquisición de un buen antivirus que detecte este tipo de amenazas.
CIO, Perú