Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Llega la supercomputación como servicio controlada desde una iPad

[18/07/2011] Este mismo otoño [boreal] podría empezar a comercializarse la supercomputación como servicio. Además de ofrecer una enorme potencia de procesamiento basada en cloud computing, el servicio determinará automáticamente qué recursos son necesarios para completar las tareas informáticas y enlazar tales recursos añadiéndolos y desechándolos según las necesidades. Todos los parámetros del servicio podrán ser controlados desde una iPad.

La supercomputación como servicio cambia el modo tradicional de consumir estos recursos de gran potencia, afirma el profesor Manish Parashar, del departamento de ingeniería informática de la Rutgers University. Hasta ahora los usuarios tenían que adaptar sus tareas a la supercomputadora que tuvieran disponible y aceptar sus limitaciones en cuanto a, por ejemplo, el tiempo empleado en completarlas. Con la supercomputación como servicio los usuarios establecen su tarea, la inteligencia de software determina cuánta potencia de computación es necesaria y la consigue reuniendo recursos virtualmente.
La tecnología esta tan automatizada que una simple aplicación sobre una iPad puede activar la tarea introduciendo los parámetros clave como nivel de exactitud requerido y periodo de tiempo deseado para su finalización. La infraestructura cloud aglutina entonces los recursos necesarios y procede a realizar los cálculos. La federación automatizada de los clusters de supercomputación que reúne los recursos se realiza de forma transparente para el usuario final, sin necesidad de configuración.
Esta innovadora tecnología cloud fue demostrada recientemente de forma pública por un equipo formado por Parashar e investigadores de IBM en la Universidad de Texas, en Austin, con motivo de un concurso convocado por el IEEE del que resultaron ganadores. La demo reunió supercomputadoras de IBM situadas en Nueva York y Arabia Saudí, y añadía y soltaba grupos de procesadores según los usuarios finales iban modificando los detalles de la tarea. Por ejemplo, durante la demo, cuando los usuarios pedían un tiempo más corto para la finalización de la tarea, se conseguía más potencia de procesamiento automáticamente. Después, cuando los usuarios incrementaron el grado de exactitud requerido, el sistema añadió incluso más potencia de procesamiento.
Aunque en la demostración se utilizaron solo supercomputadoras de IBM, el servicio opera con cualquier tipo de equipos siempre que dispongan de una API compatible con el dispositivo de cloud computing desarrollado por Parashar. Este dispositivo, llamado CometCloud, consiste en software que permite federar sobre la marcha recursos de supercomputación diferentes que pueden estar ubicados en centros de datos, grid y clouds privadas y públicas. CometCloud ha sido utilizado tanto con aplicaciones de negocio como científicas y de ingeniería, aunque hasta ahora solo como proyecto de investigación. Pero, según Parashar, quien asegura desconocer cómo se comercializará finalmente el servicio, podría estar disponible este mismo otoño.
Tim Greene, Network World (US)