Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Retos y oportunidades para las empresas

[27/07/2011] La cantidad de datos que se producen y replican en todo el mundo se dobla cada dos años, lo que representa un nuevo reto para los gestores de datos. Así al menos lo refleja un estudio realizado por IDC y patrocinado por EMC, que también apunta que se generarán y replicarán hasta 1,8 zetabytes o 1,8 billones de gigabytes en el 2011.

A ese ritmo, el informe afirma que la explosión de datos supera la Ley de Moore, formulada por el cofundador de Intel, Gordon Moore. Esta ley estima que el número de transistores en un chip se dobla cada dos años, dando como resultado, chips más pequeños.
El estudio estima que 1,8 zetabytes es el equivalente a 57.500 millones de Apple iPads de 32GB o a suficientes iPads como para construir una Gran Muralla China dos veces más alta que la original.
La explosión de datos ha costado a las empresas unos cuatro mil millones de dólares desde el 2004, según el estudio anual, titulado Extrayendo valor del caos. Las inversiones se han centrado en servicios cloud, hardware, software y personal.
El colosal crecimiento en la generación de datos también supone un reto para los departamentos de TI que, en la próxima década, serán los encargados de, al menos, 10 veces el número de servidores virtuales y físicos y 50 veces la cantidad de información que ha de ser gestionada actualmente.
IDC afirma que las capacidades, experiencia y recursos necesarios para gestionar los datos y recursos simplemente no están al mismo nivel que todas las áreas de crecimiento. En el 2020, los departamentos de TI tendrán que gestionar 1,5 veces el número de profesionales tecnológicos necesarios para manejar la explosión de datos actual.
Pero, en cualquier caso, cuando se produce un reto, también surgen nuevas oportunidades.
El caótico volumen de información que continúa creciendo sin descanso presenta una cantidad sin fin de oportunidades tecnológicas, sociales, científicas y económicas, ha explicado Jeremy Burton, de EMC.
Las empresas están cambiando el modo en que gestionan y extraen valor de la información. EMC puede ayudar a los clientes a explotar el valor oculto en el universo digital a medida que avancen en su camino a la nube.
Y es que un área de oportunidad es el cloud computing. IDC ha estimado que, en 2015, cerca del 20% de la información será tocada de algún modo por el cloud computing, y que gran parte de la información será almacenada o procesada en un entorno virtual. En torno al 10% de la información se mantendrá en la nube.
El informe también explica que el cloud computing, tanto si es privado como público o incluso híbrido, puede dar a las empresas economía de escala, agilidad y flexibilidad para gestionar el crecimiento de los datos. A largo plazo, esto será una herramienta clave para gestionar la complejidad del universo digital, concluye el informe.
Veronica C. Silva, MIS Asia