Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google, centros de datos consumen menos energía de lo esperado

[08/08/2011] Los centros de datos han estado utilizando menos electricidad de lo que usted cree... o al menos, en comparación a lo que han utilizado en el pasado.

De acuerdo a un estudio realizado por Jonathan Koomey, profesor consultor de Stanford e investigador en temas de clima y energía, el consumo de energía en los centros de datos aumentó en los últimos cinco años solo en un 56%, frente a la duplicación del consumo de energía en el periodo entre el 2000 y el 2005. Y en Estados Unidos, el consumo de energía solo aumentó en 36%, en vez de duplicarse.
Según el estudio de Koomey, en el 2010, a nivel mundial, el consumo de electricidad de los centros de datos representó entre el 1,1% y el 1,5% del consumo total de electricidad. En Estados Unidos, esta cifra estuvo entre 1,7% y 2,2%.
Y menos del 1% de la electricidad utilizada en los centros de datos a nivel mundial fue consumida por Google, tal vez el usuario de servidores de centros de datos de más alto perfil.
El informe de Koomey atribuye este menor consumo a una base instalada de servidores menor de la pronosticada, antes que a mejoras en la eficiencia energética. En efecto, este informe halló que, en el 2010, los centros de datos de Estados Unidos consumieron significativamente menos electricidad que la prevista en el reporte sobre centros de datos elaborado en el 2007 por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) para el Congreso de los Estados Unidos.
El crecimiento de la base instalada de servidores en los centros de datos había comenzado a disminuir a principios del 2007 gracias a la virtualización y otros factores. Y la recesión del 2008, junto con la mejoras en virtualización, condujo a una reducción significativa en la base instalada de servidores en el 2010 en comparación con el pronóstico publicado en el 2007 por la firma de investigación de mercados IDC.
Los servidores siguen representando la parte más grande e importante del consumo de electricidad de los centros de datos, sostiene el informe de Koomey. Y se estima que Google tiene 900 mil de ellos, en comparación a los 25 mil que tenía en el 2000.
El informe sugiere que, del año 2005 al 2010, el crecimiento del consumo de electricidad por cada servidor puede haber tenido un efecto más importante en el crecimiento de la demanda que del 2000 al 2005. Por el contrario, el  crecimiento de la base instalada de servidores fue el principal impulsor de la demanda del 2000 al 2005.
En efecto, Koomey indica que la causa principal de la reducción en los estimados de este estudio es la reducción en los estimados de IDC sobre el tamaño de la base instalada, y no las mejoras operacionales o la reducción de la base instalada debido a la virtualización.
Y mirando al futuro, IDC pronostica un crecimiento prácticamente nulo de la base instalada del 2010 a 2013, lo que presagia un crecimiento sostenidamente más lento en el consumo de electricidad de los centros de datos, sostiene el estudio de Koomey. El pronóstico de IDC asume que la virtualización será cada vez más predominante, con lo cual se reduce la necesidad de instalar más servidores físicos, lo cual aumenta la eficiencia energética y la utilización de los servidores restantes, lo que a su vez distribuye el consumo de energía y otros costos entre más computaciones por servidor.
¿Y qué del impacto de la cloud computing sobre el consumo de energía? Las instalaciones de cloud computing generalmente tienen niveles de utilización de servidores y de eficiencia de la infraestructura mayores a los que tienen los centros de datos in-house, sostiene el informe de Koomey. Por tanto, el incremento en la adopción de cloud computing debería dar como resultado un menor consumo de electricidad en comparación a que si los mismos servicios de computación fuesen ofrecidos utilizando enfoques más convencionales.
Jim Duffy, Network World (US)