Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La tecnología nos da seguridad

[16/08/2011] La seguridad ciudadana se ha convertido en la prioridad del país. El tema incluso ha eclipsado a la creciente crisis económica internacional, ya que ha convertido en víctimas a los elementos más inocentes y queridos de nuestra sociedad: los niños. ¿Por qué se ha llegado a un estado tal en el que no se respeta la candidez de quienes aún han vivido tan poco? Existen muchas razones. ¿Qué podemos hacer para detener esta insania? Existen muchas soluciones. Y algunas de ellas tienen que ver con lo que nos ofrece la tecnología.

La tecnología nos ofrece las herramientas necesarias para que los cuerpos de seguridad puedan enfrentar con mayor eficiencia los ataques de la criminalidad, o los actos de la naturaleza. Específicamente, Motorola Solutions, presentó hace unos días una plataforma de soluciones y dispositivos que pueden ayudar a darnos una mayor sensación de seguridad. Algo que definitivamente necesitamos.
En realidad, conversando con Ramón Rodríguez, product engineering manager de Motorola, y René Gallardo, gerente general de Motorola Solutions Perú, pudimos conocer del relanzamiento de una nueva plataforma de soluciones de seguridad pública que denominan Soluciones de Seguridad Pública de Próxima Generación.
La plataforma es un conjunto de tecnologías de Motorola que son integradas de manera tal, que se mejora de manera muy evidente el tiempo de respuesta de los organismos policiales y de seguridad pública en atención a una emergencia.
Este conjunto de tecnologías proporcionan un concepto que los ejecutivos denominaron Percepción Situacional Mejorada, y que se basa en agrupar todo tipo de información de diferentes formatos para la toma de decisiones. Este tipo de información puede ser la tradicional voz a través del sistema de radio, pero también datos, imágenes, localización en tiempo real, presencia y video.
De manera que cuando ocurre un incidente, el oficial que lo atiende o el grupo de personas tengan toda la información que necesiten para actuar de mejor manera y tomar las mejores decisiones, sostiene Rodríguez.
¿Cuál es la característica común de este tipo de comunicaciones? Son consideradas de misión crítica, es decir, cumplen con estándares que posibilitan a los organismos de emergencia cumplir con su misión en caso de emergencia; además, este tipo de comunicaciones tiene que ser inmediata, continua y resistente a los embates del uso y abuso diario. No es pues la comunicación que conocemos y que es proporcionada por las redes comerciales de telefonía celular, por ejemplo.
Nosotros tenemos un grupo de científicos que se dedican a estudiar lo que se llama Factores Humanos de Alta Velocidad. Son un conjunto de estudios que hacen para determinar cómo se comporta el ser humano ante situaciones de alto estrés. El personal de emergencia, se ha determinado, tiene una meta, un foco, que es ayudar a las personas a seguir vivos, tienen una visión tipo túnel, por la cual se concentran en esto y todo lo demás desaparece, señala Gallardo.
Es por ello que las soluciones y los dispositivos con los que se manejan estas soluciones deben ser intuitivos, de fácil manejo, para que el usuario no tenga dudas al momento de realizar alguna tarea con ellos en caso de una emergencia. Los radios son un buen ejemplo de esto, basta con presionar un botón para que el usuario se comunique con su grupo de manera inmediata.
Pero, como se señaló, los radios son solo una parte, ya clásica, de todos los equipos que intervienen en estas situaciones. La solución que señala Motorola implica el uso de más dispositivos y, por ende, la generación de más datos, todos ellos con diferente formato.
Una de esas tecnologías son los centros de comando integrado. Desde éstos, los operadores se encargan de coordinar las actividades del personal que se encuentra en el campo.
Una segunda tecnología es la videovigilancia. Ésta permite a los organismos policiales tener ojos en la calle en todo momento y lugar, en forma continua. De hecho, la videovigilancia ha demostrado ser un factor multiplicador de la presencia de la seguridad pública, pues la presencia de las cámaras se transforma en un elemento disuasivo ante los actos criminales. Además, como señalan los ejecutivos, las pruebas en video han ayudado a la policía de todo el mundo a lograr que los perpetradores de hechos delictivos admitan su participación y confiesen delitos.
La banda ancha móvil es otra de las tecnologías que conforman la plataforma. Su participación es primordial, pues es el medio que se utiliza para llevar de un lugar a otro los datos que son captados por, digamos, las cámaras de videovigilancia. De especial importancia es el hecho de que en diversos países del mundo ya se esté realizando pruebas con la tecnología de cuarta generación (4G) denominada LTE que ofrece anchos de banda que permitirían, por ejemplo, enviar datos de video a un patrullero en la calle, e incluso a un policía de a pie que cuente con un dispositivo avanzado.
Y los dispositivos avanzados son otra de las tecnologías que conforman la plataforma. En consonancia con lo dicho anteriormente, los dispositivos avanzados con capacidades 4G pueden ayudar a los policías a recibir no solo la voz, como en el caso de la radio, sino videos de la acción criminal que se realizó, o toda la información que se tiene, por ejemplo, de la toma de rehenes en un edificio público.
Todas estas tecnologías se sustentan en otra que es la interoperabilidad que fundamentalmente ofrece la capacidad de que un dispositivo avanzado, como un smartphone, pueda, por ejemplo, comunicarse con dispositivos 3G o incluso radios, haciendo que el fin -que es la comunicación entre los diferentes miembros de las fuerzas de seguridad- se cumpla a pesar de las diferencias que puedan haber entre los diferentes dispositivos y tecnologías que usen para comunicarse. La interoperabilidad, por tanto, también es fundamental.
Esta tecnología es también esencial porque ofrece una característica muy atractiva para la solución que ofrece Motorola: puede interactuar con la infraestructura que ya tengan las fuerzas de seguridad.
No es necesario, entonces, deshacerse de toda la infraestructura que ya se tiene para implementar lo que ofrece Motorola. Las soluciones pueden conversar con la tecnología que ya tiene la policía y aprovechar al máximo sus cualidades y potenciarlas. Eso es, por ejemplo, lo que hizo la policía nacional de Colombia que pasó de dispositivos análogos a digitales utilizando la infraestructura que ya tenía pero adecuándola a la nueva realidad.
La interoperabilidad también permite, por ejemplo, que se usen las redes de comunicaciones comerciales para aprovecharlas en forma segura -Motorola tiene soluciones para reforzar la seguridad de estas redes y hacerlas de uso de las fuerzas de seguridad- cuando sea necesario. Así un miembro de las fuerzas policiales podría usar la red comercial de comunicaciones cuando sea necesario, pero dentro de niveles de seguridad y encriptamiento acordes a su trabajo.
Ese fue el mensaje al que pusieron énfasis los ejecutivos al momento de presentar la solución: no descarta lo anterior sino que lo potencia.
Para mostrar la forma en que interactúan todas estas tecnologías se puede usar un ejemplo.
Supongamos que se produce un asalto a un banco. El operador de uno de los centros de Comando y Control Integrados, recibe la llamada de auxilio en una pantalla similar a la que tiene actualmente el servicio de Emergencia 105. Los datos que ve en su pantalla serían los del número desde el cual se realiza la llamada. A continuación llenaría un formulario con los datos que obtendría de la persona que realiza el llamado, datos que son solicitados de acuerdo a un cuestionario que el sistema le muestra de acuerdo al tipo de delito que se está atendiendo.
En otra pantalla, el operador cuenta con el sistema de radio necesario para comunicarse con los policías de a pie o patrulleros que se encuentre en el área. ¿Y cómo sabe esto? Porque los patrulleros y policías de a pie pueden contar con dispositivos avanzados que se sirven de la banda ancha móvil para enviar su posición exacta. No solo eso. El operador, gracias al sistema, puede saber las especialidades de cada una de estas unidades, y el software le ayuda a elegir cuál de ellas es la más idónea para atender la situación.
No solo eso. El sistema permite al operador poder hacer drag and drop de la información recabada de la llamada y del sistema de telefonía (la ubicación de la llamada) e incluso de las cámaras de seguridad del banco -si se tiene conexión con ellas-, y puede enviar toda esta información a la unidad o unidades a las que se está asignando la misión, las cuales pueden leer toda esta información en sus dispositivos avanzados.
Es una sincronización de datos que hacen posible que las unidades de seguridad pueden encontrarse mejor informadas para atender una situación. ¿Parece de película? Si, recuerda a títulos como Enemigo Público pero es tecnología que a la que se puede acceder en la actualidad.
Por su puesto tiene un costo, pero hay formas de implementar la tecnología de manera que se reparta entre varias cuentas.
En Estados Unidos, por ejemplo, la tecnología es adquirida por un Estado y utilizada en las áreas donde tiene interés de usarla. Si una ciudad pequeña o un condado desean utilizarla, ellos pueden adquirir los equipos de comunicación de Motorola y pagar una cuota al Estado para ser parte de la red. Si el condado o la ciudad pequeña no se encuentran dentro del área de cobertura de la red, amplían el área de cobertura y pagan cada uno una parte de la ampliación.
De esta forma, condados y ciudades pequeñas pueden acceder a un sistema que ciertamente tiene una complejidad tal que sería inviable para una pequeña entidad costearlo ella sola.
Además, Motorola también puede hacerse cargo del mantenimiento y administración del sistema, dejando a las entidades de seguridad como usuarias del mismo.
La tecnología nos puede ayudar, las herramientas existen y las formas de costearlo también. Lo que nos presentaron fue una alternativa que se podría utilizar para sentirnos más seguros.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú