Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel: Programa de upgrade para procesadores evita desechar PC

[22/08/2011] La semana pasada semana Intel defendió su programa de upgrade de chips, señalando que es una forma de incrementar el desempeño de la máquina sin tener que deshacerse del sistema.

Intel está vendiendo procesadores en los que algunas características -como la caché- pueden añadirse a través de tarjetas de upgrade que se venden en tiendas de retail. La tarjeta se dirige a un programa descargable que completa el upgrade del chip en PC que corren Windows 7.
El programa de upgrade de PC se encuentra en su etapa piloto e involucra a unos cuantos procesadores de gama baja, sostuvo Dave Salvator, vocero de Intel, en respuesta a preguntas sobre los motivos por los que Intel estaba bloqueando características en algunos chips. El programa apunta a clientes interesados en añadir capacidades adicionales a las características básicas que tiene el chip original.
Simplemente es una forma distinta de dar mayor valor a las personas, señaló Salvator. No es algo con lo que queremos reinventar el mundo.
Dos procesadores Core i3 basados en los microprocesadores Sandy Bridge fueron recientemente añadidos al programa de upgrade, que fue originalmente presentado el año pasado para un procesador Pentium. El procesador para laptop Core i3-2312M puede pasar por un upgrade y pasar a ser un Core i3-2393M que tiene más frecuencia y caché, mientras que el procesador Core- i3-2102 para desktops puede convertirse en el Core i3-2153 que tiene más frecuencia.
Los upgrades pueden mejorar las velocidades de las aplicaciones y los gráficos hasta en un 19%, de acuerdo a la página Upgrade Service de Intel.
Intel puede vender chips a un precio menor al no empaquetar todo el conjunto de características, lo cual podría llevar a tener menores precios en las PC, sostuvo Dean McCarron, analista principal de Mercury Research. Al mismo tiempo, los ingresos que se producen alrededor del programa de upgrade de chips, mejora los márgenes y los ingresos de Intel.
En lugar de simplemente deshabilitar las características, ellos están abriendo la puerta a la posibilidad de obtener más ingresos, señaló McCarron.
El costo de manufactura de un chip es fijo, y algunas de las características pueden ser deshabilitadas durante el proceso de prueba, manifestó McCarron. Este programa probablemente no se va a dar en las PC corporativas. Probablemente se quede en el retail para los compradores de bajo presupuesto que opten por chips de gama baja y estén dispuestos a pagar un adicional por upgrades para no tener que comprar una nueva PC, señaló McCarron.
Anteriormente se ha deshabilitado características en tarjetas gráficas y procesadores, señaló el investigador. Por ejemplo, el chip de tres núcleos Phenom de AMD vino con un núcleo deshabilitado, que podía ser activado mediante un hack para convertirlo en un quad-core.
Algunos chips de gama alta para juegos también tienen capacidades de overclocking, en donde los entusiastas pueden incrementar la velocidad del reloj para obtener mejor desempeño de la máquina. En algunos casos, el overclocking no requiere de un pago por upgrade.
Salvator de Intel sostuvo que las laptops o chips tendrán un signo que indica que los procesadores pueden recibir un upgrade, lo cual ayudará a los consumidores a tomar sus decisiones de compra. El precio de las tarjetas de upgrade depende de los retailers, señaló el ejecutivo.
El programa de upgrade para procesadores apunta este año a estar disponible en Estados Unidos, Canadá, Holanda, Alemania, Filipinas, Indonesia, México, Brasil y Perú. Intel está considerando ampliar el programa a otros países.
Agam Shah, IDG News Service