Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los desarrolladores de Android se enfrentan a obstáculos legales por el cumplimiento de licencias

[24/08/2011] Los desarrolladores que hacen las aplicaciones para Android tienen mucho más de que preocuparse que de sólo la construcción de un buen software.

Aunque Android de Google se ofrece bajo licencias Apache y GPL, el sistema operativo móvil tiene componentes que se hacen referencia a 19 licencias de código abierto en general, sostuvo Peter Vescuso, ejecutivo de Black Duck Software, ante una audiencia en el LinuxCon.
Incluso los proyectos individuales utilizados dentro de Android, como Bionic o WebKit, pueden tener más de una docena de licencias ligadas a ellos, algunas de las cuales pueden no estar certificadas por el Open Source Initiative. A pesar de lo que algunas personas podrían creer, las obligaciones enunciadas en las licencias de código abierto no se aplican solamente a Google. Si usted es un fabricante de dispositivos o un desarrollador independiente, los retos de cumplimiento se deben llevar a cabo.
El problema con el software de código abierto es el cumplimiento de las decisiones técnicas y obligaciones legales que tienen que tener en cuenta, mencionó Vescuso.
Por ejemplo, cualquiera que use el software bajo licencia GPL y modifique el código está obligado a poner esas mejoras a disposición de la comunidad. Se han presentado demandas contra los minoristas que venden reproductores de DVD y no cumplen con las restricciones de la GPL. Aunque es fácil tildar esto de negligencia, Vescuso señaló que a menudo es lo más básico lo que gente deja de hacer.
"Mi sensación es que muchas de las demandas en la comunidad de código abierto han sido sobre el cumplimiento de las cosas más básicas, señala. Cambian el código, pero no lo ponen a disposición de todos.
Los productos de Black Duck ayudan a gestionar el cumplimiento en los entornos de software de código abierto. Y afortunadamente para los desarrolladores, la Fundación Linux acaba de anunciar una nueva especificación para rastrear el cumplimiento de la licencia.
El problema podría ser grande en el mundo móvil. Black Duck identificó 3.800 nuevos proyectos de código abierto móvil presentados solo en el 2010, y 55% de ellos están dirigidos a Android.
Al parecer a los desarrolladores de código abierto también les gusta Apple: 39% de los nuevos proyectos son para el iOS, el sistema operativo para iPhones y iPads.
Aunque el propio iPhone incluye cientos de componentes de código abierto, el sistema operativo en sí no es de código abierto, mencionó Vescuso. El hecho de que los desarrolladores estén construyendo código para la muy popular plataforma, es una muestra de su practicidad, afirmó.
Los desarrolladores de código abierto tienen que tener cuidado y evitar obstáculos con Apple. El software con licencia GPL no puede ser distribuido en el iPhone ni en la App Store de iPad, porque el GPL no permite que se coloquen obligaciones adicionales sobre el software a medida que éste viaja a través de la cadena de suministro. Apple viola esto imponiendo términos adicionales del servicio en el software ofrecido a través del App Store, pero resulta que el Android Market no, por lo que es más seguro que el de Apple, al menos en ese sentido, indicó Vescuso.
Pero para garantizar el cumplimiento de Android se requiere de investigación, y debe ser tratado como un problema legal y de negocios, no sólo como un problema técnico.
Jon Brodkin, Network World (US)