Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Obtenga la carrera TI que desea

Por: Al Kuebler, consultor de temas de general management y TI

[30/08/2011] Muchos profesionales de la tecnología se encuentran frustrados con la profesión TI. No pueden encontrar un trabajo o pasar a un puesto que deseen. Siempre escuchan que hay demanda, pero eso no es lo que experiencia profesional les ha mostrado. Sienten que tienen las habilidades para el trabajo, y que incluso se han dado tiempo para calificarse o certificarse en las tecnologías que se demandan. Pero los requerimientos para el desarrollo de una carrera TI siguen siéndoles esquivos.

Para algunos profesionales TI, la frustración ha llegado al punto de que no saben qué se necesita para encajar en el futuro de una profesión a la que se han dedicado. ¿Abandonarla? No lo creo. En las actuales condiciones económicas, con más competencia y nuevas tecnologías, la demanda de personas que puedan aplicar las TI a los modelos de los negocios y las metas estratégicas, nunca ha sido mayor.
Pero nótese que no dije que los negocios simplemente necesitan profesionales TI. Los necesita, pero más específicamente, requiere de personas que efectivamente puedan aplicar TI a las necesidades y metas estratégicas. Los profesionales TI, que los empleadores consideran valiosos para sus negocios, no solo tienen las habilidades técnicas adecuadas sino también las capacidades que se necesitan para contribuir productivamente al negocio en el largo plazo.
Pero ¿Qué hay de esos aparentemente misteriosos criterios para los puestos que busca? Realmente es fácil. Usted necesita demostrar que está al tanto de las necesidades del negocio y que puede encontrar nuevas e innovadoras formas para satisfacerlas. Necesita hablar el lenguaje de los negocios. Y de la misma forma en que se ha fortificado con capacitación en lo último de la tecnología, necesita avocarse a la adquisición de habilidades más suaves que se necesitan para:
* Comunicarse en términos de negocios
* Ser un mejor líder en la empresa
* Negociar el ecosistema de clientes en forma eficiente
* Inspirar a su equipo
* Convertirse en alguien invaluable para el éxito de sus clientes
¿Es atemorizante tener que aprender tanto? Bueno, las buenas noticias acerca de las habilidades que son críticas para el desarrollo de las carreras TI es que, a diferencia de las habilidades tecnológicas, no cambian. Y si las ha estado ignorando en favor de más y más certificaciones de habilidades duras, entonces se ha estado limitando a sí mismo en el mercado, ya que estas habilidades que construyen una carrera cada vez, son consideradas más valiosas para los empleados que las competencias técnicas. En otras palabras, necesita de ambas, y si todo lo que tiene son competencias técnicas -incluso si son extraordinarias- no va a ir a ningún lado. Pero si acompaña esas competencias técnicas con un extraordinario entendimiento de los negocios y buena capacidad de respuesta, entonces el cielo es el límite.
Sepa a dónde quiere llegar
A inicios de mi carrera, confiaba en lo que denominaba el enfoque de la escopeta mágica para tomar mis decisiones. Iría tras varias oportunidades de capacitación que me atrajeran o me parecieran prometedoras, y perseguí todas las oportunidades que se me presentaron para avanzar. Por un tiempo, funcionó muy bien, y sentí que me encontraba avanzando a pesar de no tener en realidad un plan. Con el tiempo, sin embargo, mi progreso se hizo más lento y comencé a tomar con poca meditación las decisiones sobre mi carrera. Ese fue el momento cuando alguien me dijo que debería saber qué estaba buscando antes de comenzar a buscar. He oído esto expresado de una forma memorable como si no sabes a dónde vas, cualquier camino es bueno.
Tomé en serio el consejo, y comencé a desarrollar intentos con seriedad, lo cual me permitió tomar pasos pequeños pero firmes que podrían convertirme en una opción más atractiva cuando surja una oportunidad que llene mis expectativas. Desarrollé una serie de metas de corto plazo muy específicas para las cuales podría prepararme, y el logro de cada una de ellas me hizo sentir nuevamente que me encontraba encaminado. Por su puesto, al mismo tiempo definí una meta de largo plazo más vaga, pero no estaba concentrado en lograrla de inmediato. Uno podría pensar que todo esto es como estar varado en la orilla. Uno quiere ir rio arriba, y se tiene una idea general lo que se quiere llegar a ser cuando se esté del otro lado del rio. Pero si se encuentra en la orilla puede ver todo el panorama hasta la siguiente curva, y esa es su meta inmediata. Con el tiempo, luego de llegar a muchas curvas, puede llegar a un punto en el que fácilmente podrá cruzar el rio. Hágalo demasiado pronto, y podrá caer en un punto muerto del rio -o incluso retroceder con la corriente.
Defina metas
Entonces, sea específico, y sea realista. Tiene que establecer metas logrables, de tal forma que pueda establecer un patrón de éxitos.
Considérelo todo, y cuando decida un objetivo, escríbalo. No limite sus metas a nuevos puestos. Sí, puede establecer su visión en un puesto gerencial, pero nuestras metas legítimas son recibir más reconocimiento, mejorar la construcción de relaciones, trasladarse a una situación más desafiante, aprender nuevas técnicas o tecnologías, ganar experiencias internacional, ampliar o profundizar su experiencia, mejorar el equilibrio trabajo-vida personal, incrementar su compensación, aprovechar beneficios educativos. Las posibilidades solo quedan limitadas por su imaginación.
Un factor fundamental para establecer metas realistas es evaluar sus aptitudes y cuán bien se alinean éstas con el objetivo que está considerando. Esto le ayudará a canalizar su ambición en las direcciones que mejor se ajusten a sus habilidades y fortalezas naturales, y le ayudarán a establecer metas inmediatas dirigidas a desarrollar las aptitudes que necesita para lograr cualquier meta en particular.
Lo que sucede cuando uno selecciona conscientemente sus metas, es que uno busca las calificaciones que son necesarias para ellas y se prepara verdaderamente cuando las oportunidades surgen. Y las oportunidades parecen surgir, al menos para aquellos que se encuentran preparados para ellas. Las oportunidades que se presentan a sí mismas no siempre se alinearán perfectamente con lo que ha establecido, pero lo bonito de prepararse para algo es que esto generalmente parece prepararlo para muchas otras cosas más. Uno no siempre puede predecir lo que va a venir, y mi consejo es que pruebe todo aquello que parezca encajar en su agenda, y hacerlo bien.
Cuando digo que esté preparado para aprovechar las oportunidades e ir por todas las nuevas posibilidades que vengan, no estoy defendiendo el enfoque de haga todo lo que sea necesario para avanzar en su carrera. No del todo. Para tener un verdadero éxito en el largo plazo que sea muy satisfactorio, uno nunca debe adoptar la noción de que algo es su deber y que está bien comprometerse íntegramente para avanzar en su causa. Eso no es construir una carrera. Es correr una carrera. Inhibe el desarrollo personal y es autodestructivo en el largo plazo.
No va a tener una recompensa cada vez que postule a un puesto. Establezca relaciones y haga amigos en el proceso de entrevista, sea gracioso si alguna decisión no lo lleva por su camino, y aprenda de la experiencia para que esté mejor preparado para la siguiente oportunidad.
Lo que se necesita para avanzar
Ahora, volvamos a la cuestión de qué están buscando los gerentes que se encuentran contratando personal, más allá del know-how técnico. Son muchas cosas, en realidad, y aunque nadie en el planeta cumplirá plenamente con todos los requerimientos que listo a continuación, eso no nos detiene de buscarlas. En parte, eso se debe a que buscamos más allá de lo que es el candidato, buscamos el potencial de crecimiento del candidato en términos de valor de negocio.
Los que toman la decisión con respecto al puesto por el que se va a entrevistar podrían intentar observar en usted algunas de las siguientes características, las cuales he organizado en cuatro categorías:
1. Una perspectiva del negocio
Los entrevistadores quieren saber si se encuentra orientado hacia el negocio o hacia las tecnologías cool. Se inclinarán hacia el candidato que tenga tanto un interés como un entendimiento de cómo el negocio adquiere sus clientes y los mantiene, conocimiento de los factores críticos de éxito, y qué papel tiene TI en ellos, y una disposición para evitar continuamente los costos, mejorar el servicio e incrementar los ingresos con un uso cada más efectivo de TI. Sin esa perspectiva, su interés en la tecnología cool queda fuera de las necesidades del negocio.
Habilidad para sentirse cómodo en todos los niveles del negocio: ¿Es franco y amigable? ¿Muestra deseos de compartir e intercambiar conocimientos en todos los niveles? ¿Puede transmitir que realmente entiende los desafíos de la administración del negocio? ¿Puede proporcionar ejemplos de metas o tareas de negocio que haya tenido, las actividades que llevó a cabo y los resultados que ha logrado?
Orientación estratégica: Para algunos puestos, los entrevistadores van a querer saber si puede ver más allá del valor de negocio -a pesar de su importancia- y ver temas como el posicionamiento de la empresa en el liderazgo industrial, el logro de la excelencia operativa y la mejora de la inteligencia de negocios y la intimidad con el cliente, y si tiene la disposición para iniciar discusiones estratégicas exploratorias sobre las tecnologías emergentes.
Al tanto de las tendencias tecnológicas: Más que la competencia técnica, lo que se ve aquí es alguien que sepa lo suficiente sobre las actuales tecnologías para estimar sus ciclos de vida, que pueda identificar cuáles tecnologías emergentes deben ser vistas de cerca y explicar por qué, y que pueda esbozar algunas de las probables novedades en términos de negocios.
Habilidad para medir y mejorar la calidad del servicio TI: Lo que se busca es una persona que conozca formas prácticas y probadas de hacer esto, que tenga experiencia en hacer que esto ocurra, y que pueda describir la forma en que se deben implementar las mejoras continuas.
2. Éxito en situaciones desafiantes
¿Puede describir eventos difíciles de sus anteriores trabajos de manera objetiva? Los entrevistados no necesariamente se encuentran interesados en oír sobre una interminable cadena de éxitos; sea abierto con sus errores, pero enfatice las lecciones que aprendió. También de interés será cómo reconoció las contribuciones de los miembros de su equipo que lo ayudó en los tiempos difíciles.
Extraordinarias habilidades de comunicación: Esto es algo que se busca sin importar la posición a la que se vaya. Las comunicaciones de todas las formas (escrita, hablada, en presentaciones) serán evaluadas, así que necesita poder demostrar estas habilidades en su CV, en su carta de presentación y, por su puesto, durante la propia entrevista. La razón por la que a esta habilidad se le da tanta ponderación es que TI debe ser un socio proactivo, no uno reactivo, para el negocio. Aquí una pista: el comunicador TI efectivo no usa la jerga de TI. Hable en el leguaje de los negocios.
Probada capacidad de liderazgo: Esta se caracteriza por la visión, estándares ejemplares de comportamiento, la capacidad de inspirar a otros, experiencia en la introducción del cambio, un registro de haber estado encargado de tareas complejas de amplio alcance, la facilidad de mantenerse tranquilo manejando grandes áreas de responsabilidad, la capacidad de lograr un gran desempeño del equipo -a pesar de que lo no planeado siempre ocurre- y el deseo de compartir los créditos, entre otras cosas. ¿Es usted alguien en quien confiar con significativos recursos empresariales?
Capacidad probada para presentar cambios benéficos: Aquí, los que toman la decisión sobre el puesto, desean saber la forma en que usa la colaboración, la persuasión y la comunicación para ganar adeptos para el cambio, qué condiciones o circunstancias se mejoraron y cómo se cuantificaron los resultados -especialmente cuando se trató con situaciones críticas o de tiempos apremiantes.
3. Relaciones profesionales de larga duración
¿Muestra interés en sus colegas, las personas en su equipo y las personas que le reportan? ¿Demuestra que se preocupa por su bienestar, incluso tomándose el tiempo para ayudar a mejorarlo? ¿Permanece en contacto con las personas con las que alguna vez trabajó? ¿Tiene un patrón de intercambio de ayuda y guía con esas personas? ¿Son sus relaciones -en la profesión TI, en el más amplio mundo de los negocios, y en la comunidad de proveedores- constructivas y positivas? Los gerentes que lo contratan van a querer saber estas cosas para poder descartar a los que no son buenos construyendo relaciones.
Excelentes referencias de clientes y terceros: Los empleadores cada vez más quieren ver cómo son percibidos los candidatos por aquellos que trabajaron para él, con él, o que lo supervisaron.
4. Equilibrio trabajo-vida personal
Créalo o no, la persona que se consume por la carrera será desplazado por aquel que tiene un mejor equilibrio. Esto se debe a que ahora se reconoce ampliamente que las personas que son continuamente productivos e innovadores cuidan de sí mismas, su familia, y sus necesidades profesionales en una proporción adecuada. Ellos demuestran un desarrollo personal. También establecen estándares ejemplares de comportamiento como un tipo de propuesta de valor de equipo.
Deseo de mudarse: Este es un tema que antes no se preguntaba, cuando se suponía que todos los candidatos eran cabeza de familia cuyas carreras se encontraban por sobre todo lo demás. En la actualidad, la pregunta es Si está bien para usted, su familia y su equilibrio trabajo-vida personal, ¿consideraría mudarse? Si está bien para usted y la situación de su familia, podría caerle bien esta idea. Las mudanzas fueron muy beneficiosas para todo lo concerniente al curso de mi carrera. Lo mismo se aplica a los viajes.
Un registro de que ha tomado consistentemente pasos para construir su carrera: Esto significa que tiene en mente la dirección de su carrera y un registro del progreso en este campo.
Conocimiento de su propia propuesta de valor…: … y la habilidad para expresarlo de forma simple; por ejemplo: Tengo una aptitud significativa para la optimización de procesos y la integración de soluciones tecnológicas desde una perspectiva de negocios. Por su puesto, uno tiene que estar en capacidad de respaldar tales afirmaciones con ejemplos.
¿Qué más necesitaría?
Solo esto: crea en sí mismo. Si tiene una fe muy bien cimentada en sus calificaciones y habilidades para enfrentar el desafío ante usted, lo más probable es que lo elijan por unanimidad frente a otros candidatos con idénticas calificaciones. Los empleadores reconocen esta cualidad cuando la encuentran, y la valoran lo suficientemente alto como para compensar otras calificaciones menos perfectas. ¿Por qué? Porque nada sale como se planeó. Cuando aparecen las sorpresas -los empleadores saben esto- los mejores resultados van a venir cuando ponen a cargo del desafío a alguien que tiene fe en sí mismo.
Si la tiene, déjela que salga.
Computerworld (US)
Al Kuebler fue CIO de AT&T Universal Card, Los Angeles County, Alcatel y McGraw-Hill (MHP) y director de Ingeniería de Procesos de Citicorp. También dirigió la actividad consultora de CSC Europe. Ahora es consultor de temas de general management y TI. Es autor del libro Technical Impact: Making Your Information Technology Effective, and Keeping It That Way, del cual se adaptó este artículo.