Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Hyper-V y PC virtual: Cómo manejar los discos virtuales

Discos de paso: Mejor rendimiento, mayor pérdida de beneficios (Hyper-V solamente)
En pocas palabras: Los discos de paso permiten que las máquinas virtuales Hyper-V accedan directamente a los discos duros físicos.
Pros: Una de las ventajas principales de Hyper-V es su capacidad intrínseca para acceder directamente al hardware del anfitrión (Hypervisor tipo 1) No hay necesidad de manejar la capa de disco duro virtual, que, gracias a una disminución en la utilización de la CPU, le da un mejor desempeño de las tres opciones. También existe la ventaja de la asignación de un SAN (Storage Area Network) a la unidad de Hyper-V, que le da más flexibilidad. Otra ventaja: No está pegado con el límite actual de 2TB VHD -básicamente puede lanzar discos duros de múltiples TB y usarlos dentro de las máquinas virtuales. Si su caso requiere de tales opciones de almacenamiento masivo con el máximo rendimiento, está obligado a utilizar discos de paso (o esperar a Hyper-V 3.0).
Contras: En la mayoría de los escenarios, sin embargo, las posibles desventajas superan a los beneficios. En primer lugar, se pierde la capacidad de tomar instantáneas, lo cual repele a algunos administradores. En segundo lugar, el disco duro físico debe ser tomado fuera de línea -debe utilizarlo exclusivamente con su máquina Hyper-V, como se indica aquí.
VHDs fijos: Gran rendimiento y portabilidad
En pocas palabras: Los discos duros virtuales de tamaño fijo ocupan una cantidad predefinida de espacio en el disco.
Pros: Un disco duro virtual de tamaño fijo tiene el mejor rendimiento de todos los formatos de disco duro virtual, apenas hay una diferencia de velocidad en comparación con el método de paso. Para un análisis de rendimiento de discos duros virtuales extremadamente, vea este documento técnico de Microsoft titulado "Virtual Hard Disk Performance" (35 páginas de consideraciones de rendimiento de los tres formatos de disco). Obviamente, tener un solo archivo VHD que contiene todos los datos de la VM hace que sea fácil de administrar, migrar y respaldar. Además, al imponer un límite a su tamaño, la máquina virtual no está en posición de salirse de control y comerse el espacio del disco duro de su servidor físico, lo que podría hacerlo caer (y otras máquinas virtuales con él).
Contras: La creación de un disco duro virtual de tamaño fijo toma un poco de tiempo a medida que la tecnología Hyper-V debe poner a cero el espacio asignado con el fin de crear el archivo VHD. Sin embargo, Microsoft ha mejorado mucho el rendimiento del disco con la creación de R2, así que esto es solo un problema si está implementando nuevos discos duros virtuales con regularidad. Y tenga en cuenta: el tamaño de sus necesidades VHD se calculan en base a sus necesidades con el fin de evitar el desperdicio de espacio en disco o los problemas de ejecución más adelante.
VHD dinámico: Buen rendimiento y ahorra espacio
En pocas palabras: Los discos duros virtuales de tamaño dinámico (o diferenciado) se amplían sobre la base de las necesidades actuales. Siempre comienzan en un par de KB y se expanden a medida que el sistema operativo, aplicaciones y datos se escriben en la máquina virtual.
Pros: Los discos dinámicos a menudo eran mal vistos. Eso cambió un poco cuando Hyper-V 2 salió como parte de Windows Server 2008 R2, ya que tenía un mejor desempeño de la dinámica de archivos VHD. De acuerdo con esto, MSDN escribe en una unidad fija tres veces más rápido que en un disco dinámico en WS08 SP2 en comparación con R2. Un VHD de tamaño dinámico tiene un buen desempeño (aunque aún es un poco menor que una unidad fija) y también ahorra espacio en disco -si eso es un problema en su escenario. Y se puede utilizar el compactador de VHD para reducir su tamaño otra vez.
Contras: Durante el proceso de expansión, el rendimiento de escritura aún sufre momentáneamente. Si sus máquinas virtuales necesitan ofrecer el máximo rendimiento 24/7, debe considerar usar un disco duro virtual de tamaño fijo.
Optimice su servidor para el almacenamiento virtual
Ahora que ha elegido el formato -e instalado el sistema operativo huésped apropiado- es hora de asegurarse de que Hyper-V y sus aplicaciones no se estanquen bajo operaciones innecesarias de I/O y que VHD tenga un mantenimiento con regularidad. Recuerde, el disco I/O en el interior de una máquina virtual tiene más impacto en el rendimiento general que en su equipo físico, por eso es esencial mantener todas las operaciones I/O innecesarias al mínimo:
Consejo 1: Ajuste el algoritmo de ancho de banda de I/O (equipo anfitrión): Cuando se utiliza más de una máquina virtual, Hyper-V equilibra el tiempo de respuesta I/O entre las máquinas. En esencia, impide que una máquina virtual ocupada moleste a otra VM (menos ocupada). La configuración del equilibrador de I/O se encuentra bajo la siguiente clave del registro:
HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Services\StorVsp
Si no desea que este algoritmo de equilibrio se active en absoluto, simplemente puede desactivarlo mediante la creación de un nuevo valor DWORD llamado "IOBalance_Enabled" y ponerlo a "0" -utilice esto si no le importa que una máquina virtual pueda afectar negativamente a otra bajo un fuerte estrés. Para ajustar el mecanismo de equilibrio, basta con crear el valor DWORD "IOBalance_KeepHwBusyLatencyTarget_Microseconds". Esta entrada controla la cantidad del total de operaciones I/O que pueden ser procesadas antes que la regulación entre en vigor - es necesario definir un valor de latencia (ms); el valor por defecto es "83" (ms). Cuanto menor sea este valor, mejor es el equilibrio, pero viene con el precio de rendimiento.
El último valor DWORD que me gustaría mencionar aquí es "IOBalance_AllowedPercentOverheadDueToFlowSwitching", que define a qué porcentaje de utilización del disco de una máquina virtual se mueve el equilibrador para reducir el rendimiento de otra máquina virtual. De manera predeterminada, el umbral se define en el 8% de utilización global con el fin de tratar por igual las máquinas virtuales. Antes de cambiar cualquiera de estos valores, le sugiero la realización de pruebas rápidas a fondo con IOMeter, que ha demostrado ser una herramienta fiable de prueba de rendimiento para los entornos de máquina virtual. Evalúe cuidadosamente el rendimiento antes y después de cambiar el valor.
Consejo 2: Desactive los típicos thrashers del disco (sistema operativo huésped): Si ha decidido ejecutar un cliente de Windows OS (como Windows 7) en Hyper-V, es necesario desactivar algunas características que harán que el rendimiento descienda -las cuales no están habilitadas por defecto en Windows Server 2008 R2. En primer lugar, desactive SuperFetch. Lo que tiene sentido en un cliente (con una carga de trabajo pequeña y pocas operaciones de datos), literalmente, podría destruir el rendimiento en un servidor virtual. Lo mismo va para la búsqueda de Windows, que tiene la costumbre de siempre indexar archivos causando operaciones I/O que simplemente no son necesarias en aproximadamente el 99% de los escenarios de VM. Ambos SuperFetch y la búsqueda de Windows se pueden desactivar utilizando "services.msc".Además, vea en Tareas de Windows y vaya a través de la lista de tareas programadas (hay varias docenas de ellas activas), y vea cuáles son necesarias o no. Sugerencia: Una vez más, la mayoría de ellos -como los informes de errores o las tareas de actualización de Media Center- no tienen ningún sentido en su entorno virtualizado. En todos estos casos, haga clic derecho y "Desactívelos".
Consejo 3: Chkdsk y Defrag (sistema operativo huésped): ¿CheckDisk y el desfragmentador de disco con realmente necesarios dentro de una máquina virtual? ¡Sí, lo son! Sin embargo, hay algunas advertencias: CheckDisk solo ayuda si los datos y el sistema de archivos dentro de la VM se corrompen (por ejemplo, debido a un fallo de alimentación). No se puede recuperar un encabezazo defectuoso de VHD. El Virtual PC Guy Ben Armstrong da buenos consejos sobre lo que CheckDisck ùede y no puede hacer para ayudar a solucionar los VHD.
La desfragmentación es siempre una buena idea sobre el hardware físico (lo que evita los cuellos de botella en el acceso a las medudo grandes VHD) y también es útil dentro de la VM, si está usando un disco duro virtual de tamaño fijo y dinámico. El sistema de archivo de disco virtual se comporta igual como lo haría en una máquina física -la fragmentación se producirá con el tiempo.
Sandro Villinger, ITworld.com