Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cloud Computing: Prepárese para los costos reales

[20/09/2011) En una conferencia de computación en la nube desarrollada en Nueva York dos meses atrás, una serie de oradores señalaron que la nube se está moviendo más allá de la etapa de despliegue publicitario y empieza a dar beneficios tangibles a las organizaciones. Estas mejoras incluyen una mayor flexibilidad y agilidad.
Pero el traslado a la nube también puede significar costos adicionales, algunos de los cuales podrían ser inesperados, de acuerdo con los ejecutivos de TI cuyas organizaciones han puesto en marcha servicios en la nube o lo están considerando.
Si bien estos tipos de costos no necesariamente impiden que las empresas obtengan un valor real del negocio en las iniciativas de cloud computing, tendrán un impacto en el total de los costos y beneficios de los servicios cloud.
El movimiento y almacenamiento de datos
Mover grandes volúmenes de datos a los servicios cloud públicos y almacenarlos durante largos períodos de tiempo puede costar decenas de miles de dólares al año. Muchas empresas no se dan cuenta de los gastos correspondientes.
"Un movimiento de una sola vez puede costar miles de dólares", señala Hernán Álvarez, director senior de TI y operaciones en WhitePages Inc., una compañía con sede en Seattle que proporciona información de contacto en línea para más de 200 millones de personas y 15 millones de negocios.
Gran parte de los gastos imprevistos del movimiento de los datos es por el ancho de banda -los proveedores de nubes podrían cobrar tasas de carga y descarga- y otros gastos, incluido el trabajo interno. "La gente piensa que no hay costos de mano de obra con la nube, pero a medida que escala hasta manejar la carga de trabajo, hay una complejidad de gestionar en un gran número de casos de nubes, al igual que la gestión de un gran número de servidores", indica Álvarez. Otro costo importante es el del almacenamiento de los datos en la nube a largo plazo. "Cuando se tiene en cuenta las tasas de crecimiento de datos, en los próximos tres años, el costo del ciclo de vida de los datos puede ser muy alto", agrega Álvarez. "Continuará pagando por ello todos los meses", cuando los datos se almacenen en la nube.
Pero el costo del uso de la nube "es solo un costo inesperado si no comprendemos plenamente el modelo de nube", señala. "Si piensa acerca de las necesidades de capacidad y almacenamiento de las CPU y lo grafica, con el tiempo puede tener una idea bastante buena de lo que son los costos y si se puede hacer más rentable internamente".
WhitePages exploraba usando la nube para hacer backup de datos, pero después de evaluar exhaustivamente ocho proveedores, la compañía determinó que sería demasiado caro -tanto como tres o cuatro veces lo que costaría mantenerlo internamente, comenta Álvarez. Así que la compañía optó por manejar el almacenamiento de datos a largo plazo internamente, en su nube privada.
En general, sin embargo, utilizar los servicios de nube pública para fines distintos al almacenamiento, elimina la necesidad de implementar y mantener las aplicaciones de forma interna. La compañía ha estado utilizando los servicios públicos de la nube por alrededor de dos años y ahora utiliza once diferentes aplicaciones basadas en la nube de los proveedores de servicios como Salesforce.com, SuccessFactors, ADP, WebEx y Yammer. Esto ha dado lugar a ahorros de costos que superan con creces a cualquiera de los gastos inesperados, indica Alvarez.
La integración de aplicaciones de múltiples proveedores
Pacific Coast Building Products, un proveedor de productos de construcción de California, quiere empezar a utilizar la computación en nube a lo grande, y ha evaluado los servicios de nube de varios proveedores. Pero la compañía ha limitado su uso cloud hasta ahora porque la economía aún no les alcanza, señala su CIO, MikeO'Dell.
Una de las razones es la dificultad de integrar las aplicaciones de software de distintos proveedores en la nube, y el hecho de que el suministro de esta integración por sí sola, eleva el costo de la computación en nube para Pacific Coast.
Por ejemplo, la empresa utiliza Microsoft Exchange para el correo electrónico y la Unity Unified Messaging de Cisco para el correo de voz, y está interesado en el uso de ambas aplicaciones como servicios en la nube. "La integración entre estas aplicaciones en la nube, por lo menos la última vez que vimos, no estaba allí", comenta O'Dell.
Sin la integración, los usuarios no serían capaces de aprovechar algunas de las capacidades que tienen ahora, como la eliminación automática de mensajes de voz en sus teléfonos cuando reciben los mensajes por correo electrónico.
El mismo tipo de problemas de integración existen con otras aplicaciones que son más grandes y más complejos, tales como ERP, agrega O'Dell.
"Por el lado de SAP, poder ponerlo en la nube significa que tenemos que renunciar a las características o gastar mucho dinero en la integración", comenta O'Dell. "Tal vez es solo una cuestión de tecnología inmadura, pero la parte de integración es donde están los costos ocultos. Si no se fija en esto al empezar, puede que al final no esté tan feliz con la economía como pensaba estarlo".
Las pruebas de software
No todas las aplicaciones están listas para la nube, y eso puede resultar en costos adicionales para los usuarios de la nube.
"Nos encontramos con algunos gastos que no esperábamos para probar y depurar la aplicación de un proveedor que no había sido ejecutada antes en una configuración cloud", señala Bill Thirsk, vicepresidente de TI y CIO en el Marist College, en Poughkeepsie, NY.
El colegio estaba moviendo un sistema ERP a gran escala hacia una nube privada, utilizando servidores que aún no habían sido aprobados por el vendedor. Marist usa su nube privada para proporcionar servicios en línea tales como consultas de inscripción y facturación y pagos para estudiantes, profesores y organizaciones de investigación.
En total, Thirsk indica, "99%" de las actividades de migración del ERP del colegio salieron muy bien, y en general, ahorramos cientos de miles de dólares mediante una configuración cloud". Pero, explica, "la estabilización del sistema dentro de una nube que ya apoyaba a 900 servidores virtualizados fue todo un reto".
El gasto adicional era para "desenredar el laberinto de lo que las versiones de los sistemas operativos y bases de datos trabajarían", señala Thirsk. "Fue cuestión de cambiar algo de código. Pasó algún tiempo y esfuerzo para averiguar exactamente cuáles eran las líneas que debían ser cambiadas".
Problemas de rendimiento
Algunas aplicaciones aún no pueden ser preparadas para aprovechar al máximo las capacidades de la computación en la nube, y esto en última instancia, puede elevar su precio.
"En nuestro caso, hemos hecho la suposición de que la programación ERP fue lo suficientemente sofisticada como para tomar ventaja de todos los procesadores, la memoria caché, dispositivos de almacenamiento y conexiones de red que ofrece la configuración de la nube", indica Thirsk.
Pero no fue así, y el colegio invirtió una "cantidad considerable" de tiempo de los desarrolladores de aplicaciones y sistemas para revisar el código de software. "Hasta ahora, hemos visto un aumento del 30% en el rendimiento, pero no fue gratis", agrega Thirsk.
Alquiler y servicios públicos
La nube puede presentar a los ejecutivos de TI gastos que normalmente no salen del presupuesto de tecnología. Estos costos inicialmente no pueden ser evidentes a las organizaciones de TI que están acostumbrados a tener sistemas internos alojados.
"Hay, por supuesto, muchos costos asociados con el hospedaje de un sistema interno, pero no todos ellos; como la energía y la renta que se pagan fuera de mi presupuesto de TI", comenta Jonathan Alboum, CIO del departamento de agricultura, alimentos y servicio de nutrición (FNS) de los Estados Unidos. "En la nube, los gastos de infraestructura básica se cuecen en el costo total, por lo que ahora estoy pagando por cosas que antes no salían de mi presupuesto de TI".
FNS ha estado usando un servicio de nube de Amazon.com desde el verano del 2010 para una aplicación compatible con el programa de suplemento nutricional (SNAP) de la agencia, que solía ser conocida como estampillas de comida.
El programa, llamado el SNAP Retailer Locator, proporciona un mapa en línea que ayuda a que las personas encuentren tiendas que acepten tarjetas de débito de SNAP. FNS ha optado por la nube para esta aplicación, ya que permitió un rápido lanzamiento del programa y fue de gran escalabilidad, entre otras razones.
Alboum comenta que él necesita asegurarse de que tiene fondos disponibles para cubrir los costos mensuales de nuevo. "En general, la nube es muy manejable y los resultados de los probables costos generales son más bajos para el gobierno", señala. "Pero es diferente de lo que tradicionalmente hemos vivido".
No es una cuestión de servicio en la nube que cuesta más que si estuviera alojada en casa. "Pienso en esto como un problema de flujo de efectivo", agrega Alboum. "Si yo voy a pagar los gastos mensuales, tengo que tener el presupuesto disponible para cubrir los costos en el momento en que incurra en ellos. En el modelo más tradicional, compraría hardware y servicios asociados de una sola vez, cuando tuviera el presupuesto. El nuevo modelo es probablemente más barato, pero requiere un cambio en las prácticas presupuestarias".
Los pilotos y los costos de instalación
Tenga en cuenta que los programas piloto libres de servicios en la nube pueden convertirse rápidamente en gastos.
"Muchos proveedores ofrecen pilotos gratuitos, con diversos enfoques sobre cuándo estos pilotos se vuelven -automáticamente- en servicios de pago", señala Frank Ridder, vicepresidente de investigación de la firma de investigación Gartner. "Algunos planes piloto son muy cortos".
Antes de emprender cualquier programa piloto, las organizaciones deben negociar todos los términos del contrato y los descuentos mínimos que implica, si el piloto tiene éxito, señala Ridder.
Los costos de nube
Los costes de instalación son otra área a tener en cuenta. "Los clientes a menudo son atraídos por el bajo precio del servicio en curso, y no ven el -a veces- alto costo de transición, el costo de integración, etc", señala Ridder. Para un servicio como el correo electrónico, estos costos pueden ser fácilmente de 10 a 30 dólares por asiento, explica.
Todavía muchas cosas acerca de la nube son relativamente nuevas, y los expertos dicen que las organizaciones que están evaluando los servicios en la nube deben mirar tanto los costos como los beneficios potenciales. En un informe sobre los servicios cloud en abril del 2011, Gartner señaló que los ejecutivos de TI "deben tomar medidas para gestionar los riesgos inherentes y gastos inesperados durante la revolución de servicios en la nube".
El abastecimiento y servicios en la nube son "inmaduros y están llenos de peligros potenciales", señala Ridder. "El cloud computing está conduciendo la discontinuidad que presenta grandes oportunidades y desafíos costosos. Las organizaciones necesitan entender estos cambios y desarrollar estrategias realistas de compras y contratos cloud que puedan reducir el riesgo".
Él dice que el ciclo de vida de los servicios de abastecimiento incluye cuatro elementos principales: estrategia de compras, selección de proveedores, contratación, y gestión y gobernabilidad.
"El ciclo de vida es un área crítica para planificar y gestionar, independientemente de si los recursos TI de las organizaciones vienen a través de recursos internos o externos", finaliza Ridder.
Bob Violino, Computerworld (US)