Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Steve Jobs fallece a los 56 años

[05/10/2011] Steve Jobs, uno de los fundadores de Apple que renunció a la empresa a mediados de los años 80, y volvió una década después para hacer de Apple una de las compañías tecnológicas más exitosas del mundo, ha muerto.
Jobs había estado luchando por su salud en años pasados. En el 2004, se sometió a una cirugía para tratar una forma rara de cáncer pancreático. Volvió a trabajar poco después, pero a inicios del 2009 tomó seis meses de descanso para tratarse de lo que él llamó un desbalance hormonal que hizo que tomara una apariencia pálida y demacrada. Durante ese tiempo se le realizó un trasplante de hígado. A inicios de este año tomó otro descanso indefinido para concentrarse en mi salud, sostuvo, y el 24 de agosto anunció su renuncia al cargo de CEO, mientras que el chief operating officer, Tim Cook, lo reemplazó en el cargo mientras que Jobs fue elegido como presidente del directorio, un puesto que mantuvo hasta su deceso.
Nos encontramos profundamente apenados por anunciar que Steve Jobs ha fallecido el día de hoy, señaló el directorio de Apple el miércoles en una declaración. La brillantez, pasión y energía de Steve fueron las fuentes de innumerables innovaciones que enriquecieron y mejoraron todas nuestras vidas. El mundo es inconmensurablemente mejor gracias a Steve.
Jobs será recordado como un visionario de la computación, pero también como un inconformista –y en ocasiones cascarrabias– que persiguió un camino obstinadamente independiente para Apple que pudo haber hecho que sea frustrante trabajar con él pero que generó productos únicos. Jobs también estuvo a cargo del enormemente exitoso Pixar Animation Studios por casi 20 años, antes de venderlo a Disney en el 2006 por 7,4 mil millones de dólares.
Luego de su retorno a Apple en 1996, trabajando con el diseñador Jonathan Ive, Jobs lanzó una serie de productos que fueron admirados y emulados por su diseño elegante y, algunas veces, osado. Sus coloridas computadoras iMac representaron un quiebre con respecto a dos décadas de PC de color beige. El iPod fue un gran paso adelante en el campo de los reproductores portátiles de música y representó, junto con la tienda iTunes, un cambio en el negocio de la música. Y el iPhone y la iPad con sus pantallas táctiles crearon nuevas categorías de productos.
Andy Grove, el ex presidente y CEO de Intel, ha dicho que Jobs fue el líder más inspirador de Silicon Valley.
Aun así, en muchos sentidos, Jobs fue también un hombre difícil. Él era estricto con las tareas asignadas y un maniático del control cuya tendencia por el secretismo podía sacar de quicio a sus empleados y socios. En el 2000, fue famoso el caso cuando castigó a ATI por filtrar detalles sobre las futuras iMacs. Su rechazo al Flash en el iPhone y su aparentemente arbitraria política sobre la App Store generó críticas que sostenían que la empresa era muy cerrada a insular.
Pero Jobs tenía una enorme habilidad para leer las tendencias futuras en el campo de las computadoras y electrónica de consumo, ayudando a Apple a liderar el mercado con productos de uso casi obligatorio.
Él ayudó a iniciar la revolución de las PC con una de las primeras computadoras personales, la Apple I, la cual presentó con el otro Steve, Steve Wozniak. Las habilidades de Jobs se centraban en el marketing del producto mientras que Wozniak lo hacía en los aspectos técnicos.
Las habilidades empresariales de Jobs se hicieron evidentes desde su juventud. En 1968, él y un amigo crearon la blue box, un dispositivo ilegal que se usaba en los teléfonos para que los usuarios pudieran realizar llamadas de larga distancia. También vendió y reparó equipos de sonido durante sus años en la secundaria.
De joven se interesó en la contracultura. En 1974, Jobs usó los ahorros que consiguió trabajando en Atari para viajar a India, en donde buscó la iluminación espiritual. También salía con la ícono de la música folk Joan Baez, en sus 20s. prefería vestir de manera informal para trabajar y su músico favorito era Bob Dylan.
Wozniak y Jobs se hicieron amigos luego de conocerse en Hewlett-Packard en 1971. En 1976, construyeron la computadora Apple I en el garaje de la casa de los padres de Wozniak luego de conseguir 1.750 dólares, para lo cual Jobs vendió su Combi Volkswagen, y Wozniak su calculadora científica HP.
En 1976, el dúo fundó Apple Computer Co., nombre que se escogió luego de que Jobs trabajara un verano en una huerta en Oregon. La empresa cambió su nombre a Apple Computer Inc. un año después. La segunda PC de Apple, la Apple II, fue un éxito, registrando ventas de 139 millones de dólares de 1977 a 1979.
La presentación de Macintosh en 1984 introdujo la interfase gráfica de usuario a la computación de escritorio personal. La Mac corría un procesador de 32 bits –mientras que otras computadoras usaban procesadores de 16 bits– y tenía una memoria de 128K bytes, expandibles a 192K bytes. Fue un éxito inmediato: se vendieron más de 400 mil computadoras Macintosh en el primer año.
En 1985, Jobs y John Sculley, presidente y CEO de Apple en ese entonces, tuvieron diferencias sobre cómo dirigir la empresa, lo que dio como resultado la salida de Jobs. Él dejó la empresa que había fundado con un valor neto de 150 millones de dólares y comenzó su siguiente empresa, Next Computer, que fue solo moderadamente exitosa pero que plantó las semillas del futuro hardware y software de Apple.
Además de crear Next, Jobs compró la compañía de animaciones Pixar en 1986 por 10 millones de dólares a George Lucas. Desde entonces la firma ha creado cinco de las más exitosas películas de animación en idioma inglés de todos los tiempos: Monsters, Inc. (2001); Finding Nemo (2003); The Incredibles (2004); Up (2009) and Toy Story 3 (2010). Pixar también ha tenido más de 100 premios y nominaciones para películas animadas, comerciales y contribuciones técnicas.
En 1996, Jobs volvió a Apple luego que la empresa compró Next Computer. Fue nombrado como CEO interino en 1997 y pudo revivir a la empresa que tenía problemas financieros. Jobs llevó a Apple al negocio de la música con el iPod en el 2001 y con iTunes Music Store dos años después.
El mismo año que anunció la PowerMac G5, la primera computadora de escritorio de 64 bits, derrotando a Intel, AMD y sus socios fabricantes de PC en el proceso.
En el 2005, en la Worldwide Developer Conference de Apple, Jobs afirmó que la empresa ingresaría al mundo de los procesadores Intel. Un año después lanzó la MacBook Pro y la iMac. Para Agosto, la compañía había transitado plenamente hacia las Mac que usan chips Intel.
En el Macworld a inicios de enero del 2007, Jobs mostró el primer iPhone y Apple TV, y al siguiente mes sostuvo que la empresa ofrecería música sin DRM (digital rights management) en la iTunes Store.
Pero la salud de Jobs cada vez tomaba más preponderancia cuando aparecía en público. Para el 2006 ya se encontraban notoriamente más delgado, y luego de su keynote en el Macworld del 2008, donde los observadores especularon sobre su salud, Apple se vio forzada a reaccionar. La empresa afirmó que Jobs estaba sufriendo de un microbio común y que estaba tomando antibióticos para ello. Jobs y otros afirmaron que sus problemas de salud no eran mortales, y que no involucraban alguna recurrencia del cáncer pancreático.
Ese mismo año, Bloomberg posteó el obituario de Jobs accidentalmente (las agencias de noticias generalmente tienen listos los obituarios de las figuras públicas de edad avanzada o de aquellos que no se encuentran bien de salud). Aunque la nota no tenía fecha ni la causa de la muerte, encendió las especulaciones sobre su salud y generó historias especulativas acerca del futuro de Apple sin Jobs.
En enero del 2009 Jobs, que siempre fue reacio a compartir los detalles de su vida privada, afirmó en una carta que un desequilibrio hormonal le había estado causando su notoria pérdida de peso. Una semana después afirmó que tomaría un descanso médico de seis meses para enfrentar su enfermedad, de la cual decía que había empeorado. Cook, que era entonces COO, se encargó de las operaciones diarias en ausencia de Jobs. Luego se reveló que Jobs había pasado por un trasplante de hígado.
Él volvió al trabajo tal y como estaba programado en junio, aunque la compañía dijo que trabajaría desde casa parte del tiempo. En enero del 2010 apareció en público en San Francisco para anunciar el iPad, y estuvo en público nuevamente en Setiembre para lanzar una nueva versión de Apple TV.
En enero del 2011, Jobs afirmó que tomaría otro descanso médico, aunque en esta ocasión no señaló por cuánto tiempo se alejaría. Pero a pesar de ello, apareció en público en San Francisco para un evento en marzo para presentar la iPad2, y en junio para presentar iCloud y iOS 5 en la Worldwide Developers Conference de la compañía. Para el evento de Junio, Jobs se veía demacrado, aunque habló con entusiasmo acerca de la nueva iPad. Dos meses después, dejó el puesto de CEO, escribiendo a sus empleados: Siempre he dicho que si llegara el día en que no podría cumplir con mis obligaciones y expectativas como CEO de Apple, sería el primero en hacérselos saber. Desafortunadamente, ese día ha llegado.
A Jobs le sobrevive su esposa, Laurene, y cuatro hijos.
Robert McMillan de San Francisco contribuyó con esta nota.
Agam Shah, IDG News Service