Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Administración de dispositivos móviles

Diez lecciones aprendidas a través de Forrester


[10/10/2011] Los CIO modernos y sus departamentos de TI se enfrentan a un nuevo y complejo conjunto de retos de seguridad y manejabilidad de dispositivos móviles, a medida que los empleados llevan sus smartphones y tablets al centro de trabajo, al mismo tiempo que se lanzan dispositivos adicionales en toda la empresa.
Muchos administradores de TI están buscando productos de asistencia en la obtención y manejo de estos dispositivos dispares fuera de MDM (administración de dispositivos móviles), pero con la mayoría de estos servicios aún en desarrollo, vale la pena meterse lentamente en las aguas de MDM -y con precaución.
La firma de investigación en tecnología Forrester Research quiere ayudar, y acaba de publicar un nuevo informe titulado "10 Lecciones aprendidas de los primeros usuarios de soluciones de gestión de dispositivos móviles".
Aquí presentamos un rápido desglose de las lecciones que se ofrecen en el informe, que Forrester extrajo de conversaciones con cuatro ejecutivos de I&O (infraestructura y operaciones) que ya han pasado tiempo con diversos productos MDM.
1) Los distintos empleados requieren diferentes tipos de apoyo móvil de parte de TI
No existe una solución de administración de dispositivos móviles de talla única, según Forrester, y TI debe estar preparado para ofrecer diferentes grados de apoyo. Los empleados individuales y los grupos de empleados necesitan tener acceso a diferentes aplicaciones y sistemas, y por lo mismo, necesitan diferentes tipos de soporte, dependiendo de las funciones de su trabajo, sus plataformas móviles y si sus dispositivos son o no corporativos.
2) TI debe consultar a los usuarios y comprender las necesidades y preferencias del personal
Forrester sugiere encuestar a los empleados que van a utilizar los teléfonos inteligentes y las tablets con regularidad para conocer más sobre sus necesidades y preferencias, y luego determinar los productos que se adapten a las distintas funciones de trabajo. Esto permite que TI adquiera e implemente hardware y software para el personal que más lo necesita con mayor eficacia.
3) Crear una política clara para dispositivos móviles corporativos y los que son propiedad de los empleados
Las organizaciones deben tener políticas claras de uso de dispositivos móviles que se apliquen a todos los dispositivos utilizados, incluidos los de propiedad de la empresa y los dispositivos de propiedad de los empleados, señala Forrester. Comience por establecer claramente los niveles de seguridad y soporte que TI prestará, por lo que es responsable solo de las aplicaciones y los servicios que presta y aprueba TI.
En segundo lugar, es buena idea redactar los documentos oficiales de política y pautas de uso para asegurarse de que los usuarios tienen en claro qué dispositivos son elegibles para utilizar y cómo se espera que los empleen de manera responsable, de acuerdo con Forrester.
4) Conocer las limitaciones de las plataformas móviles, priorizar el soporte a aquellas que más lo necesitan
Los empleados están cansados de usar solo las plataformas móviles oficialmente aprobadas, y cada vez están encontrando más formas de eludir las políticas y controles para que puedan utilizar sus dispositivos propios -a menudo aparatos iOS y Android. En lugar de limitarse a resistirse a estos dispositivos y plataformas, se debe tratar de identificar las debilidades de seguridad y gestión, y por lo menos tratar de encontrar la manera de abordar las deficiencias en la medida de su capacidad, según Forrester.
5) Dígale no a una solución de plataforma única MDM
Aunque muchos vendedores ofrecen productos que ayudan a administrar y proteger los dispositivos como iPhones, iPads y dispositivos Android, la mayoría de los servicios son específicos para una plataforma o solo para algunas plataformas, lo que hace que sea difícil o imposible usar un producto para gestionar todos los dispositivos de diferentes plataformas, señala Forrester. Los proveedores planean añadir soporte para las plataformas menos utilizadas, como Windows Phone 7, pero en este momento debe utilizar una variedad de productos para gestionar sus diversas plataformas móviles.
Como resultado, muchas organizaciones no están viendo el mismo nivel de seguridad y capacidad de gestión para todas las plataformas, como hacían en el pasado, por ejemplo, para los dispositivos BlackBerry.
6) Fomentar que los proveedores de TI ofrezcan tiendas de aplicaciones que se adecuen a la empresa
Pocos o ningún vendedor de MDM ofrece métodos de entrega de aplicaciones o "tiendas" que realmente cumplan con la gestión empresarial y los requisitos de seguridad, al mismo tiempo que ofrecen software para distintos dispositivos y plataformas, agrega Forrester. Este es un gran obstáculo en el camino de la entrega de aplicaciones empresariales verdaderamente robustas para smartphones, tablets y otros dispositivos, y TI debe presionar a sus proveedores para crear tiendas de aplicaciones que satisfagan las necesidades de negocio. Las empresas deben trabajar con los proveedores para obtener y poner a prueba los métodos de entrega de aplicaciones que puedan ofrecer aplicaciones complejas a distintos tipos de dispositivos, de acuerdo con Forrester.
7) Emplear la virtualización para el acceso a las aplicaciones de Windows en dispositivos que no sean Windows
Hasta que los proveedores pueden ofrecer tiendas de aplicaciones más "maduras" que se adapten a una amplia variedad de plataformas móviles, las organizaciones deberían considerar el uso de productos de virtualización para llevar aplicaciones críticas de Windows para dispositivos móviles, indica Forrester. Los proveedores como Apperian, AppCentral, Partnerpedia y Citrix ofrecen estos productos.
8) Dele soporte a los dispositivos propiedad de los empleados, pero establezca directrices estrictas de uso
Los productos MDM ayudan a que TI de soporte a diversas plataformas y dispositivos móviles, pero el apoyo a estos dispositivos implica abordar un conjunto complejo de desafíos de seguridad. TI debe prepararse para el reto mediante el establecimiento de reglas y normas claras sobre qué tipos de dispositivos se pueden utilizar o se podrán soportar -y cuáles no- así como quién pagará por ellos.
9) Asegúrese que los usuarios sepan qué servicios móviles están aprobados
TI debe proporcionar una serie de directrices claras no solo sobre los dispositivos que serán apoyados, sino también acerca de los servicios que están sancionados en los dispositivos de la empresa, indica Forrester. En ese aspecto, es preciso aclarar que no todos los dispositivos y servicios son compatibles. TI también querrá que los empleados con dispositivos móviles firmen una política oficial de dispositivos móviles, que especifique que TI tiene el derecho a eliminar los dispositivos corporativos en cualquier momento, si es necesario.
10) El reembolso de los costos de los servicios empleados por el dispositivo puede servir como incentivo
Forrester agrega que permitir que los usuarios utilicen sus propios dispositivos móviles por motivos de trabajo, puede reducir los costos de administración y soporte a dispositivos móviles. Eso es porque a menudo los usuarios deben ponerse en contacto con proveedores de servicios inalámbricos para obtener ayuda o soporte técnico, en lugar de recurrir al departamento de TI.
También es bueno determinar cómo es que sus empleados están utilizando sus dispositivos para el trabajo, y cuánto soporte de TI es necesario, y luego adaptar el reembolso correspondiente por servicio inalámbrico. Con el tiempo, los empleados podrían ver el pago por su servicio mensual como incentivo para ser más productivos con sus dispositivos móviles, señala Forrester.
Al Sacco, CIO (US)