Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La sociedad conectada de Ericsson

[20/10/2011] Ericsson tiene una visión de lo que será la sociedad para el año 2020. Será una donde la Internet de las cosas primará por sobre las otras formas de red que hemos conocido hasta el momento.
Esta visión fue la que los ejecutivos de la firma sueca compartieron ayer con nosotros en una reunión en la que estuvo presente el propio gerente general del Perú. Ericsson, firma distinta a su hermana Sony-Ericsson, nos recordó también que tiene una muy antigua presencia en el mundo y en el Perú en particular, y que es esa experiencia y su conocimiento de las telecomunicaciones, es la que le permite vislumbrar el futuro de su negocio, y por tanto de la forma en que nos comunicamos.
Tendencias de las telecomunicaciones
El primero de los ejecutivos en dar su exposición fue el gerente general de la compañía, Henry Johansson. Y una de las primeras cosas que resaltó fue la antigüedad de la compañía. Efectivamente, Ericsson es una empresa sueca que fue creada en 1878, y que a lo largo de su historia de 135 años ha tenido logros tan significativos como la invención de la tecnología Bluetooth en 1994.
Su presencia en el Perú data de 1994 y durante algún tiempo funcionó como carrier en el sur del Perú; aunque ese es un rubro que ha abandonado totalmente. Ahora se dedica completamente a ser un proveedor de carriers, a nivel global.
Luego de describir la historia de la empresa, Johansson centró su exposición en las tendencias de la evolución de las telecomunicaciones. El ejecutivo sostuvo que al mundo le temó casi 100 años llegar a los primeros mil millones de líneas fijas, y que además éstas líneas se encuentran siempre asociadas a un lugar.
Sin embargo, gracias a la telefonía móvil -que tiene un poco más de dos décadas de funcionamiento- las líneas telefónicas han llegado a los cinco mil millones en todo el mundo, lo cual constituye una segundo punto de inflexión en el desarrollo de las comunicaciones.
Ahora nos encontramos en un tercer punto de inflexión en el que la tecnología ya no solo se usa para transmitir voz sino cualquier tipo de información. No solo ello, sino que también en esta etapa no solo las personas se encontrarán conectadas sino también las cosas. Cuando se llegue al año 2020 existirán 50 mil millones de dispositivos conectados y comunicándose entre sí, de los cuales unos 300 millones se encontrarán en el Perú.
Johansson también hizo un paralelo entre las tendencias que se pueden apreciar a nivel mundial y aquellas que se identifican en el Perú o a nivel latinoamericano.
La primera de estas tendencias globales es la que señala que las suscripciones a la telefonía móvil a nivel mundial han llegado a los 5,5 mil millones. Mientras en el Perú ya se cuenta con 29 millones de suscripciones móviles, es decir, una penetración de casi 100%, aunque Johansson sostuvo que aún hay suficiente espacio para crecer.
Otra de las tendencias corresponde al crecimiento de la banda ancha móvil. De acuerdo al ejecutivo, a nivel mundial ésta se está masificando y llegaría a los mil millones de suscripciones en el 2011, mientras que para el 2015 se espera unos cuatro mil millones de suscripciones. En el Perú, el nivel de penetración de la banda ancha móvil llega al 1,2% de la población, y se espera que para el 2015 llegue a 3,1%.
A nivel mundial, por otro lado, todo ya está comenzando a conectarse con todo, lo que representa los primeros pasos en la masificación de la Internet de las cosas. Sin embargo, en el Perú aun nos encontramos con que solo entre el 10% a 12% de los teléfonos que se venden son smartphones -con capacidad para navegar por Internet-, pero el ejecutivo sostiene que la reducción en los precios de estos dispositivos impulsará su adopción.
Finalmente, es un hecho que a nivel mundial las soluciones de nube se están convirtiendo en la nueva plataforma de trabajo, incluso para algunas aplicaciones críticas. Mientras, en América Latina, la cloud computing generará un mercado de 200 millones de dólares durante el presente año. Pero al presentar una tasa de crecimiento anual compuesta de 50%, se estima que este mercado alcance los mil millones de dólares para el 2015.
Beneficios de una sociedad conectada
Johansson no estaba solo. Luego de su presentación fue el turno de Eduardo Griffa, customer unit principal de Ericsson, quien más bien se enfocó en los beneficios que implica la sociedad conectada para nosotros.
Para ello se valió de información de carácter académico que sostuviera el punto al que quería llegar. En primer lugar, Griffa señaló que, de acuerdo a la profesora Carlota Pérez de la Universidad de Cambridge, el mundo ha pasado por cinco revoluciones tecnológicas en los últimos 240 años.
La primera de ellas fue la revolución industrial que se produjo en 1771, la cual fue seguida sucesivamente por la revolución del vapor, el carbón, el hierro y los ferrocarriles (1829); por la revolución del acero y la ingeniería pesada (1875); por la del automóvil, el petróleo y la producción en masa (1908); y, finalmente, por la revolución de las tecnologías de la información y comunicaciones, que comenzó en 1971, y es aquella en la que nos encontramos actualmente.
Y dentro de cada una de estas revoluciones se puede identificar dos periodos diferentes en los que se puede identificar a una serie de ganadores iniciales que son los que al instalar las nuevas tecnologías resuelven viejos problemas. Sin embargo, existe otro grupo de ganadores, los nuevos ganadores, que son los que aparecen luego de un punto de quiebre en la revolución en el que ya no se resuelven viejos problemas, sino que se utilizan nuevos paradigmas para generar innovación en toda la sociedad.
De acuerdo a Griffa, la banda ancha se encuentra en el punto de quiebre de nuestra actual revolución.
Y es por ello que dentro de la revolución se puede ver que antes de este punto la tecnología era considerada algo que emergía o que se integraba, pero que de ahora en adelante será algo que se encuentre en todo lugar, dando origen a una sociedad conectada en donde disfrutaremos de una verdadera movilidad y de la Internet de las cosas.
Esta nueva sociedad trae consigo una nueva forma de pensar que se une a los cambios en las empresas y a los cambios tecnológicos. Y es aquí donde entra a tallar un importante actor en estos cambios: la ciudad.
Como señala una cita que mostró Griffa las ciudades nos acercan, lo que permite la rápida difusión de las nuevas ideas. Esto acelera el flujo de nueva tecnología, e incrementa la tasa de formación de nuevas empresas.
Las ciudades son el motor de la humanidad, sostenía otro de los slides que presentó Griffa. Y es que nos encontramos en una era en la que ya la mayor parte de la población del planeta se encuentra, por primera vez en la historia, viviendo en las ciudades y no en los campos.
Es también la era en la que hay más corporaciones y en donde se pueden encontrar más megaciudades. Griffa sostuvo que en la actualidad existen unas 20 ciudades que superan los 10 millones de habitantes. Sao Paulo, Rio de Janeiro y Buenos Aires son las megaciudades de América Latina, y pronto Lima y Bogotá se unirán a este grupo.
Pero por sobre todo, la importancia de la ciudad se expresa en el hecho de que ella alienta la diversidad. Ésta a su vez hace lo propio con la innovación, y ésta con la productividad, para finalmente obtener un mayor crecimiento económico. Toda una cadena de valor.
¿Dónde entran las TI? La conectividad impulsa la creatividad. De hecho, la conectividad se convierte en el activo urbano estratégico que permite que la creatividad de las personas florezca y encuentre nuevas interacciones; que la creatividad corporativa también florezca y encuentre nuevas oportunidades de negocio; y que se encuentren nuevos tipos de soluciones a los viejos problemas.
El aporte que hace Ericsson a este entendimiento de la relación entre tecnología y cambio social es la creación de un índice de ciudades interconectadas. Este índice se basa en el impacto que tienen las inversiones en tecnología en los campos de la sociedad, la economía y el medio ambiente, en las ciudades. Y lo que ha encontrado es que hay una fuerte correlación entre la inversión en tecnología y la mejora en estos campos.
De las 20 ciudades que conforman este índice se puede encontrar que con ellas se ha conformado un gráfico en donde, por un lado se tiene los resultados obtenidos en los tres campos antes mencionados, y por el otro la madurez en el uso de las tecnologías en estas ciudades.
Johannesburgo, por ejemplo, se encuentra en el cuadrante inferior izquierdo del cuadro, es decir, tiene bajos resultados en los tres campos y también una baja maduración tecnológica. La ciudad que se encuentra más arriba a la izquierda (con buenos resultados y gran madurez tecnológica) es Singapur, seguida de cerca de Estocolmo, Seúl y Londres. Nueva York, Tokio y Paris se encuentran un poco por debajo a la izquierda de ellas.
¿Por qué se encuentra Singapur en el primer lugar? Tiene una autoridad especialmente creada para liderar las iniciativas tecnológicas para el desarrollo de la ciudad, y cuenta con un plan maestro para el 2015. Iniciativas que, sin duda, podrían ser imitadas por otras ciudades. Buenos Aires, Sao Paulo y Ciudad de México, se encuentran en los puestos 13, 14 y 16, respectivamente, y son las ciudades de América Latina que ingresaron a este estudio.
Nuestro país
Las exposiciones ofrecieron una amplia información sobre lo que Ericsson considera que es el futuro de las telecomunicaciones, y de lo que ello implica a niveles tan cercanos a la gente como lo son sus propias ciudades. La inversión en tecnología, más la intervención del gobierno local y nacional -indagamos por ello durante la ronda de preguntas- son importantes para que la sociedad pueda ver avances en los tres campos que citamos líneas arriba.
Pero obviamente el Perú tiene sus particularidades. Al conversar personalmente con Johansson le preguntamos por el futuro de la conectividad en el Perú, tomando en cuenta que esta capacidad es uno de los factores del que se habló para el avance hacia la sociedad del futuro, y que, más allá de Lima, no se encuentra muy difundida.
Johansson nos señaló que el Perú tiene la particularidad de tener un territorio de difícil acceso. Pero ahora hay muchos programas, el gobierno ha lanzado su programa de promoción de la banda ancha y hay buenas iniciativas de parte del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, y creo que todo esto es cuestión de tiempo. Por ejemplo, hace poco se conectó a Cuzco con la fibra óptica, entonces hay banda ancha en Cuzco, sostuvo el ejecutivo.
Es un panorama bastante positivo, y de hecho la visión que tiene Ericsson del Perú es también positiva, aunque reconocen que en el Perú nos encontramos recién en las etapas iniciales de las tendencias globales.
En el Perú estamos recién en el comienzo, hay mucho por hacer pero va a haber una evolución rápida. Lo que nosotros pensamos es que la masificación de Internet va a ser a través de los sistemas móviles, sostuvo Johansson. La tecnología ya está, la infraestructura ya está, y vamos a terminar el año con unos 400 mil usuarios conectados a la banda ancha móvil, pero esto es solo el comienzo, finalizó.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú