Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Seis tácticas tecnológicas para mejorar la RSC

Por Alejandro Benavides, vicepresidente de Operaciones Latinoamérica y el Caribe para Epicor Software

[24/10/2011] Muchos equiparan la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) con la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y gases que ocasionan el efecto invernadero, o con otros impactos directos de la operación de la empresa hacia el medio ambiente; pero el concepto de RSC va más allá. 
Cada vez más compañías manejan cadenas globales o internacionales de suministro, por lo que tienen la necesidad de adherirse a una visión más amplia (y compleja) de sustentabilidad y de cumplir con las leyes y normas sociales vigentes en múltiples zonas geográficas. La tecnología, en lugar de ser reactiva, puede convertirse en la mejor herramienta para la acción estratégica. No solo se trata de cumplir con las leyes locales e internacionales actuales, sino de ejercer un liderazgo a través de la innovación en un tema que cada vez influye más en las decisiones de los mercados: la sustentabilidad.
¿Qué tácticas tecnológicas pueden utilizar las compañías para mejorar su Responsabilidad Social Corporativa?
Abastecimiento Estratégico y Adquisiciones. Tradicionalmente han sido vistos como proveedores preferidos aquellos que son mejores en rendimiento, costo total y calidad. En las empresas de vanguardia, el apego a las normas internacionales de sustentabilidad es ahora parte importante del proceso de selección de proveedores. El contar con proveedores altamente productivos y socialmente responsables, contribuye significativamente al cumplimiento de los objetivos de la RSC. 
Los procesos de abastecimiento deben ser adaptados para medir tanto los aspectos cuantitativos de la relación con los proveedores, como también aquellos aspectos de sustentabilidad que hacen la diferencia. La tecnología empresarial debe ahora permitir el manejo de esta información, suministrada comúnmente a través de medios diferentes a lo tradicional (p.e., redes sociales) y generar la visibilidad adecuada sobre el nivel de cumplimiento de los proveedores dentro de la organización.  
Proceso de Mejora Continua. Una forma en la que las compañías de manufactura pueden iniciarse en la sustentabilidad, es implementando programas de mejora continua de sus procesos. Los principios básicos de los procesos de mejora son fortalecer la efectividad y la eficiencia a través de la cadena de suministro en su totalidad utilizando herramientas como la manufactura esbelta, Six Sigma y los principios de Gestión de Calidad Total.
La mejora de procesos no es una solución rápida para la reducción de costos. Es un sistema diferente a la administración tradicional para organizar y desplegar activos de la empresa.
El proceso de mejora continua también identifica todos requerimientos de manufactura y distribución, y alinea las necesidades de producción con las capacidades de producción. Hacer esto asegura que las líneas de producción sean óptimas, mejorando el aprovechamiento de energía y materia prima en el proceso de manufactura. La implementación de principios de mejora continua también puede proveer a las compañías de los recursos necesarios para alinear el embalaje con la producción. Embonar efectivamente los dos procesos resultará en un eficiente uso del material, una reducción de residuos y una mejora de la utilización de la línea y de la maquinaria.
Gestión de Ciclo de Vida de un Producto. Otro obstáculo a superar con una cadena de suministro global es la falta de comunicación entre el diseño y la fabricación. La gestión del ciclode vida de un producto (PLM) es una estrategia de información de la empresa y el negocio que permite a las compañías establecer una red de datos globales para enfrentar estos desafíos. Al proveer un ambiente de manufactura digital con un repositorio centralizado de datos, PLM puede hacer posible la captura de información de todas las etapas de la fabricación y producción. Cuando esto se vincula con iniciativas de abastecimiento y aplicaciones de gestión de proveedores, se otorga a las compañías un medio de identificación y abastecimiento que sigue prácticas sustentables, relaciones de comercio y prácticas de trabajo justas. 
El sistema PLM también puede proveer una nueva perspectiva del uso de los recursos propios de una compañía. Por ejemplo, las capacidades de PLM pueden ser utilizadas para calcular la cantidad de embalaje utilizado por sus productos y ayudar a identificar oportunidades para reducir los envases. Esto no solo mejora el margen reduciendo costos de embalaje, sino que también disminuye la cantidad de producción de residuos cuando el producto se usa y los envases son desechados.
Logística. Las aplicaciones de software de logística son el primer plano de los esfuerzos de la RSC para brindar beneficios -muy tangibles- a las compañías que están utilizando un software para optimizar las rutas de distribución, lo que a su vez reduce costos y también la huella del carbón. La propuesta de valor es tan simple como ir del punto A al punto B; el transporte optimizado y las rutas de distribución significan menos kilómetros recorridos, menos kilómetros recorridos significa menos gasolina utilizada por los camiones y esto deriva en menor emisión de CO2. Un software de logística puede manejar mucho más que solo distancias rápidas de un punto a otro.
Gestión del Desempeño y de Medición. Los tableros de control ambiental son una de las tecnologías que tienen el potencial de ser una de las herramientas de medio ambiente más proactivas disponibles para la gestión a nivel compañías. Todas las organizaciones pueden beneficiarse por el acceso a esta información. Por ejemplo, decisiones hechas por un gerente de línea de negocios podrían afectar el desempeño ambiental de la empresa. Un cambio en la línea o en la expedición del pedido de un cliente tiene impacto de tipo cascada al medio ambiente; los tableros de gestión del desempeño proveen información sobre los efectos potenciales de residuos y emisiones derivadas de decisiones empresariales.
Virtualización. La virtualización permite a las organizaciones reducir el número de servidores físicos que necesitan. La introducción de la tecnología de virtualización puede también conducir a una significativa reducción del consumo de energía, ya que al disminuir la cantidad de servidores encendidos, se demandan menores requerimientos de enfriamiento para disipar el calor que generan.
¡Muévase a su propio paso!
Las organizaciones de grandes a medianas, se mueven hacia programas que los dirijan a una mayor responsabilidad social hacia el medio ambiente, si es que la organización se siente moralmente obligada con lo ambiental o socialmente responsable. Lo cierto es que la cadena completa de suministro es afectada, y los proveedores en todos los niveles van a necesitar cumplir -ya sea por obligación o elección- ser más verdes utilizando las herramientas que tienen disponibles: aprovechando sus datos provenientes de su ERP actual, a través de adquisiciones o aplicaciones de logística o mediante el empleo de la manufactura esbelta y las estrategias de logística de la organización.
CIO, Perú