Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

ARMv8, la arquitectura de 64 bits de ARM

[28/10/2011] ARM ha lanzado su primer procesador con arquitectura de 64 btis, ARMv8, lo que podría permitir un uso de estos chips en servidores y otro equipamiento profesional, así como incrementar la competitividad con Intel y AMD.
ARMv8 añade capacidades de 64 bits, una importante mejora sobre la actual arquitectura ARMv7-A, que es capaz de soportar hasta 40 bits. De esta forma, con ARMv8, el fabricante puede competir más directamente con los procesadores Xeon de 64 bits de Intel.
Sin embargo, la nueva arquitectura tardará un tiempo en aparecer. ARM espera lanzar su primer diseño de procesador ARMv8 el próximo año, por lo que los primeros prototipos podrían retrasarse hasta el 2014, según la propia ARM. Éste es el principio de un largo camino hacia los productos de 64 bits, explica el CTO de ARM, Mike Muller, en ARM TechCon, donde se anunció esta arquitectura. Según el fabricante, esta arquitectura ARMv8 ofrecerá compatibilidad con sistemas anteriores y migración para el actual software. La mayoría de los sistemas operativos para PC y servidores, como Windows o Mac OS, ya son 64 bits, arquitectura con la que los sistemas pueden tener mayores cantidades de almacenamiento y memoria, lo que es especialmente bueno para aplicaciones que consumen muchos datos.
Cabe recordar que ARM licencia las arquitecturas y diseños de procesadores a fabricantes de chips móviles como nVidia, Samsung, Qualcomm y Texas Instruments. Los procesadores ARM son utilizados en la mayoría de los tablets y smartphones de hoy en día, pero la compañía no tiene presencia en el terreno de los PC y servidores, donde domina Intel con sus procesadores x86.
Microsoft también ha adelantado que las aplicaciones de 64 bits son más rápidas que las de 32 bits y que la nueva arquitectura de ARM podría hacer que los futuros chips de ARM puedan ejecutar aplicaciones Windows de 64 bits. Además, Windows 8 trabajará con procesadores ARM y x86.
Siempre se ha considerado que la ausencia de posibilidad de ejecutar los 64 bits era la mayor traba que tenía ARM para su entrada en el negocio de PC y servidores, dado que muchas aplicaciones son 64 bits. Con anterioridad, ARM había asegurado que solo abordaría los 64 bits cuando fuera necesario, alegando que no sacrificaría el consumo de energía para ofrecer más potencia.
Agam Shah y James Niccolai, IDG News Service