Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Virtualización de escritorio: Parallels vs. VMware vs. VirtualBox

[31/10/2011] Las máquinas virtuales son la mejor forma de atender las necesidades de diferentes aplicaciones en un entorno de centro de datos. Ya sea que necesite ejecutar sus aplicaciones en una plataforma específica, o simplemente tenga que cumplir con los requisitos de escala, la virtualización es la solución a muchos de los problemas de los jefes de TI, gracias a la memoria rápida y barata.
Pero ¿qué pasa con el escritorio? Como escritor de tecnología, utilizo la virtualización todo el tiempo, principalmente para revisar nuevas distribuciones de Linux sin ocupar todos los datos y recursos de la máquina. Para los usuarios de todos los días, la virtualización parece ser un lujo innecesario más que cualquier otra cosa. ¿Por qué es necesario ejecutar dos sistemas operativos al mismo tiempo?
Se me ocurren tres buenas razones por las que la virtualización del escritorio es una buena idea.
Seguridad. Una de mis recomendaciones favoritas para todos los usuarios es instalar Linux como su máquina de escritorio principal, y guardar sus datos personales en una unidad externa antes de hacerlo. Si tienen aplicaciones de Windows que simplemente no puede dejar, entonces puede utilizar una aplicación de máquina virtual para instalar Windows, y volver a instalar solo las aplicaciones necesarias. Entonces están fuera, moviendo los datos guardados de nuevo al sistema operativo nativo ya sea de Linux o de la máquina virtual de Windows, según sea necesario. Esto les da la flexibilidad que las aplicaciones necesitan, mientras que les permite conectarse a Internet en una plataforma mucho más segura y estable.
Conveniencia. A veces, es necesario tener la opción de ejecutar múltiples sistemas operativos. Los usuarios de OS X Lion, por ejemplo, fueron desagradablemente sorprendidos al saber que ya no podían correr el software financiero Quicken 2007 en la nueva versión del sistema operativo de Apple, gracias a la decisión de Apple de quitar el soporte para Rosetta, que era la tecnología necesaria para el funcionamiento de las viejas aplicaciones PowerPC. Ejecutar una instancia de Windows en OS X, entonces, es una solución para este problema.
Costo. Si quiere tener dos (o más) máquinas en su casa u oficina, es mucho menos costoso ejecutar una máquina virtual que comprar una nueva. Incluso el costo de comprar un disco duro adicional y la licencia OEM de Windows es menos costosa de lo que gastaría en una máquina totalmente nueva. Sobre todo porque algunos clientes de virtualización están libres de cargo.
En este artículo vamos a explorar tres populares clientes multiplataforma de virtualización y veremos cómo se comparan entre sí para su uso personal.
VMware
VMware es probablemente uno de los nombres más reconocidos en la industria de la tecnología. Muchas personas han oído hablar de ella, aunque no sepan bien qué hace la empresa. VMware es, simplemente, una de las empresas más fuertes de software de virtualización en el mundo, si no la más fuerte. Su oferta de software es ampliamente utilizada en centros de datos y escritorios virtuales de empresas alrededor del mundo.
Es una fuerza que también puede aprovechar, aunque es costosa.
VMware tiene dos ofertas principales de escritorio: VMware Workstation y VMware Player. Pero Workstation tiene más características, como soporte para doble monitor, integración de la interfase Unity, y (más importante) la posibilidad de crear máquinas virtuales. Player hace exactamente lo que su nombre sugiere: reproduce máquinas virtuales, como un reproductor DVR.
Antigua máquina de testeo Fedora 9 bajo Ubuntu 11.04, en una Workstation VMware.
Esto limita a Player para uso personal, si desea instalar un sistema operativo en su propia imagen virtual. Con Player, tendrá que adquirir una máquina virtual que se ha creado previamente. Con el software de código abierto, no es difícil. Sin embargo, "la adquisición" de una imagen de una instancia de Windows u OS X será ilegal en la mayoría de lugares en el planeta, ya que utilizar un sistema operativo sin pagar los derechos de licencia apropiados se considera como un robo.
Por su funcionalidad, me gustaría recomendar VMware Workstation. La he utilizado en máquinas con Windows y Linux, y he notado que es increíblemente fácil de usar. El asistente de instalación es sencillo y bastante intuitivo para que la mayoría de usuarios, con un poco de experiencia técnica en su haber, puedan comprender lo que está pasando. Y, aún para aquellos que no lo hacen, la configuración por defecto es lo suficientemente buena, por lo que se puede ejecutar cualquier sistema operativo reconocido de manera muy eficiente.
La vista de Unity trata de incorporar elementos de la máquina virtual directamente en la interfase del sistema operativo nativo. Así, los iconos y las ventanas de una máquina virtual de Windows parecen funcionar junto a las de un sistema operativo, por ejemplo, Ubuntu. En su mayor parte, esto funcionó durante mis pruebas, pero fue demasiado lento por lo que preferí mantener las máquinas virtuales que había probado dentro de la ventana cliente único de VMware.
Hay dos cosas que me mantienen al margen de una recomendación de Workstation: primero, (como Player) solo está disponible para Linux y Windows. Los usuarios de Mac que quieran crear máquinas virtuales deberán utilizar VMware Fusion, que actualmente se vende por 49,99 dólares.
Y el precio es sin duda la segunda cuestión. A diferencia de Player, que es gratis, VMware Workstation tiene un valor de 199 dólares. Eso significa un gran cambio para un cliente virtual, sin importar cuántas características tenga. Sobre todo cuando hay clientes comparables en el mercado (incluyendo Fusion que es solo para Mac) con etiquetas de precio más pequeñas (o no).
Esto es muy malo, ya que VMware Workstation es un buen cliente virtual con muchas funciones. Si tiene una imagen de máquina virtual ya creada, no dude en tomar y ejecutar VMware Player que es una VM gratuita.
Parallels
Para ser sinceros, no había probado Parallels Desktop antes de esta revisión, ya que estaba más familiarizado con VMware y el otro cliente en esta revisión, VirtualBox. Pero tras haberlo utilizado durante la semana pasada en un entorno de oficina en una máquina de OS X Lion, tengo que decir que me dejó impresionado.
Sus ojos no lo están engañando. IE en una Mac.
 
Parallels Desktop es solo un cliente comercial, lo que significa que, después de la prueba de 14 días, tendrá que pagar por el servicio, no hay una versión "mini" gratuita como VMware Player. A un costo de 79,99 dólares, no duele tanto en la billetera como VMware Workstation, pero sigue siendo algo que llama la atención.
Parallels, la empresa, parece centrada en la versión para Mac del producto de escritorio, aunque también hay versiones Windows y Linux. Pero mientras Desktop para Mac va en la versión 7, Desktop para Windows y Linux va en la versión 4. Curiosamente, el precio de 79,99 dólares se aplica a todas las versiones del software -algo que me pareció interesante porque el escritorio de 7 para Mac parecía estar cargado con mejores características.
La más importante de ellas fue la vista Coherence de Parallels. Como Unity en VMware, integra las ventanas y los menús de la máquina virtual invitada en la máquina de origen. Hace un trabajo muy bueno, también, como descubrí cuando me encontré con Internet Explorer en el escritorio de OS X al lado de Firefox 6.
Parallels es, en mi opinión, el cliente VM más amigable de configurar. Se hace fácil la configuración de nuevas máquinas virtuales, e incluso se puede comprar una licencia de Windows 7 dentro de Parallels para utilizarla directamente en el cliente de escritorio.
Una característica muy interesante es la posibilidad de abrir las máquinas virtuales que fueron creadas por los productos de VMware. Tomé una imagen de prueba de Fedora que tenía por ahí, y después de una conversión muy rápida, la imagen virtual se ejecuta justo donde la dejé hace un año.
Debido a su menor precio y su disponibilidad en todas las tres grandes plataformas, tengo que darle el visto bueno sobre VMware Workstation para Windows y Linux -e incluso lo recomiendo sobre el más costoso Fusion para OS X. La vista de Coherence es muy convincente en la versión para Mac, mucho más que Unity de VMware Fusion. Si tiene una máquina de OS X y desea una apariencia uniforme, le aconsejo que desembolse los ochenta dólares y recoja el sabor de Mac solo para eso. Usuarios de Windows y Linux, manténgase a raya. Ustedes puede hacer mejores cosas, por mucho menos.
VirtualBox
Más por mucho menos se traduce en el cliente final en esta revisión, VirtualBox. Desarrollado por Oracle (adquirida en la compra de Sun Microsystems), se trata de un cliente VM grande para Linux, Windows y OS X.
Lo mejor de todo es que es gratuito.
VirtualBox es, nominalmente, software de código abierto, aunque tiene que descargar la versión de ASE para usar el cliente de código abierto. La versión propietaria es muy diferente, por lo que es en realidad una cuestión de su filosofía personal.
Fedora 16 Alpha corriendo en VirtualBox sobre OS X.
 
La creación de máquinas virtuales con VirtualBox es un tanto menos intuitiva que con VMware o Parallels. No estaba del todo claro en qué punto del proceso se pedía la conexión a una imagen ISO existente para la creación de la nueva máquina virtual. Funcionó bien, pero los usuarios menos avanzados tienen problemas para analizar los pasos al primer intento.
Una característica que me perdí: no hay ninguna herramienta de integración de la interfase de VirtualBox como Unity y Coherence. Todo se ejecuta dentro de una ventana virtual.
Por otro lado, una característica que me gustó fue la posibilidad de crear máquinas virtuales que se podrían utilizar en otros clientes virtuales. Cree una máquina virtual Parallels en VirtualBox, la trasladé a la máquina de prueba de Parallels, y la máquina virtual se abrió sin ningún problema.
Dado su costo, y el hecho de que se trata de una verdadera plataforma cruzada de clientes, en general yo recomendaría VirtualBox para cualquier persona que necesite configurar máquinas virtuales que se levanten y ejecuten rápidamente.
Brian Proffitt, ITworld.com