Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Antonio Ramírez-Gastón, presidente del Comité de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones

Las TIC ya son parte de la SNI

[01/11/2011] Hace menos de tres meses que se estableció dentro de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) el nuevo Comité de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones. Su nacimiento es singular, pues implicó el cambio de los estatutos de la centenaria organización. El primer presidente del Comité, Antonio Ramírez-Gastón, conversó con nosotros sobre la creación de este nuevo miembro de la SIN, así como de sus planes a futuro.
¿Por qué se formó el comité dentro de la SNI?
Si bien es cierto participábamos en algunas instituciones gremiales, las empresas TIC no sentíamos que nuestra identidad estaba siendo representada o vista de acuerdo al peso que tiene en la economía del país o a nivel mundial. Hoy si uno revisa los top 10 de las empresas a nivel mundial cinco son de tecnología. Pero en el Perú no encontrábamos un gremio del que podíamos decir éste es el gremio de las TIC.
Nos encontrábamos, entonces, frente a dos opciones: formar nuestra propia institución o ser parte de otra. Cuando se analizó conformar nuestra propia institución, nos dimos cuenta que tendríamos que organizarnos para determinar cómo llevarlo a cabo; y hace dos años hubo una iniciativa para conformar la Canatic, la Cámara Nacional de las TIC, pero por diversos motivos no prosperó.
Por otro lado, había la opción de ser parte de una institución y decidimos ir por este camino, y bajo el paraguas de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI). ¿Por qué? Porque la SNI agrupa a las principales industrias del país -pensando en su desarrollo- y las considera autónomas en su gremio.
Además, la industria de las TIC va muy de la mano con otras industrias, ya que en ellas siempre hay una presencia nuestra a través de nuestros servicios o nuestro soporte. Por ello, nos sentíamos más cómodos al estar en la misma casa y al lado de las otras industrias a las que podíamos ayudar a ser más competitivas.
Una vez que determinamos este camino, Pedro Olaechea, el presidente de la SNI, nos aceptó como industria, pero la Sociedad tenía que realizar algunos cambios.
La SNI mantenía estatutos en los que la industria TIC no existía, ya que para determinar una industria se basaban en la transformación de la materia en un producto y nosotros nos dedicamos a la transformación de la información. La SNI vio que en la evolución de la economía también hay una evolución de los gremios y realizó los cambios, los cuales tomaron cerca de nueve meses, para hacer las modificaciones respectivas y considerar a la industria de las TIC como parte de la SNI.
¿Cuándo ingresaron a la SNI?
Hace unos dos meses, pero los primeros acercamientos fueron hace casi un año. El proceso de cambio duró unos nueve meses y hace un par de meses el comité está operando oficialmente.
En el proceso se creó una comisión legal para entender cómo realizar los cambios estatutarios. También se conformó una comisión de past presidents para dar la aprobación, ya que muchas de las decisiones que se realizan en la Sociedad se toman de manera consensuada, además de entender por qué era necesaria la modificación. Igualmente, se requirió la aprobación del Consejo Directivo y de la Asamblea General.
¿Quiénes son los miembros y cuántos son?
Actualmente convocamos a cerca de 30 empresas, entre grandes, medianas y pequeñas. Y se pueden encontrar firmas como IBM, Microsoft, HP, Sonda, Synapsis, ebiz Latin América, entre otras. Y a la vez en este gremio tenemos invitados como, por ejemplo, a la Asociación de Contact Centers, a Apesoft, o a la asociación de cabinas. Lo que queremos es ser un gran conciliador de las necesidades de la industria TIC.
El ingreso es aprobado por una Junta que determina si una organización puede ser parte del gremio. Básicamente, la Junta observa si el negocio se encuentra relacionado a lo que hacemos, a nuestra industria; no se basa en el tamaño de la empresa o sus capacidades.
Para participar en el comité se tienen tres categorías: miembros activos, adherentes e invitados. Los activos son los que pueden presidir la Junta Directiva, los adherentes pueden participar en grupos de trabajo y los invitados pueden aportar ideas.
¿Cuáles son las acciones de corto plazo que planea realizar?
Ahora se han conformado cinco grupos de trabajo. Uno dedicado a la educación, otro a infraestructura y convergencia digital, otro al apoyo a las cadenas productivas, otro a las normas legales y regulatorias, y el quinto para ser el nexo de las iniciativas con el Gobierno. Puede haber otros grupos dependiendo de lo que pidan los asociados.
En el grupo de educación básicamente lo que buscamos es mejorar la capacitación de la industria. En el de infraestructura y convergencia digital deseamos ayudar a que se dé la infraestructura adecuada y los canales adecuados para que la tecnología llegue a todos los ciudadanos peruanos, mientras que en el grupo de convergencia digital buscamos que los canales que se puedan crear, puedan consolidarse en una sola tecnología.
En el grupo de cadenas productivas tenemos un proyecto denominado Quipu Valley. Éste busca formar un patronato que reúna al gobierno (local, regional), a las empresas, gremios, instituciones educativas y fondos de inversión para lograr que las cadenas productivas sean más competitivas. El patronato ayudaría a canalizar oferta y demanda, establecer estándares y a ofrecer financiamiento.
En el caso del grupo de normas legales y regulatorias buscamos identificar cómo trabajar junto con el gobierno para que estas normas se encuentren dentro de lo lógico y aplicable, y ayudar en los planes de gobierno.
¿Tienen retos que deseen ya abordar?
Lo que queremos es apoyar el factoring electrónico, porque inyecta liquidez a las empresas. Para esto es necesario que la factura negociable -lanzada por el Ministerio de la Producción- se convierta a formato electrónico, sea reconocida por la Sunat y pueda usarse como factoring electrónico puro.
También piden disminuir la brecha digital, tratar de dar las condiciones para que sea atractivo invertir en tecnología y acercarnos más a los países desarrollados.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú