Llegamos a ustedes gracias a:



En Vitrina

Teclados Bluetooth para Tablets

Motorola, Logitech y Targus

[07/11/2011] La utilización de un teclado inalámbrico junto con cualquier dispositivo Tablet Android puede incrementar notablemente nuestra eficiencia y hacer que seamos mucho más productivos. A continuación, algunas de las opciones que se encuentran en el mercado, destacando sus pros y contras.
Logitech Tablet Keyboard para Android 3.0+
El producto se comercializa con una tapa protectora que sirve de atril para la tablet, lo que favorece la posibilidad de ubicar el dispositivo en diferentes posiciones, ya sea para facilitar la escritura, o bien colocarlo en modo de visión. Sus teclas las encontramos francamente bien ubicadas y espaciadas, con lo que el teclado resulta confortable para desarrollar la escritura y poder escribir con cierta fluidez.
Dado su escaso grosor, la unidad queda prácticamente plana una vez se sitúa sobre la mesa, con lo que nuestras palmas de la mano no se encuentran en el aire mientras pulsamos las teclas. Así podemos adoptar una postura ciertamente saludable. Dispone de cinco filas con teclas numéricas y algunas que responden a funciones determinadas del sistema operativo Android, cuando son utilizadas junto con la tecla Fn.
Entre otros aspectos, permiten abrir el navegador, reproducir música, controlar el volumen, lanzar el calendario, o consultar el gestor de correo de Gmail. Aunque resultan cómodas, es necesario combinarlas con la tecla de Fn, para lo que hubiera sido un acierto que fuese su principal función. Esto no impide que sea nuestra mejor elección de las aquí analizadas.
Motorola Wireless Keyboard 
De entrada, la tablet o teléfono con el que se vaya a utilizar con el teclado de Motorola, debe soportar la tecnología Bluetooth HID. Es un factor necesario, dado que la conectividad en este caso viene dada por el tipo de conectividad inalámbrica empleada. Su diseño es elegante, con esquinas redondeadas pensando en su comodidad para los desplazamientos.
De hecho, sus teclas son ligeramente más grandes que las otras dos opciones planteadas, lo que inevitablemente hace que su tamaño sea ligeramente superior. Dicho esto, la diferencia no es abrumadora, pero puede significar un punto en su contra para todos aquellos usuarios que piensen en una portabilidad extrema. Su teclado cuenta con seis filas de teclas, quedando ubicadas en la parte superior todas las relacionadas con funciones Android.
En esta ocasión, las teclas son dedicadas y permiten controlar la reproducción de música y el volumen, saltar directamente a una serie de aplicaciones básicas como Gmail, el navegador, o la lista de contactos. También hay una tecla que permite regresar a la pantalla de inicio de Android. En este sentido, manejar el sistema operativo resulta muy cómodo, olvidándonos incluso de que contamos con una pantalla táctil para manejar el sistema. El teclado cuenta con algo más de grosor en su parte posterior, lo que permite adoptar una postura más cómoda que si el teclado fuese totalmente plano. No obstante, no tenemos forma de ubicar la tablet en modo atril, como sucede con la opción de Logitech.
Targus Bluetooth Wireless Keyboard 
La solución planteada por Targus resulta ser la más compacta y liviana de las tres analizadas. De hecho, la unidad no ha sido diseñada específicamente para Android, con lo que consecuentemente, no podemos esperar que cuente con teclas de función dedicadas específicamente para manejar el sistema operativo.
El teclado cuenta con seis líneas de teclas. Sus teclas de función están muy orientadas a manejarse junto con la tecla Fn, y responden principalmente a acciones del sistema operativo Windows. Esto no quita que pueda emplearse con una tablet o con una PC, lo que le convierte en una elección multipropósito haciendo que sea tremendamente versátil. No obstante, dentro del escenario Android, su carácter tan genérico lo convierte en una opción con cierta desventaja en comparación con las otras alternativas adaptadas para dispositivos Android.
En lo que respecta a la distribución de las teclas, encontramos otro ligero problema, dado que la tecla de retroceso no se encuentra ubicada en la posición habitual que suele tener en los teclados de equipos de escritorio genéricos. Por alguna razón, la tecla de suprimir se encuentra en su lugar, con lo que hasta que uno se acostumbra, esto provoca que se cometan ciertos errores con la escritura rápida.
El teclado se apoya sobre unas pestañas que lo dotan de cierta inclinación, esa que hace que resulte más cómodo durante largas jornadas de trabajo. Durante la utilización del mismo, nos demostró que las teclas resultan ser algo más ruidosas que las de sus contendientes. Si añadimos que sus teclas no disponen de función Android, podemos destacarlo como una elección válida para entornos con múltiples dispositivos, pero no ideal para acompañar a cualquier tablet Android.
JR Raphael, Computerworld (US)