Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cinco proyectos esenciales de alta tecnología

[08/12/2011] Demasiados proyectos, muy poco tiempo: Ese es el triste lamento de muchos profesionales de TI que constantemente deben equilibrar las necesidades de la empresa con los deseos de los usuarios -al tiempo de mantener una estrecha vigilancia sobre las nuevas tecnologías que vienen de todas las direcciones.
Sin embargo, algunos proyectos menos obvios pueden pagar grandes dividendos en el largo plazo para la empresa, y -lo que es más importante- para su carrera. Una mano firme sobre las riendas de la afluencia masiva de dispositivos móviles en su red será de gran ayuda a la organización -y no pasará desapercibida. Así también podrá descubrir una buena estrategia de medios sociales, liderar un equipo de respuesta ante crisis, o fusionar sus equipos de desarrollo y operaciones para acelerar su capacidad de traer nuevas aplicaciones en línea.
Luego están los tesoros de datos que su empresa ha estado juntando a la espera de ser explotados para mejorar la toma de decisiones.
Si se hace bien, estos cinco proyectos lo convertirán en un héroe para la alta dirección, al tiempo que permitirán que la organización siga adelante:
Proyecto TI Nº 1: Optimice los datos de la empresa
Es difícil resistir a la atracción de los grandes volúmenes de datos. Acumule suficientes puntos de datos, aproveche los arneses informáticos para comprimirlos, y podrá predecir lo que querrán sus clientes de su empresa antes de que ellos mismos lo sepan. Será un héroe, y el negocio tendrá licencia para imprimir dinero. Esa es la promesa, de todos modos.
¿El problema? La mayoría de las organizaciones ya tienen más datos de los que pueden manejar, muchos de ellos definidos de forma inconsistente, y capturados de forma incompatible. Por eso, cuando los tomadores de decisiones aparecen en las reuniones, pasan todo su tiempo discutiendo sobre qué datos son correctos, no sobre lo que les dicen qué hacer, señala Chris Stephenson, co-fundador de Arryve Consulting.
El proyecto que desea poseer es el de simplificar los datos, hacer que tengan sentido, y utilizarlos para impulsar la empresa.
Primer paso: Tome las corrientes contradictorias de datos recogidos por diversos sistemas en su organización, y consolídelas en una sola base de datos antes que los usuarios del negocio pongan sus guantes en ellos, informa Stephenson. Para ello tendrá que trabajar con los usuarios de negocio para identificar los puntos de datos importantes y llegar a definiciones comunes.
"Eso es mucho más fácil decirlo que hacerlo", agrega. "Sin embargo, se asegurará de que una empresa esté administrando una versión de la verdad y permitiendo conversaciones de múltiples departamentos para enfocarse en las decisiones que son originadas por los datos, no en los datos en sí".
Pero incluso los grandes volúmenes de datos no tienen por qué ser tan grandes. Mientras espera que esa iniciativa de inteligencia del negocio -de varios millones de dólares- pague dividendos, puede emplear "tácticas BI" -aislando la información que realmente importa a los líderes empresariales para que puedan tomar decisiones más rápidamente, añade Bill Bridges, director de gestión de la práctica de mejora del rendimiento en MorganFranklin.
"Digamos que la compañía A adquiere a la compañía B", señala Bridges. "El director financiero de la empresa A tiene que mirar los datos financieros consolidados de ambas empresas, y no tiene tiempo para esperar a que TI los ejecute a través de su almacén de datos. Necesita una solución táctica que rápidamente pueda extraer datos de múltiples fuentes en una herramienta como Excel o SharePoint para que su director financiero pueda utilizarlos de inmediato".
La clave es hacerlo de una manera estructurada para que los resultados sean consistentes, no importa qué datos se ingresan ni quién lo hace, señala Bridges.
"Si va a crear una hoja de cálculo donde se mezclan las finanzas de la empresa A y la empresa B, tendrá que definir la arquitectura para que la próxima vez que alguien pregunte por esto, no empiece de nuevo con una hoja de cálculo en blanco que produzca resultados diferentes, y luego crear una tercera hoja de cálculo para conciliar las dos", añade.
Eso quiere decir que el negocio y TI necesitan trabajar juntos para identificar los bits de los datos que conducen los resultados, y determinar la mejor forma de minarlos.
Por lo tanto, si esto es una gran idea, ¿por qué no todo el mundo lo está haciendo? "Debido a que es difícil de hacer", señala Stephenson. "Hay miles de empresas atrapadas en medio de proyectos de BI de seis millones de dólares. La gente tiene miedo de que sea demasiado grande de enfrentar. Sin embargo, nuestra definición de "grande" está cambiando. En 10 años, todos estarán viviendo en el mundo de lo que hoy consideramos Big Data. No hay ninguna razón por la que usted no pueda comenzar con pequeños subconjuntos de datos para validar sus ideas, antes de invertir demasiado tiempo ni dinero en una gran iniciativa".
Proyecto TI Nº 2: Domine sus dispositivos móviles
El consumidor de las TI está aquí para quedarse. La pregunta es, ¿Qué va a hacer usted al respecto?
Tiene dos opciones: Resistirse y decirle adiós a sus ambiciones profesionales, o abrazarlas y ganarse el respeto inquebrantable de los ejecutivos que realmente quieren usar sus dispositivos iPad en el trabajo, incluso si no están del todo seguros para qué.
El proyecto que los profesionales de TI necesitan tener bajo el brazo es el dilema de los dispositivos móviles: Cómo administrar los dispositivos con seguridad, aprovisionarlos de manera eficiente, y hacer felices a sus jefes, sin comprometer la integridad de su red, señala Mike Meikle, director del Hawkthorne Group.
Incluso si usted o su empresa aún no están listos para saltar con ambos pies al ámbito de la administración de dispositivos móviles, al menos debe estar al corriente de todas las opciones disponibles, añade.
"Mucha gente de TI simplemente las rechazará, dirán que no quieren esos dispositivos en su entorno", agrega Meikle. "Eso no va a despegar, sobre todo si está siendo impulsado por los ejecutivos. Si es contactado por la alta dirección para que les informe lo que se necesita para integrar estos dispositivos en la empresa, y le dicen que son demasiado arriesgados o que tiene que esperar un cambio de enfoque, usted no se va a ver bien. Tener conocimiento de las soluciones disponibles hacen que se vea como un profesional en el lado del negocio de la organización".
Si su empresa está pensando en el enfoque de traiga su propio dispositivo o BYOD por sus siglas en inglés, tendrá que encontrar la manera de asegurar las aplicaciones corporativas y los tipos de autenticación que utilizarán los usuarios con el fin de iniciar sesión, añade.
También tendrá que tomar una inmersión profunda en la piscina de las aplicaciones móviles. Si tiene las herramientas de programación para desarrollar aplicaciones móviles que se alineen con los objetivos de su negocio, vaya por ellas. Pero incluso si no lo hace, debe estar familiarizado con las aplicaciones de uso común en la industria de su empresa, y aprovisionar una tienda de aplicaciones aprobadas que sus clientes de negocios puedan seleccionar e instalar con un clic.
Si esto es una gran idea, ¿por qué no todo el mundo lo está haciendo? La transición de una infraestructura existente de dispositivos móviles (por lo general BlackBerry) no es trivial, señala Meikle, especialmente si está planeando soportar múltiples plataformas móviles.
Hasta hace poco, la gestión de los dispositivos iOS requería de un certificado corporativo Apple Developer, que algunas organizaciones -especialmente aquellas del gobierno- se resistían a obtener, debido a sus problemas con los términos y condiciones del contrato de desarrollador de Apple. Meikle señala que Apple hace poco relajó sus políticas para hacer más fácil la administración de dispositivos en la empresa.
Aun así, las soluciones de administración de dispositivos móviles todavía son inmaduras, y hay pocas opciones claras. "Estos dispositivos solo tienen un par de años, y el departamento de TI de las empresas por lo general no apuesta sobre una moneda de diez centavos", señala. "Así que tratar de llegar a la solución correcta puede ser difícil".
Proyecto TI Nº 3: Conviértase en una tienda de devops
Decenas de miles de desarrolladores han adoptado metodologías ágiles de desarrollo -un gran método iterativo que previene que los proyectos de codificación se salgan de carriles, del ámbito, o por encima del presupuesto. Pero cuando los proyectos tienen que pasar del equipo de desarrollo a operaciones para las pruebas de carga y funcionalidad, ya no son tan ágiles.
"Cuando los programadores tienen que hacer una solicitud de recursos del sistema y pasar por todo el proceso de aprobación y aprovisionamiento, los proyectos pueden morir en esas áreas", señala Brian Moloney, socio director de la empresa de diseño y desarrollo Web Landscape.
El proyecto que necesita tener: La construcción de un equipo devops multi-funcional que combine herramientas de programación con visión para los administradores de sistemas, con el fin de que los proyectos fluyan. "Se requiere un conjunto de habilidades combinadas", señala Moloney. "Los programadores necesitan la autoridad para realizar cambios administrativos, y el departamento de operaciones tiene que saber cómo hacer un poco de codificación. De esta manera el equipo de desarrollo no tiene que detener el flujo de lo que está haciendo para desconectar y volver a conectar el proyecto".
Las habilidades interdisciplinarias se vuelven aún más importantes a medida que las organizaciones crean aplicaciones para que se ejecuten en la nube, señala Todd Olson, vicepresidente de productos de Rally Software, una firma de gestión de proyectos y coaching. "El desarrollo de la nube afecta la forma en que está escrito el software", señala. "La coordinación de lo que ocurre con ese binario después de que salga de las manos de desarrollo es aún más difícil. Si está haciendo un despliegue cloud y ágil, los devops se convierte en algo que no puede ignorar".
¿La mejor manera de empezar? "Seleccione una pequeña prueba de concepto del proyecto, arranque a la gente de cada silo, póngalos en un cuarto a todos juntos, y vea el resultado", señala Moloney.
Si esto es una gran idea, ¿por qué no todo el mundo lo está haciendo? Muchas organizaciones todavía no han resuelto el primer problema -conseguir un buen código rápidamente, añade Olson. La política interdepartamental también juega un papel importante, especialmente en las grandes organizaciones. Y el concepto de devops todavía es bastante nuevo, mientras que las divisiones entre los desarrolladores y los administradores no lo son.
"La gente de desarrollo y de operaciones hablan diferentes idiomas", señala Olson. "El papel del encargado de operaciones es reducir el riesgo, por lo que no recibe llamadas de teléfono desesperadas durante fin de semana. El objetivo del equipo de desarrollo es producir la mayor cantidad de cosas buenas y nuevas como sea posible. Ahí hay un conflicto. No se puede comprar una herramienta para que esto ocurra. Se requiere un cambio en la cultura".
Proyecto TI Nº 4: Crear un equipo de respuesta ante las crisis
Cuando la PlayStation Network fue tomada por los piratas en la primavera pasada, derramando unos 77 millones de registros de clientes, el gigante de la electrónica respondió haciendo casi todo mal, señala Christopher Budd, un ex miembro del equipo mundial de comunicación y respuesta ante las crisis de Microsoft.
Después de que la red fuera desconectada el pasado abril, Sony no pudo reconocer o explicar la causa del apagón. Durante una semana, la compañía casi no dio información -lo que permitió que la prensa y la blogosfera llenasen el vacío con la especulación y la desinformación, añade Budd, quien ahora dirige su propia compañía de comunicaciones ante las crisis.
¿La razón? Sony carecía de un proceso eficaz de respuesta ante incidentes en línea de seguridad y privacidad, algo que incluso las organizaciones más pequeñas necesitan implementar. "Cualquier organización que custodia los datos de sus clientes tiene que gastar tiempo pensando qué va a hacer si le pasa algo a los datos", señala. "Además de evitar daños a su reputación, también necesitan protegerse frente a los riesgos legales y regulatorios".
Casi todos los estados tienen leyes que obligan a que las organizaciones notifiquen a los clientes en caso de que ocurra una violación de los datos. Las empresas que cotizan en bolsa también deben preocuparse por el impacto de la seguridad y los incidentes de privacidad en el precio de sus acciones.
La construcción de un equipo de respuesta ante emergencias significa calcular y ajustar recursos en toda la organización -el área legal, comunicaciones y las áreas técnicas. También se requiere un mandato de la alta dirección que faculte al equipo para que pueda hacer lo que hay que hacer, de manera rápida y sin interferencias, añade Budd.
"Usted tiene que salir lo más rápido posible y ser lo más transparente que pueda ser", añade. "Hay que decir lo que ha sucedido, y también lo que no ha sucedido. Debido a que de una u otra manera, la historia va a salir. Tiene que ser quien salga al escenario, tome el micrófono, y se haga cargo de la situación".
Debido a que echó a perder su respuesta inicial, ahora, Sony finalmente hizo algo bien-apagó la red durante un mes y la reconstruyó pieza por pieza, teniendo un gran éxito financiero en el proceso- aunque no obtuvo casi ningún crédito por ello, señala Budd.
Sin embargo, Sony parece haber aprendido su lección, añade. Después de frustrar los intentos de los hackers por acceder a cerca de 100 mil cuentas de PSN a principios de este mes, Sony se adelantó a la crisis presentando informes con rapidez y en forma detallada, con lo que minimizó un mayor daño a su reputación.
Por lo tanto, si esto es una gran idea, ¿por qué no todo el mundo lo está haciendo? La mayoría de las organizaciones se centran en la generación de ingresos, no en las cosas malas que puedan sucederles, señala Budd. La respuesta ante una crisis puede ser costosa, y muchas empresas simplemente carecen de los conocimientos.
"Cuando las personas se meten en problemas, automáticamente muchos empiezan a actuar como si tuvieran cinco años de edad", añade. "Su primera reacción es ocultarlo. Se necesita una cierta cantidad de coraje para salir al escenario delante de un público hostil y decir, 'Esto es lo malo que está pasando ahora". Es más fácil adoptar una mentalidad de búnker.
Proyecto TI Nº 5: Gane el control de los medios sociales
Las iPads, iPhones, Facebook, Twitter, y sus secuaces, están encontrando su camino hacia el lugar de trajo, así TI les de soporte oficial o no. Las organizaciones que no están conduciendo el bus de los medios sociales, probablemente terminen con huellas de neumáticos en la espalda -y, peor aún, con un problema de seguridad real en sus manos.
"Si no proporciona los medios para que los usuarios de negocio accedan a los medios sociales, lo harán a sus espaldas", señala Justin Kwong, director senior de operaciones de TI y de seguridad en 24 Hour Fitness. "Ese es el peor escenario para un profesional de la seguridad, porque en lugar de tener algo de riesgo mitigado, está totalmente expuesto".
El proyecto que quiere manejar es el de traer los medios sociales a la empresa para que beneficien a la organización sin dejarla expuesta a fugas internas, amenazas externas, o situaciones comprometedoras, señala Meikle.
Eso significa ayudar a crear políticas de medios sociales que definan el comportamiento aceptable e inaceptable en ellas, así como el tipo de información que nunca se debe compartir. Pero incluso eso no va a funcionar sin haber obtenido la aceptación de los directivos.
"Las políticas eficaces para el uso de medios sociales deben ser gobernadas y apoyadas por la alta dirección", añade Meikle. "Esto permitirá que los empleados atraigan a los clientes a un nivel mucho más personal. Y que los empleados comprendan las limitaciones que tienen cuando estas políticas y herramientas son soportadas y se comunican con la alta dirección".
Por lo tanto, si esto es una gran idea, ¿por qué no todo el mundo lo está haciendo? Las empresas siguen siendo cautelosas con las redes sociales, añade Meikle, en parte debido a que las soluciones de seguridad de la Web 2.0 todavía son relativamente inmaduras. Las empresas que se encuentran en industrias altamente reguladas, como finanzas y la atención de la salud, enfrentan sanciones severas por fugas accidentales de datos, lo que las hace especialmente cautelosas.
"Los medios sociales han de ser cuidadosamente monitorizados en estos entornos para que la información sensible no sea liberada", señala. "También abre una puerta para que los actores malintencionados puedan recopilar datos sobre las personas clave en la sociedad. Por eso es que es crítico el uso eficaz y bien comunicado de las políticas de medios sociales".
Dan Tynan, InfoWorld (EE.UU.)
Denos su opinión: ¿Qué proyectos de TI cree que son esenciales?