Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

En el 2012 llegará el nuevo Wi-Fi a 1,3 Gbps

[09/12/2011] En el 2012 podremos ver productos Wi-Fi a velocidades de 1,3 Gbps, una vez finalice el desarrollo del estándar IEEE 802.11ac, que además ofrecerá una mayor capacidad de penetración en interiores. En la actualidad 11n consigue velocidades máximas teóricas de 600 Mbps, aunque en entornos reales esa capacidad se limita a alrededor de 150 Mbps.
Según In-Stat, las ventas de productos Wi-Fi 802.11ac crecerán rápidamente tras su lanzamiento, alcanzando un volumen de un millón de routers, clientes y módems suministrados en el 2012, cifra que será de 350 millones en el 2015. Aun así, en ese año seguirá dominando 11n, con un volumen estimado de mil 500 millones de unidades suministradas. De acuerdo con la consultora, aunque 11ac permitirá compartir vídeo con gran facilidad, su adopción podría verse limitada en los entornos domésticos por el menor ancho de banda disponible en los hogares, pero en entornos de oficina ayudaría a conseguir grandes velocidades con menos puntos de acceso.
Se espera que los productos Wi-Fi 802.11ac comiencen a estar disponibles en el mercado en la segunda mitad del 2012, una vez esté operativo el programa de certificación de productos de la Wi-Fi Alliance, que podría estar en marcha antes de que se ratifique el estándar, como sucedió con 11n. Hace unos días Quantenna Communications anunció el primer chip 11ac de la industria, el QAC2300, que, en combinación con tecnología MIMO 4x4, se dirige especialmente a aplicaciones con un consumo intensivo de ancho de banda y de electrónica de consumo. Broadcom también se ha comprometido ya a lanzar chips basados en el nuevo estándar.
11ac podría ser una buena alternativa a Wireless HDMI y WiGig. Aunque más rápido, Wireless HDMI resulta demasiado caro en despliegues masivos, y, si bien WiGig ofrece velocidades de hasta 6Gbps, opera a distancias más cortas que Wi-Fi, por lo que probablemente acabe siendo utilizado como complemento de 11ac.
Como 802.11n, 11ac funcionará en la banda de 5 GHz y utilizará múltiples antenas para crear más de un flujo de tráfico, si bien un solo flujo de 11ac será tan rápido como tres de 11n. Un modo en que los desarrolladores del nuevo Wi-Fi conseguirán aumentar la velocidad tres veces o más consiste en usar bandas de 80 a 160 MHz frente al máximo de 40 MHz utilizado en 11n. El estándar define cómo mantener la coexistencia cuando múltiples dispositivos utilicen tales bandas.
La mejora de la velocidad y el alcance de 11ac se consigue también gracias a la técnica de procesamiento de señal beam-forming, que dirige la señal Wi-Fi por la mejor ruta hacia su destino. Diversos fabricantes de productos Wi-Fi utilizan beam-forming desde hace algunos años con 11n, aunque ahora será parte integral del estándar 11ac.
Stephen Lawson, IDG News Service