Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel reduce el precio de sus procesadores Sandy Bridge

[23/12/2011] Intel ha anunciado recientemente a sus socios los planes de reducir los precios de las familias de procesadores existentes en el mercado basadas en Sandy Bridge. De esta forma, ciertos modelos Intel Core i3 y Core i5 podrían sufrir una caída de precios que podría oscilar entre el 10 y el 15%, según fuentes cercanas a la compañía.
Desde que Intel anunciase que la siguiente generación de Ivy Bridge está prevista para el mes de abril del 2012, la compañía pretende con esta rebaja volver a estimular la demanda del mercado, la cual ha sufrido ciertos sobresaltos en esta recta final del año, con el principal problema de falta de abastecimiento y disponibilidad de componentes como los discos duros por las inundaciones de fábricas en Indonesia. Algunos fabricantes como Lenovo, Asus y Acer han ya rebajado los modelos de portátiles equipados con Core i5-2430 en torno a 20 dólares, mientras que los equipados con Core i3 estarían en torno a 13 dólares menos.
Y es que Intel ha mantenido una semejanza de precios a lo largo del último año sin cambios significativos. Lo que más interesa actualmente a la gente es sin duda la familia de portátiles Ultrabook, para la que también habrá rebajas. Los de la primera generación, basados en procesadores Core i5, cuyo precio oscila entre los 799 y los 899 dólares, verán a partir del mes de enero una rebaja considerable con el fin de que los fabricantes puedan deshacerse del stock en vistas de la llegada de la segunda generación de CPUs Ivy Bridge.
La familia Ivy Bridge tiene como principal característica la utilización de la nueva tecnología de fabricación de 22 nanómetros, presente en los futuros Core i5-3450 y Core i7-3370, entre otros. La reducción de precios es una acción de Intel con el fin de favorecer una transición natural entre ambas plataformas.
Esta acción también es vista como oportuna por muchos para poder compensar la subida media de precios que han experimentado en las últimas semanas casi todas las configuraciones de ordenadores, tanto equipos de sobremesa como portátiles. Algunos fabricantes han optado por integrar discos duros de inferior capacidad, para que el precio final no se vea alterado. La realidad es que los fabricantes están pensándose mucho en qué equipos instalan los discos duros con los que cuentan, apostando en la mayoría de los casos por los modelos de alta gama que son los que mayor margen les permiten obtener.
CIO, España